edición: 2682 , Viernes, 22 marzo 2019
23/03/2018

Trump pretende aplicar aranceles del 25% a US 60.000 millones en otras importaciones chinas

El temor a que la política comercial de EEUU perjudique a sus propias empresas hace caer la Bolsa
Carlos Schwartz
En una nueva escalada de lo que adquiere de forma creciente el aspecto de una guerra comercial el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó a China de violación de la propiedad intelectual estadounidense durante años. De acuerdo con esta idea desarrollada por Trump en un mensaje al país, el gigante asiático habría adquirido de forma ilegal los conocimientos necesarios para desarrollar productos con los que inunda el mercado de Estados Unidos afectando seriamente a las empresas de su país y creando un déficit comercial de 375.000 millones de dólares en favor de Pekín. “Este es el déficit más grande de cualquier país en la historia de nuestro mundo. Está fuera de control”, señaló Trump quien además afirmó que Pekín tenía que pagar el precio de haber desarrollado tecnologías sustrayendo la propiedad intelectual de los procesos. Para ello anunció el presidente se ha establecido una lista de productos cuya importación representa 60.000 millones de dólares en valor a la que se le aplicará un arancel del 25%. 
El anuncio sobre una lista de productos que se hará pública en dos semanas y serán objeto de la aplicación de este derecho compensatorio desató de inmediato reacciones adversas, en particular por los inversores en bolsa. Para completar el cuadro apenas 24 horas antes la Reserva Federal anunció un incremento de tipos de interés que afectaron a la bolsa sugiriendo que el prolongado mercado alcista está acercándose al final de su ciclo. 

Las nuevas pretensiones anunciadas se suman al arancel del 25% aplicado al acero y el aluminio de importación del que han quedado exentos los productos de la Unión Europea, Argentina, Australia, Brasil y Corea del Sur. Sin embargo el mercado de Europa, el único con un arancel cero en la siderurgia, quedará expuesto a la entrada de los productos que serán desviados del mercado estadounidense con la aplicación de los aranceles.

La plana mayor de Unesid señaló a la Secretaria de Comercio Marisa Poncela la necesidad de que se adopten medidas “rápidas y proporcionadas que ayuden a garantizar la supervivencia de la siderurgia” que genera, en España, un valor añadido de más de 10.000 millones de Euros, y no solo emplea a 60.000 personas sino que con su actividad genera 235.000 empleos en toda la cadena de valor de las industrias de la construcción y metal mecánica. 

Unesid señaló que la principal amenaza para la siderurgia española procede de Turquía, Rusia, Corea del Sur, India y Brasil. Pero la intención anunciada ahora de ampliar los derechos afectará de forma generalizada a las importaciones de China. La bolsa de Nueva York reflejó la preocupación de los inversores con una caída importante de sus índices. El problema central es la posibilidad de que la cadena de represalias acabe afectando el comercio exterior de los productos estadounidenses. El índice Standard & Poors cayó un 2,5% por primera vez desde la fuerte bajada del 8 de febrero, dejando el índice en territorio negativo para este año. Las acciones que más sufrieron fueron las que están expuestas al comercio exterior como Caterpillar y Boeing con una caída del 5% y que son consideradas objetivos en cualquier guerra comercial. 

Las corporaciones de Estados Unidos, los grupos empresariales y los parlamentarios Republicanos no ocultaron su malestar por la forma de actuar del Gobierno que consideran equivocada, aunque no así la acusación acerca de las prácticas chinas sobre la propiedad intelectual. El embajador de China ante Washington, Cui Tiankai, calificó la acusación de robo de propiedad intelectual del Gobierno de “carecer de fundamento por completo”. No queremos una guerra comercial señaló “pero no le tenemos miedo… sin duda devolveremos el golpe y tomaremos represalias. Si la gente pretende jugar fuerte nosotros también lo haremos y veremos quien dura más”.

Los funcionarios del Gobierno afirmaron que afinarán la puntería contra el plan del presidente Xi Jin Ping cuya estrategia es convertirse en la primera línea de abastecimiento internacional de industrias de alta tecnología en 10 productos denominada Made in China 2025. Los sectores incluyen la robótica, la industria aeroespacial, construcción naval, material ferroviario, vehículos eléctricos y productos farmacológicos de biotecnología. 

Por añadidura, a las nuevas tarifas que deberían entrar en vigor en 15 días tras su revisión e implementación Trump ordenó al Tesoro de los Estados Unidos que presente un plan para imponer nuevas restricciones a las inversiones de ese país en sectores similares en el plazo de 60 días. De esta forma se crearía un régimen dual de control de inversiones ya que el nuevo proyecto coexistiría con el Comite de Inversiones Extranjeras que examina las inversiones con el objetivo de detectar aquellas que puedan suponer una amenaza para la seguridad nacional. El Comité se ha hecho crecientemente pesimista respecto de las inversiones chinas en Estados Unidos. 

En una concesión a sus aliados, que quieren una acción concertada en organismos multilaterales, Trump ordenó a los funcionarios de la Secretaría de Comercio que presenten el caso ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra lo que Washington califica de formas sesgadas de licencias en China. Trump ha criticado a menudo a la OMC pero Estados Unidos ha estado recabando el apoyo de Japón y la UE desde el año pasado porque aspira a liderar un movimiento en contra de las prácticas de China sobre la propiedad intelectual. Sus aliados han insistido en que dichas medidas deben ser fruto de un acuerdo en organismos multilaterales.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...