edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
18/07/2012

Tito no piensa como Rosell y tiende la mano a Mourinho

Antonio Cubero
Había expectación ante la primera rueda de prensa de Tito Vilanova como entrenador del Fútbol Club Barcelona. Había interés por conocer al sucesor de Pep Guardiola ante su nuevo reto de primer espada al frente de la plantilla azulgrana en lo que se refiere al aspecto puramente futbolístico. Pero, sobre todo, saber su opinión sobre la polémica suscitada por su presidente Sandro Rosell y algunos de sus directivos tras la amnistía concedida por Ángel María Villar al ser reelegido como presidente de la Federación Española, tanto al técnico madridista, José Mourinho, como a él mismo. Y cuando se esperaba a un Tito Vilanova alineado con la política agresiva de su club apareció ante los medios un Tito Vilanova mandando un mensaje conciliador hacia Mourinho con el que aseguró que no mantiene "mala relación" a pesar de lo ocurrido entre ambos en la Supercopa de España de la pasada temporada.

Cuando lo más fácil para Tito hubiera sido nadar a favor de la corriente barcelonista que está totalmente en desacuerdo con el perdón de Villar a Mourinho, el nuevo técnico del Barça quiso zanjar todo lo relacionado con el indulto y el incidente con el entrenador portugués. No lo pudo hacer mejor que con la demostración de sensatez y desprecio a todo lo que significa la palabra rencor. Con el arrepentimiento por el mal ejemplo dado por dos profesionales del fútbol. Unas palabras que no deben caer en saco roto ante los venideros clásicos entre el Madrid y el Barça:  "Me cansa que después de una año todavía hablemos de ello. El castigo que tenfremos ambos es que las imágenes se podrán ver siempre".

Tito Vilanova tiene razón. En el pecado van a llevar la penitencia. No hay mayor castigo para los protagonistas de una de las escenas más esperpéntica que se ha dado en nuestro fútbol (la del dedo de Mouririnho en el ojo de Tito y el posterior pescozón de éste al portugués). Será difícil, por no decir que imposible,  que el triste recordatorio que les va a acompañar a ambos durante sus respectivas carreras en los banquillos. Será difícil, por no decir que imposible, que puedan olvidar tan lamentable acto barriobajero, sobre todo cada vez que se crucen en un terreno de juego. Por eso es digno del mayor elogio que Tito haya querido restañar en su debut como técnico del Barcelona la herida abierta con el Madrid tendiendo su mano conciliadora a Mourinho. Las imágenes, desgraciadamente, serán imborrables.

No se sabe qué pensará en estos momentos Sandro Rosell del ejemplar proceder de su entrenador. El presidente no queda nada bien. Aseguraba unos días antes que no era amigo de Florentino Pérez y que Tito sería quien respondería a Mou, pero extraña que supiera que lo que iba a decir era todo lo contrario a lo que se venía pregonando desde el club de llegar hasta las últimas instancias judiciales en contra del indulto al técnico madridista, Afortunadamente parece que, al menos por ahora, se ha impuesto el buen `seny´ de Tito Vilanova y Rosell ha quedado algo lejos del mensaje de su recién estrenado técnico.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...