edición: 2849 , Martes, 19 noviembre 2019
26/09/2019

Thyssen Krupp cambia el mando y entrega el timón de forma interina a la presidenta Martina Merz

El conglomerado industrial abandonó este mes el índice Dax tras 30 años por un largo deterioro
Carlos Schwartz
El consejo de administración de Thyssen Krupp recomendó la sustitución del consejero delegado de la empresa esta semana tras poco más de un año en el cargo. Guido Kerkhoff, ex director financiero elevado a máximo ejecutivo en julio de 2018, dejará el cargo que será ocupado de forma interina por la presidenta de la sociedad, Martina Merz, a la espera de un nombramiento definitivo según información de la empresa. El conglomerado, que va de la metalmecánica a la siderurgia, incluidos submarinos y ascensores, vio frustrados sus planes de fusionar con Tata Steel sus operaciones en el sector del acero tras el bloqueo de la operación por parte de la Consejería de la Competencia de la Unión Europea (UE) a principios de este año. Una decisión que cuando menos cuestiona la sapiencia de este cuerpo destinado a preservar la competencia en la Europa de los 27 tras, la aun incierta, salida de Reino Unido.
Si se tienen en cuenta las lentas, y a veces equívocas medidas de salvaguarda aplicadas por la UE en materia de acero, a menudo cabe preguntarse si Bruselas realmente quiere un “campo de juego sin desniveles” como les gusta decir a las autoridades de la Comisión Europea (CE).

Kerkhoff intentó reducir la dimensión del conglomerado pero tras el fracaso de su primer iniciativa con Tata también se paralizó un intento de escindir y sacar a bolsa la división de ascensores. Mientras tanto el deterioro de los márgenes de la empresa adelgazaron sin cesar. La empresa lanzó, bajo el mando del ex director financiero, cuatro advertencias sobre sus ingresos lo que llevó a una pérdida de valor de las acciones.

Tras 30 años en el índice Dax de los valores más prestigiosos de la economía alemana la empresa abandonó el núcleo de los laureados para ir a un reducto menos lucido, el Mdax mid-cap, mientras los ejecutivos de la empresa prometían un regreso en el corto plazo. La realidad es que los que abandonan este índice no han vuelto a incorporarse en la historia de la bolsa alemana. La partida se solapó con versiones sobre la posible venta de la lucrativa división de ascensores o en todo caso su salida a bolsa, y porqué no, ambas a la vez. 
Estos planes comenzaron a estudiarse a comienzos de año tras frustrarse la escisión de la empresa con el bloqueo a la fusión de la siderurgia con Tata, pero las decisiones han sido demasiado lentas, quizá porque desprenderse de un activo muy rentable no es una medicina dulce, aunque un acicate serio contra la inacción es el hecho que en los últimos 12 meses las acciones del grupo cayeron a la mitad de su valor en bolsa.

Para los que siguen el Dax las promesas de regreso sonarán a música antigua. El año pasado el emérito Commerzbank abandonó el corro y sus acciones siguen aun esperando un rebote que no llega… ni llegará de momento. No es menos cierto que su reemplazante, Wirecard, no las tiene todas consigo. Es que cuando se habla de la caída de los índices PMI en Alemania parece que se hiciera mención de entelequias abstractas, cuando la realidad es que se trata de la economía real travestida en la opinión de anónimos gestores, pero lo que hay detrás de ellos son empresas que producen bienes y servicios.

A Thyssen Krupp la caída en las ventas y la producción de la industria del automóvil le están haciendo mucho daño. Recordemos de paso que también a la siderurgia española la caída en la producción de automóviles le está afectando lo suyo. La fundación Krupp, que representa a los herederos de la familia fundadora, retiene el 21% de las acciones del grupo, mientras que el fondo de inversión Cevian tiene otro 18%, lo cual representa un firme control del conglomerado. Ambos manifestaron su apoyo a la presidenta Merz para su desempeño interino. La alta ejecutiva, que es ingeniera mecánica por titulación, pasó 17 años en la industria de componentes para el automóvil Robert Bosch, y formó parte del consejo de Volvo durante la reestructuración del fabricante sueco de coches. Antecedentes sólidos para la gestión que le toca.

El anuncio provocó una caída del 1,5% de las acciones en el mercado. Teniendo en cuenta que la salida del Dax no ha sido neutral, la cotización de los valores está en sus horas bajas. Entre otras cosas la salida del índice implicó que un puñado de fondos que se ocupan de rastrear los valores del Dax vendieron sus participaciones en Thyssen y eso se ha sumado al efecto depresor sobre los títulos. 

Lo que salta a la vista es que los compromisos de Kerkhoff de reducir la plantilla en un 4% y reducir a la mitad los costes administrativos de la empresa no se materializaron, mientras una parte significativa del Consejo de la sociedad consideraba que la lentitud no estaba justificada. Es probable que el veto a la fusión con Tata dejara al ejecutivo saliente sin planes claros de actuación, en la medida que deshacerse de la división de ascensores era un paso sometido a tensiones cruzadas dentro de la empresa. Sin contar con que el personal está encuadrado en un sindicato que puede ejercer acción, IG Metall.  La organización no dejó pasar la oportunidad y afirmó que la salida de Kerkhoff, en medio de los rumores sobre la venta de activos, aumentaba el malestar de la plantilla.

El actual director financiero de la empresa, Johannes Dietsch, dijo que la empresa continuaría generando interés entre los inversores pese a su abandono del índice de referencia y que tenían “plena confianza en que podremos seguir financiándonos en el mercado de bonos y en el mercado de crédito”. Una mención poco auspiciosa a decir verdad, vista la incertidumbre creciente que infiltra el mercado corporativo de renta fija. Pero por fortuna para las empresas del sector el Banco Central Europeo (BCE) ha movido una baza importante en favor de la liquidez de un sector industrial crecientemente asediado por la crisis de sus mayores clientes, en particular la industria del automóvil.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...