edición: 2785 , Martes, 20 agosto 2019
09/09/2011

Un informe del PE recomienda a la Comisión contratos hipotecarios de ‘riesgo especial’

Javier Ardalán

Un informe de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Europarlamento, elaborado por el eurodiputado socialista español Antolín Sánchez Presedo recomienda a la Comisión Europea la necesidad de definir una categoría de contratos de ‘riesgo especial’ en el ámbito hipotecario para corregir la excesiva uniformidad  que se da hoy en la regulación del mercado. Este tipo de contratos, afirma, debe definirse y sus riesgos deben ser gestionados mediante medidas adicionales que incluyen advertencias a los consumidores y requisitos prudenciales más estrictos, de manera que quienes asuman riesgos mayores también asuman los posibles costes que de ello se derivan.

Preservando los principios de subsidiariedad y proporcionales, deberían eliminarse las barreras del mercado interior pero sin dejar de considerar la diversidad nacional un activo, señala Sánchez Presedo.

El sobrendeudamiento está todavía en el corazón de la crisis, añade el informe, por lo que fijar las reglas del mercado de crédito será un paso importante para intentar combatirlo. Por ello, la siguiente etapa es la de asegurar que las prácticas irresponsables no perjudiquen a los ahorradores ni a los contribuyentes, y que no causen una nueva situación de crisis.

El análisis se basa en una propuesta de la Comisión Europea que se refiere a las condiciones aplicables a los prestamistas e intermediarios de crédito, a las autoridades competentes y a los requisitos de supervisión, que considera que deben reforzarse de manera coherente con la nueva arquitectura europea de supervisión.

La propuesta contiene también disposiciones sobre información y prácticas preliminares a la celebración del contrato de crédito, tasa anual equivalente, evaluación de solvencia, acceso a bases de datos, asesoramiento y reembolso anticipado. Estas disposiciones, considera que deben reflejar los principios del análisis de la suscripción de hipotecas del Consejo de Estabilidad Financiera (2011) y tener en cuenta la Ley Dond-Frank estadounidense (2010), para favorecer la coherencia global.

La Comisión Europea considera que las hipotecas son a menudo el compromiso financiero más importante y prolongado de una familia. Son fundamentales para el acceso a la propiedad de la vivienda (cerca de un 70 % de casos en la UE) y su importancia económica es de primera magnitud. En 2009, el valor total de los créditos hipotecarios ascendió a 6.126 millones de euros, esto es, el 52 % del PIB de la UE. El mercado creció de 1998 a 2009 en casi todos los Estados miembros, si bien debido a la crisis a partir de 2008 ha comenzado a contraerse.

Los mercados europeos de crédito hipotecario minorista están fragmentados y la actividad transfronteriza es escasa, si bien, según datos del Banco Central Europeo, entre 1997 y 2008 se multiplicó por dos, y la concentración está aumentando. Sin embargo, las diferencias importantes entre Estados miembros no se han traducido en diversidad dentro de cada país. La diversidad de productos permite la inclusión financiera y unos mercados más maduros ofrecen una gama más amplia para satisfacer las preferencias de los consumidores.

Destaca que los niveles de concentración no son homogéneos (los datos muestran una correlación negativa entre la envergadura del mercado y la concentración), pero la concentración se ha incrementado de manera que, como promedio, la cuota de mercado de los cinco mayores prestamistas de cada Estado miembro supera el 75%.

Es importante asegurar que la legislación a nivel europeo añada valor. Debería partirse de la tradición existente y mantener la coherencia con la Directiva sobre crédito al consumo (que algunos Estados miembros han aplicado a las hipotecas, como es el caso de España), reconociendo al mismo tiempo las particularidades debidas a la duración y a la importancia de las hipotecas.

Por ello, propone que reservando los principios de subsidiariedad y proporcionales, deberían eliminarse las barreras del mercado interior pero sin dejar de considerar la diversidad nacional un activo. Deberían conservarse aquellos modelos que funcionan y son el resultado de tradiciones jurídicas y culturales.

No es oportuna una armonización total y en la mayoría de los ámbitos la legislación europea debería limitarse a establecer una base común, dejando a los Estados miembros el margen necesario para añadir medidas nacionales. En algunos casos puede resultar necesario, para garantizar la eficiencia del mercado, un límite máximo, que proporcionaría una armonización «estructurada»

Sánchez Presedo considera que la Comisión debe informar sobre las opciones de atajar el endeudamiento excesivo, incluyendo medidas macroeconómicas relacionadas con la evolución del crédito y sus límites y usos, y medidas para proteger a los ahorradores y afrontar los problemas que plantean las entidades con excesivo apalancamiento, a fin de determinar qué nuevas propuestas legislativas resultan necesarias.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...