edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
02/12/2010
Según un informe del Consejo Consultivo de Privatizaciones

Trenes, puertos y navieras componen la tercera ola de privatizaciones

Planea recaudar otros 80.000 millones con la venta de cotizadas y no cotizadas
Las CC AA pueden quedar al margen de la gestión y del accionariado
Juan José González

Necesidad obliga, parece haber razonado el Gobierno, sumido en un estado de necesidad, presupuestaria, para hacer suyo el proyecto de privatización de hasta el 50% de las participaciones empresariales del Estado que en su día David Vegara dejase aparcado por ‘prescripción’ del Ejecutivo. En Economía hacen cálculos y las cuentas son tentadoras, sobre todo teniendo en cuenta que el historial de privatizaciones del Estado en los últimos 14 años presentaba un balance de 63 empresas privatizadas, por las que el Estado ingresó cerca de 49.800 millones de euros, equivalentes, por tanto, casi al 5% del PIB español. Pero las que hoy se consideran en capilla, en esta tercera ola privatizadora iniciada ayer por el Ejecutivo, pueden suponer en torno al 8% del PIB, unos 80.000 millones de euros. Así que Moncloa decidió en enero seguir adelante con las cuentas y hacer inventario de las participaciones empresariales del Estado.

La vicepresidenta Económica, Elena Salgado, ha sido partidaria, siempre, de la venta ordenada de algunas participaciones significativas del Estado, lo que permitiría hacer la caja suficiente para tapar parte del agujero presupuestario. La primera en la lista era AENA, anunciada ayer, y tras esta sociedad le llega el turno de las cotizadas como Red Eléctrica, donde controla un 20%; EADS con un 5,5%; Enagas con un 5% y otro tanto en Iberia. Según algunos expertos, la venta parcial de estos paquetes estarían valorados en 15.000 millones de euros. Pero no todo son cotizadas, como el naval Grupo Navantia, Hispasat, RTVE o la agencia de comercio exterior P4R, la suministradora de combustible para las centrales nucleares, ENUSA, así como otras de menor dimensión como la Agencia EFE, Cetarsa, MERCASA o HUNOSA.

Los últimos meses han sido especialmente activos en el trabajo de un equipo del Consejo Consultivo de Privatizaciones (CCP, creado en tiempos de Aznar en 1996, de carácter consultivo, independiente y no vinculante- y  Moncloa. En la práctica, se puede afirmar que el grupo de trabajo ha realizado un scanner del músculo empresarial del Estado español. El resultado ha sido satisfactorio, si se tienen en cuenta las decisiones que parecen haber alumbrado el citado grupo mixto CCP-Moncloa, y que se plasmará en el próximo Consejo de Ministros, que aprobará la privatización parcial de AENA y de la gestión del organismo de Lotería Nacional.

David Vegara, ex secretario de Estado de Economía, ya puede estar contento al ver, al fin, que sus propuestas han logrado calar en Moncloa. Él fue quien reclamó en varias ocasiones los dictámenes al CCP para poner en marcha un paquete de privatizaciones que nunca fue bien visto por el Ejecutivo –ni por el partido socialista-. Las cuentas del Estado se mantenían en forma con los ingresos públicos corrientes y el presupuesto no sufría, luego, desde Moncloa decidieron que no era el tiempo. El mismo tiempo con el apoyo de la coyuntura, es el que ha operado el cambio tan radical en la postura del partido y por ende, del Ejecutivo, hacia el papel del sector privado en la economía del país, hasta el punto de haberse convertido en el flotador de salvación o comando de rescate de las cuentas públicas, el déficit y hasta del mismo Gobierno.
 
Economía o la SEPI son los clientes que habitualmente reclaman los informes del CCP, que en pocos meses envía su dictámen. A la CCP se le ha acumulado el trabajo en los últimos meses, y además de las privatizaciones conocidas ayer, cuentan con dictámenes del mismo corte la administración de puertos del Estado, las estaciones de tren y numerosos servicios relacionados con las actividades extrahospitalarias.

José Blanco, ministro de Fomento, se encontró a su llegada al ministerio con un asunto pendiente sobre la mesa al que su antecesora en el cargo, Magdalena Álvarez, no pudo dar salida. Era la reorganización de AENA, sobre la que la CCP ya había informado favorablemente para ser privatizada, un buen argumento, y arma, para utilizar contra el colectivo de controladores aéreos. Así que el informe de la CCP llevaba en hibernación dos años y cuatro meses en el ministerio, y que la semana pasada fue rescatado por Moncloa a toda velocidad para ser anunciado ayer por el presidente del Gobierno.

Ahora esta por ver si aprovechando el impulso privatizador, el Gobierno pondrá en marcha el nuevo modelo aeroportuario anunciado por Blanco en junio de 2009, donde se contemplaba la incorporación de las Comunidades Autónomas a la gestión de los aeropuertos. Aunque previsiblemente, el nuevo diseño para dar entrada al capital privado en esta nueva ola de privatizaciones, deje a las CC AA al margen de la gestión de los aeropuertos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...