edición: 3007 , Viernes, 10 julio 2020
05/05/2020

Thyssen-Krupp cae un 16% en Bolsa por el efecto de la venta de su división de ascensores

Los fondos de capital Cinven y Advent ofertaron 17.200 millones de euros por la joya de la corona
Carlos Schwartz
Las acciones de Thyssen-Krupp cayeron un 16% en la Bolsa alemana tras difundirse una nota del consejo de administración de la empresa en la que se dice que el efecto de la entrada en la empresa de 17.200 millones de euros por la venta de su división de ascensores será más limitado que el previsto de forma inicial. Tres miembros del consejo, incluyendo la consejera delegada Martina Merz, señalan que “En el medio plazo la pérdida de liquidez provocada por la crisis del Coronavirus muy probablemente suponga que el espacio de maniobra que ofrecía la entrada de dinero por la venta de la división de ascensores, sea mucho menor que lo esperado inicialmente”. La nota está destinada a los 160.000 trabajadores de la empresa que se encuentra en un proceso de reestructuración, con 30.000 empleos suspendidos de forma temporal y previsiones de una reducción de plantilla de otros 6.000. El conglomerado del sector del acero, equipos y materiales, se encuentra “en una situación económica difícil… el Corona está haciendo la situación mucho peor. A la vista de la seriedad de la situación todo debe ser examinado y nada puede ser descartado”, de acuerdo con el texto. La empresa cerró en febrero, antes de que se tuviera una noción clara de la dimensión de la pandemia Covid-19, la venta de la joya de la corona del grupo, la división de ascensores con filiales en varios países del mundo incluida España, a los fondos de capital privado Cinven y Advent en 17.200 millones de euros.
La operación es la venta más cara en muchos años en el sector del capital privado y su precio tiene relación con el incremento sostenido de las valoraciones de los activos previos a la crisis actual por la presión de la abundante liquidez y los bajos tipos de interés en los mercados. La venta se efectuó mediante una subasta prolongada durante la cual pujaron varios grupos desde el verano de 2019 para hacerse con la preciada división de ascensores del grupo alemán. La operación ha quedado ahora aprisionada por la crisis internacional acelerada por la pandemia, y ambos fondos pretender reducir su exposición al riesgo de esta adquisición cuyo precio hoy probablemente sería inferior o la venta no se materializaría. El problema es que la caída en la actividad económica al mismo tiempo le ha quitado recorrido al empleo de los fondos que Thyssen-Krupp tenía previsto por la caída en la liquidez del grupo.

La empresa tiene dos plantas en Mieres y un centro de investigación y desarrollo en Gijón, en el Principado de Asturias, donde emplea a 1.000 trabajadores. La presencia del grupo en España se centra en Thyssenkrupp Elevator que es la división de ascensores, elevadores y cintas transportadoras, que mantenía un ritmo de producción sostenido antes  del despliegue de la pandemia. Sin embargo, las acciones del grupo comenzaron a caer a mediados de febrero junto con los temores al efecto del coronavirus en las economías europeas, con el resultado de que el precio de las acciones en bolsa cayó desde 11 euros hasta 3,55 euros el 19 de marzo, aunque le valor recuperó algunas de sus pérdidas. Al comenzar esta semana las acciones volvieron a caer desde los 6,07 euros hasta los 5,08. 

El índice MDax de la Bolsa alemana, más amplio que el Dax, cayó un 3% y el sector del acero se vio tocado. El distribuidor de aceros Klöckner & Co. cayó un 13% tras anunciar una pérdida neta para el primer trimestre de 21 millones de euros. Thyssenkrupp, con sede en Essen, deberá continuar con su proceso de reestructuración una vez superado el punto crítico de la pandemia sobre la economía alemana, lo cual puede suponer disponer de más activos en el mercado. El grupo ha intentado consolidaciones en el sector de la siderurgia con otras empresas de Europa pero se ha enfrentado a la negativa de la Comisaría de la Competencia de la Unión Europea (UE) que las ha objetado sobre la base de que esas consolidaciones podían ser contrarias a las normas de la libre competencia al combinar industrias altamente tecnificadas provocando desventajas comparativas para otras siderurgias del continente.

Mientras tanto, el mercado se vio azotado por un flujo incesante de acero chino a bajos precios en operaciones de importación que enfrentaron a la producción europea con un acero subsidiado por los bajos costes de la energía y las ayudas financieras del estado chino. Los fondos Cinven y Advent cerraron el precio de adquisición de Thyssenkrupp Elevators a comienzos de febrero y a la luz de las circunstancias desencadenadas posteriormente decidieron alterar el mecanismo habitual de distribución del riesgo. Estos fondos de capital privado suelen cerrar sus transacciones para proceder luego a la venta de participaciones entre otros fondos interesados, como forma de reducir el apalancamiento financiero de la operación que normalmente se garantiza con los activos que se adquieren. 

Para disminuir el riesgo financiero se ceden participaciones a otros interesados a cambio de recursos frescos, que en parte se destinan a amortizar la financiación bancaria y la de otros fondos de inversión que se dedican a dar crédito corporativo. Esta vez los compradores de Thyssenkrupp se han dedicado a ofertar la entrada de nuevos socios antes de cerrar la compra, para asegurarse en la medida de lo posible una mayor distribución del riesgo. Es probable que lo hayan hecho ante el temor de quedarse en solitario con la división de ascensores ante la incertidumbre económica desatada por la pandemia. El grupo empresarial por su parte obtuvo una línea de liquidez de 1.000 millones de euros del banco estatal de desarrollo KfW, pero fuentes de la empresa señalaron que no se usaría esa financiación a menos que la venta se postergara. La venta de la división de ascensores ha recibido de momento la mitad de las autorizaciones administrativas que necesita Thyssenkrupp para cerrarla. 

Tanto Cinven como Advent, afirman que disponen de los recursos necesarios para la adquisición y que la búsqueda de socios no es una condición para terminar la compra. Mientras tanto han obtenido la adhesión de Abu Dhabi Investment Authority, el fondo soberano de Singapur GIC y un grupo del valle del Ruhr, Fundación RAG, que es la fundación encargada a perpetuidad de la descontaminación de la actividad de la principal minería del carbón de Alemania, RAG AG de la cuenca del Ruhr, que por cierto existe y funciona. Pocos socios para lo que se tenía previsto…

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...