edición: 2451 , Viernes, 20 abril 2018
18/03/2016
LA OREJA DE LARRAZ

Un autor puede acumular indemnizaciones por daños ante una violación de sus derechos de propiedad intelectual

Javier Ardalán
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha respondido al Tribunal Supremo español que es posible acumular una indemnización por daños materiales y otra por daños morales por violación derechos de autor, el perjudicado puede reclamar tanto la indemnización del daño patrimonial como la del daño moral.
Así lo indica una sentencia, de 17 de marzo de 2016, que dictamina que el hecho de que la Directiva 2004/48, relativa al respeto de los derechos de propiedad intelectual, no incluya el daño moral como elemento que las autoridades judiciales han de tener en cuenta cuando fijan la indemnización por daños y perjuicios que ha de abonarse al titular del derecho, no excluye que se tenga en cuenta este tipo de daño.

El Tribunal Supremo presentó al Tribunal de Justicia comunitario una petición de decisión prejudicial que tiene por objeto la interpretación de la Directiva 2004/48, relativa al respeto de los derechos de propiedad intelectual. Concretamente, el Tribunal Supremo desea conocer cuál es el alcance de la indemnización a la que puede tener derecho el perjudicado por una infracción de un derecho de propiedad intelectual y la posible exclusión del daño moral de esta indemnización.

Dice la ponente, la magistrada Maria Berger, que al contemplar la posibilidad de fijar un importe a tanto alzado de la indemnización por daños y perjuicios que se base al menos en los elementos que menciona, la Directiva permite incluir en dicho importe otros elementos, como la indemnización del daño moral.

Lo mismo se deduce de un análisis sistemático de la Directiva. Ésta dispone que la indemnización deba ser adecuada a los daños y perjuicios efectivamente sufridos por el autor como consecuencia de la violación de su derecho de propiedad intelectual.

El Tribunal de Justicia expone que un daño moral –como el menoscabo de la reputación del autor de una obra–, siempre que se haya demostrado, constituye un componente del daño efectivo que éste ha sufrido.
La magistrada señala también, que la aplicación por parte de las autoridades judiciales competentes del método de cálculo a tanto alzado se admite como alternativa única y exclusivamente cuando, por ejemplo, sea difícil determinar el importe del perjuicio realmente sufrido. En esos casos el importe de la indemnización puede calcularse a partir de elementos como los cánones o derechos normalmente adeudados por el uso del derecho de propiedad intelectual, lo que no tiene en cuenta los posibles daños morales.

Además, y por último, una determinación a tanto alzado del importe de la indemnización por daños y perjuicios adeudada que se base únicamente en las licencias hipotéticas sólo cubre el daño material sufrido por el titular del derecho de propiedad intelectual, de modo que, para permitir la reparación íntegra, el titular debe poder solicitar además la indemnización del daño moral que haya sufrido.

El Tribunal Supremo albergaba dudas respecto de la interpretación que ha de darse a la ley española, destinada a transponer en Derecho español la Directiva 2004/48, relativa al respeto de los derechos de propiedad intelectual.

Por ello, preguntaba al Tribunal de Justicia si la Directiva puede interpretarse en el sentido de que el perjudicado por una violación de su derecho de propiedad intelectual que reclame la indemnización del daño patrimonial, calculada sobre la base del importe de los cánones o derechos que se le adeudarían si el infractor hubiera pedido autorización para utilizar el derecho de propiedad intelectual en cuestión, puede solicitar además la indemnización del daño moral causado.

En este asunto han presentado observaciones España, Alemania, Francia, Polonia y la Comisión Europea. En su sentencia dictada hoy, el Tribunal de Justicia, siguiendo las conclusiones presentadas por el Abogado General Wathelet, declara que la Directiva permite al perjudicado reclamar también la indemnización del daño moral sufrido.

El Juzgado de lo Mercantil nº 6 de Madrid estimó parcialmente el recurso del compositor y condenó a las productoras Mandarina y a Mediaset a abonarle 3.370 euros por el daño material causado por esta infracción y 10.000 euros por el daño moral sufrido.

La Audiencia Provincial de Madrid, que conoció del recurso de apelación de las productoras contra la sentencia dictada en primera instancia, redujo el importe de la indemnización adeudada en concepto de licencia hipotética a 962,33 euros y anuló en su totalidad la condena de Mandarina y Mediaset a indemnizar el daño moral sufrido por el compositor.

Según la Audiencia Provincial, el criterio de indemnización basado en la licencia hipotética constituye una alternativa a otro criterio, también establecido en la Ley de Propiedad Intelectual española, que permite la indemnización del daño moral, por lo que consideró que no estaba permitido combinar ambos criterios.

En el recurso de casación que interpuso ante el Tribunal Supremo contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, el afectado impugnó la revocación de la indemnización del daño moral y alegaba que esta indemnización es independiente de la elección entre los criterios de indemnización del daño patrimonial establecidos en la Ley de Propiedad Intelectual. Lo que ha verificado ahora el Tribunal Supremo,

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...