La EBA fija 2015 para superar los déficit pendientes de la banca
edición: 2532 , Miércoles, 15 agosto 2018
05/03/2015
Banca 
Supervisión financiera

La EBA fija 2015 para superar los déficit pendientes de la banca

Sin test pero más exigente en el cumplimiento de las ratios de capital y activos líquidos
Juan José González
La Autoridad Bancaria Europea (EBA) parece haber comprendido que la transparencia no tiene por qué estar reñida con la discreción. La decisión tomada recientemente por el organismo supervisor, de no llevar a cabo un nuevo test de estrés como había anunciado -y programado- para el presente ejercicio, va en esa dirección: mantener el nivel de transparencia de las entidades financieras, vigilar que se cumplan los criterios para salvaguardar la solvencia y, finalmente, hacer el trabajo y presentarlo sin ruido, con prudencia y tacto, dentro de un orden. Para ello ha decidido recurrir a la semántica y anunciar el cambio del concepto más severo, de los test de estrés, por otro más liviano y sutil, como es la prueba de esfuerzo.
Es una buena señal que indica que, por esta vez, la sangre no va a llegar al río en el sector bancario, lo que no significa que hayan desaparecido los grandes problemas, porque una cosa es la solvencia y otra la rentabilidad, y esta sólo llega cuando hay negocio, crédito. La EBA ha dado carpetazo a la crisis financiera en su territorio, Europa. En 2015 dice no tener en la agenda de trabajo nada que lleve el nombre de test. No significa que baje la guardia en las labores de supervisión y control, sino que, con los mismos criterios de trabajo y exigencia de aquellos, busca mantener la disciplina del sector a raya.

Lo hará pero con mayor discreción, evitando caer en la bulla del pasado año, cuando toda Europa estaba pendiente del examen y de las notas finales de evaluación. La banca supervisada se jugaba en aquella convocatoria, algo más que solvencia corporativa; estaba en juego su imagen en los mercados. Las cosas han cambiado, parece que para mejor. Ahora se trata de evitar que el sector y sus problemas no figuren en el centro de la diana de la opinión pública ni de las referencias negativas de la crisis. De ahí la necesidad de suavizar las formas y bajar el tono por parte de la EBA.

La autoridad ha decidido aplicar la semántica para llegar al mismo lugar que los test, pero con otro nombre. A partir de ahora se prescinde del término test de estrés en favor de las pruebas de esfuerzo, denominación aplicada a los exámenes de 2013. Ya está trabajando en las nuevas pruebas para 2015 y estos días solicita a los supervisados la misma información con idénticos criterios, fondo y forma que en el pasado, en junio de 2014. Por tanto, no se puede hablar de cambio en la metodología de las pruebas porque se mantienen las mismas prácticas así como la información detallada de balances y carteras que en anteriores ocasiones.

La autoridad bancaria no pudo -o no quiso- despejar las dudas de dos entidades españolas sobre algunos cambios en la valoración de activos inmobiliarios que han variado en el presente ejercicio. Y la respuesta del supervisor europeo fue en forma de recomendación: seguir las pautas de valoración aplicadas en los test de estrés de 2014.

El supervisor europeo, sin embargo, en su intento de transmitir mejoras y de reconocer el esfuerzo de las entidades financieras para sanearse, no esconde algunas debilidades del sector todavía latentes. Hace unos días daba a conocer el avance conseguido por las 40 entidades europeas con presencia internacional, en el capítulo de capital, señalando que, si bien a mediados del pasado ejercicio se detectaba un déficit de capital cercano a los 3.000 millones de euros, en el apartado de los activos líquidos el desfase alcanzaba los 115.000 millones de euros en el grupo de los bancos más grandes. De esta forma, daba a entender que el sector deberá realizar a lo largo del presente ejercicio un esfuerzo complementario para superar los déficit de capital y de activos, aunque será con otra denominación y, por supuesto, con menos bulla. Cambiar todo para que nada cambie.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...