edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
03/01/2017

Un grupo de petroleras independientes de EEUU sobreviven a la táctica letal de la OPEP y se refuerzan

La estrategia de un grupo de empresas del sector ha demostrado su eficacia ante la caída de precios
Carlos Schwartz
La táctica implementada por la OPEP, a instancias de Arabia Saudí, en el otoño de 2014 cuando la abrupta caída de los precios del crudo se basó en no intervenir en el mercado. El objetivo central era perseguir un ajuste de la oferta y la demanda. Pero en el análisis de la organización los excedentes del mercado no eran resultado de la producción de los miembros del cartel, sino de la producción de las petroleras independientes estadounidenses que explotan el petróleo y el gas no convencional. Por lo tanto, el objetivo de no intervenir ante la caída de los precios pretendía que los productores que tenían mayores costes fueran expulsados del mercado. Para sorpresa de muchos este sector de las petroleras estadounidenses, en general empresa pequeñas y medianas, mostraron una capacidad de supervivencia fuera de la común. Es cierto que, de acuerdo con las estadísticas del sector, un total de 110 empresas entraron en crisis, suspendieron pagos y fueron liquidadas.
Pero otras fueron capaces de reducir sus costes de forma drástica, obtuvieron financiación de emergencia y se encuentran ahora en mejores condiciones que cuando se inició la caída de los precios. Dentro de las supervivientes las que mejor han capeado la tormenta son las que apelaron a la emisión de acciones para obtener financiación de emergencia. Buena parte de la colocación de esas acciones se hizo en el peor momento del mercado del petróleo, en febrero de 2015 cuando el barril de crudo tocó mínimos de 26 dólares por barril para el West Texas Intermediate (WTI). Los contratos de futuros del WTI a febrero de este año marcan un precio de 53,64 dólares por barril lo que representa un incremento de más del 100% respecto de febrero de 2015.

En el momento más bajo del mercado del crudo las petroleras independientes colocaron nuevas acciones por importe de 7.400 millones de dólares. En total el sector colocó acciones por valor de 57.000 millones de dólares durante los dos años de caída de los precios del crudo. Las emisiones se vendieron con un fuerte descuento por la presión del mercado. En estas condiciones un grupo significativo de inversores decidió aceptar el reto y asumir el riesgo a la espera de que los precios del crudo se recuperaran antes de que las empresas se vieran arrastradas a la insolvencia.

Por su parte, las empresas rompieron con muchas reglas de oro del mundo financiero en su afán de supervivencia, y entre otras cosas utilizaron los fondos aportados por la emisión de acciones para reducir deuda bancaria lo que formó parte de su estrategia de reducción de costes. El grueso de las empresas arrinconadas por los bajos precios del mercado logró bajar sus costes de producción como para hacer rentable al menos una parte de su producción de crudo y mantener la actividad de exploración y perforación de las reservas de crudo y gas no convencionales.

Mientras tanto, las naciones miembros de la OPEP recibieron de lleno el golpe de la caída de los precios y pese a la resistencia por parte de Arabia Saudita a adoptar una política que acelerara el equilibrio del mercado al ahogo financiero de los países miembro, incluido el del propio promotor, llevaron a un acuerdo de limitación de la producción de crudo mediante cuotas que se pactó entre países miembro y no miembros del cartel petrolero. El rebote de los precios sin embargo va a tardar en restañar las heridas de países como Venezuela, Nigeria, Angola o de Riyad y sus aliados, y en algunos casos las consecuencias aun no se han precipitado.

Desde que se inició la recuperación de los precios las acciones de las empresas del sector de la energía se han convertido en la estrella de las bolsas. El 21 de enero de 2016 Repsol tocó su cotización más baja en años con 8,02 euros por acción. Esta semana su cotización comenzó en 13,52 euros y los analistas esperan que la escalada siga. Las acciones del sector de la energía en el índice S&P 500 han subido en 2016 un 23,7%. Las grandes petroleras europeas han sido beneficiadas también por esta mejoría del mercado.

Como es lógico el índice es una media y algunas de las empresas han superado el incremento de los índices y su crecimiento medio está por encima del 30% en 2016. Si se tiene en cuenta que los inversores más audaces entraron en el momento más bajo del mercado las rentabilidades que han obtenido suponen un beneficio extraordinario. En el mercado estadounidense el conjunto de las acciones ofertadas al mercado desde la caída de los precios del crudo acabaron el año con un incremento de valor de 13.000 millones de dólares para alegría de sus inversores.

Las circunstancias han querido que el efecto de las ampliaciones de capital destinadas a obtener financiación puente para las petroleras en lugar de deprimir más el precio de las acciones mejoró su cotización porque alejó el fantasma de su suspensión de pagos y redujo su deuda y las cargas financieras. Pero lo que en el inicio fue una estrategia de supervivencia financiera acabó sirviendo como financiación para las adquisiciones.

Las compras se centraron en la cuenca pérmica del oeste de Texas en la cual las napas de crudo estratificadas permiten la explotación de crudo no convencional a precios más bajos. El ejemplo que le gusta utilizar a los analistas de inversiones del sector petrolero es el de Callon Petroleum Co que tenía un valor de mercado de 333 millones de dólares cuando se precipitó la caída de los precios del crudo. La empresa de Mississippi salió a ofrecer acciones al mercado seis veces y multiplicó por cinco el número de acciones. Pero el resultado ha sido una capitalización de mercado de 3.000 millones de dólares. Antes de finales del 2016 la empresa adquirió suelo para perforar en el oeste de Texas por importe de 656 millones de dólares. El dinero salió una vez más de una emisión de acciones.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...