edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
22/11/2019

Thyssen sufre fuertes pérdidas en los tres primeros trimestres y necesita recursos frescos para reestructurar

Merz advierte que los resultados pueden empeorar y quiere acelerar la venta de la joya de la corona
Carlos Schwartz
El panorama que describió la consejera delegada del conglomerado Thyssenkrupp, Martina Merz, está lejos de ser alentador. Las pérdidas en los primeros nueve meses del año a finales de septiembre alcanzaron a los 304 millones de euros, comparado con 64 millones en igual periodo el año anterior, y la empresa decidió suspender el pago de dividendo. Las acciones del grupo cayeron un 10% en el mercado de valores tras el anuncio.
A principios de noviembre fuentes de grupos interesados en la división de elevadores del grupo, Thyssen Elevators, que tiene tres plantas de producción en España, dijeron haber presentado ofertas. Sin embargo la consejera delegada no mencionó las ofertas, se limitó a decir que la empresa necesitaba acelerar la venta de la división de elevadores, considerada la joya de la corona del grupo. Algunas fuentes señalan la posibilidad de que al final la empresa se desgaje del grupo y se la saque a bolsa. Esas fuentes afirman que lo que está en estudio es cuál es la alternativa más rentable para el conglomerado. La división recibió el año pasado órdenes por 8.000 millones de euros y es la más rentable del grupo.

Pero el sector del acero con una fuerte caída de la demanda y un incremento en el precio de las materias primas, ha generado más pérdidas. Para hacer frente a su reestructuración la empresa debe aumentar el gasto, por ejemplo para las reducciones de plantillas que tiene previstas. En la división de componentes de automóviles la empresa va a despedir 600 trabajadores y va a reducir a la mitad la plantilla de los empleados en la sede central de Essen. El conglomerado, que es fruto de la fusión de los viejos colosos de la cuenca del Ruhr, Thyssen y Krupp, sufre entre otras cosas de su excesiva dimensión aunque el factor determinante de los aprietos por los que atraviesa está anclado en la desaceleración económica. Uno de los analistas consultados señala que “los recortes en la actividad llegan tarde, en un conglomerado en el cual las divisiones rentables han financiado a las que generan pérdidas durante años”. Merz, una de las pocas mujeres en un cargo de máxima responsabilidad en las corporaciones de Alemania, ha participado en el plan de reestructuración de Robert Bosch, empresa de componentes de automóviles, y se espera que actúe de forma más decidida que sus antecesores.

La consejera delegada, que se hizo cargo de la empresa en octubre, ha culpado a su predecesor por la falta de agresividad en la reestructuración del conglomerado. Merz es la tercera consejera delegada en dos años. Reemplazó en octubre a Guido Kerkhoff quien estuvo en el cargo sólo 14 meses. En el capital de la empresa hay fondos activistas como Cevian Capital y Elliot Management que han presionado con fuerza para la venta de activos como forma de financiar la reestructuración de la empresa. Los analistas que siguen de cerca el desarrollo de la crisis afirman que hasta el primer trimestre de 2020 no se tomará una decisión sobre la división de ascensores, es decir si se hace una venta o se la saca a bolsa.

Mientras tanto las decisiones de Kerkhoff, como la conformación de un núcleo en el que se fusionarían actividades con sinergias han pasado a mejor vida de la mano de Merz. Todo parece indicar que esta lo que hará es un desguace de partes con valor de un lado, y una reconversión de las plantas siderúrgicas y las divisiones vinculadas a la industria del automóvil, que son procesos de alto coste. La Fundación Krupp, que mantiene una participación del 21% en el conglomerado y es su mayor accionista, depende de los dividendos del grupo para sostener su actividad. 

La Fundación ha manifestado su deseo de mantener una participación en la división de elevadores. Esto puede limitar la opción de la venta. Entre las ofertas que se asegura que se han presentado está la del grupo industrial finlandés Kone con la empresa de capital riesgo CVC. Esta opción tiene como obstáculo que Kone es un competidor, y esa adquisición va a chocar con los reguladores de la competencia en Europa. Los otros grupos oferentes son el formado por Blackstone, Carlyle y el fondo de pensiones de Canadá del Investment Board y el de Advent International, Cinven y un fondo soberano de Abu Dhabi. Hay otros interesados según fuentes que dicen estar al tanto del proceso de venta, pero ninguno de ellos tiene la certeza de poder cerrar una operación en la medida que la empresa ha dejado abiertas las dos vías.

La división de elevadores de Thyssenkrupp se ha mantenido en la cresta de la ola durante la recuperación económica desde la crisis con una actividad exitosa en el sector de la construcción a escala global. Por añadidura el sector tiene un gran atractivo porque es un negocio que implica ingresos recurrentes por la vía del mantenimiento y servicio de las unidades instaladas que forman parte esencial de esta actividad. La actividad posventa es un importante elemento en la competencia con otros proveedores de este equipamiento. El poderoso sindicato IG Metall ha exigido a la empresa que obtenga garantías de los potenciales compradores sobre la integridad de una plantilla de 5.000 trabajadores a nivel global. 

En Asturias la empresa emplea a 400 trabajadores y sus plantas en el norte de España son calificadas de “muy competitivas” por el comité de empresa. Sin embargo las secciones sindicales de los tres centros de producción en Asturias manifiestan inquietud por la falta de información de la empresa a los trabajadores. Los sindicatos que representan al personal de la empresa han mantenido recientemente una reunión a nivel europeo en la que han discutido acerca de la falta de información sobre los planes de la empresa. Thyssen tiene en Asturias tres plantas entre Gijón y Mieres.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...