edición: 2613 , Martes, 11 diciembre 2018
07/04/2014
Los peligros de la concentración

Un aviso de Bruselas abre las puertas de Catalunyacaixa a una entidad extranjera

Economía y Banco de España se dan cita para hablar de la concentración bancaria
Juan José González

La reforma bancaria está obrando una limpia en el sector en toda regla. "Decreto tras decreto, el Gobierno está consiguiendo reformar, reestructurar, reconvertir y, finalmente, eliminar decenas de entidades que, la verdad, no tenían mucho sentido, pero ahí estaban, haciendo competencia". Un ex director general del Banco de España explica en conversación con ICNr paradojas, efectos perversos y algún problema que tendrá que ser afrontado por el nuevo presidente de la Asociación Española de Banca. Porque la reforma financiera parece haber fijado un nuevo orden en el sector bancario español, que previsiblemente no será el último. En esa reforma, los decretos del Gobierno, los célebres `Guindos´, se han llevado por delante una parte de la competencia bancaria y ha señalado a los extranjeros la puerta de salida del mercado español. Pero el exdirectivo del BdE no es pesimista y se muestra convencido que la competencia, "a pesar de contar con menos competidores, será más fuerte". Mientras tanto, Bruselas, que ya advirtió a España de la alta concentración bancaria, puede abrir facilitar la entrada en Catalunyacaixa Banc a un nuevo competidor, extranjero.

Entre reformas legales, cumplimiento de normativa de Bruselas, fusiones, integraciones y cierres de entidades financieras (y falta por resolver el futuro de las cajas rurales) el mercado bancario español se ha quedado a reducido a poco más de una veintena de marcas. Una reforma en toda regla, una limpieza bastante a fondo para tratarse, tan sólo, de tres años de intensa actividad normativa y también corporativa. Pero las autoridades económicas siguen sin cerrar la pequeña brecha de la reestructuración bancaria, que permanece abierta a la espera de que Catalunyacaixa Banc sea adquirida por uno de los grandes, o quizás, por algún jugador externo, movimiento que ahora resultaría una sorpresa, habida cuenta del repliegue de los clásicos Citibank y Barclays, en retirada del mercado español, que se sumarían a las bajas de Crédit Lyonnais, Abbey y Lloyds de los últimos años.

Por tanto, la competencia bancaria se reduce a medida que pasan los trimestres mientras los más grandes siguen acumulando cuota de mercado a la velocidad del rayo. Cinco grupos (Caixabank, Santander, BBVA, Sabadell y Popular) que concentran el 96% del negocio de particulares y de pymes, y que según la citada fuente bancaria "cuentan con la suficiente masa crítica y distribución territorial que les hace más competitivos", a pesar de que la oferta bancaria es más concentrada, pero no más reducida.

La reestructuración ha terminado por convertirse en una reconversión que deja fuera a las cajas y a las entidades con dificultades de solvencia, por su fuerte exposición al negocio inmobiliario. Por tanto, esta es una de las primeras consecuencias de la crisis. Como consecuencia de la crisis es también que los dos grandes bancos, Santander y BBVA, hayan decidido un cambio de estrategia e incrementar su presencia en el mercado nacional para reducir o reordenar su negocio en otros mercados internacionales.

No se trata sólo de movimientos geográficos sino también, en alguna medida, de enfoque de cliente y de productos. En un escenario que descuenta recuperación económica, es razonable pensar que también lo hará el consumo y que, por tanto, la demanda de crédito sea un hecho a medio plazo. Sin embargo, las familias y las empresas tardarán todavía algún tiempo más en recuperar ingresos y que la fase de desendeudamiento de los dos agentes se prolongue algún tiempo más. De ahí que la oferta lanzada la semana pasada por el Banco Santander tarde todavía algunos meses en madurar. Entretanto, el negocio bancario parece querer orientarse a otro segmento de clientes con mayor patrimonio y que seguramente dejaría más beneficio en los bancos. Es la estrategia puesta en marcha por uno de los medianos, Bankinter, y que parece ya comienza a dar sus frutos.

Al margen de estrategias nuevas de focalización de negocio y clientela, los cinco grandes grupos bancarios serán el tema de conversación central de la próxima cita que reúna a responsables del ministerio de Economía, del Banco de España y de la Asociación Española de Banca. La concentración del negocio bancario en España ya recibió alguna crítica del Banco Central Europeo en julio del pasado año cuando el Banco Sabadell se hizo con el Banco Gallego y con el negocio minorista de Lloyds. En esta advertencia del BCE, que no fue desvelada por el Banco de España, podría encontrarse una de las razones por las que Novagalicia Banco fue adjudicado en polémica subasta al inversor venezolano Banesco, frente a las ofertas de Santander y BBVA. En buena lógica y para evitar mayor concentración, Catalunyacaixa Banc tampoco debería integrarse en un grupo nacional. Aunque nunca se sabe. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...