edición: 2349 , Miércoles, 22 noviembre 2017
04/05/2016

Un máximo del yen frente al dólar crea nerviosismo aunque se descarta una intervención oficial

El índice del dólar se desliza a un mínimo de 15 meses y los operadores muestran cautela en el mercado
Carlos Schwartz
Las secuelas de la inmovilidad del Banco de Japón que mantuvo sin cambios su política monetaria la semana pasada en su reunión mensual se siguen evidenciando en el mercado de divisas. El yen fijó un máximo para los últimos 18 meses por encima de los 106,4 por dólar regresando a los niveles de octubre de 2014. Mientras, el dólar marcaba en un índice basado en una cesta de una docena de monedas el peor registro de los últimos 15 meses. La conducta de las divisas ha dado un soporte al oro en el nivel de los 1.300 dólares la onza troy. Los operadores reaccionaron vendiendo títulos de las empresas exportadoras en una bolsa de Tokio cerrada de martes a viernes, lo que se ha traducido en el estrés en los contratos de futuros.
Pero por sobre todas las cosas donde hay nervios es en el mercado de divisas por lo errático de las cotizaciones y el temor a tropezar con un cambio de marcha del Banco de Japón. “No habrá intervención del Banco de Japón, la conducta de Haruhiko Kuroda -el Gobernador- lo ha dejado claro la semana pasada. Él y el Gobierno piensan que la moneda puede aguantar aun más movimientos de apreciación... el umbral de intervención serán los 100 yen por dólar”, afirmó una fuente del mercado de divisas consultada por ICNreport. La política de dar liquidez al sistema bancario y bajar los tipos de interés impulsada por el Gobierno de Shinzo Abe desde 2014 se inauguró con esa paridad cambiaria con el objetivo entre otros de reducir el valor del yen frente al dólar.

Hay cierto consenso entre los operadores de que un regreso a los 100 yen por dólar va a desatar la intervención del banco central para reducir el tipo de cambio frente al dólar. Estados Unidos se ha manifestado alerta ante la posibilidad de que el emisor japonés haga un ajuste fino de la paridad cambiaria de su divisa.

El pasado fin de semana Washington colocó al yen en la lista de las divisas cuya política monetaria queda sujeta a observación. El ministerio japonés de Finanzas señaló que la intervención para regular la moneda era consistente con los compromisos ante el G20 y el G7. El ministerio no ocultó su preocupación por los recientes movimientos al alza del yen. La cuestión es que hay un margen de intervención admitido por el Tesoro estadounidense que es de 10 billones de yen al año, lo que representa un 2% del producto interior bruto de Japón.

Pero las nubes en el horizonte pueden hacer que esta sea un cifra poco seria para mover el mercado. De acuerdo con un análisis de JPMorgan las corporaciones japonesas están por la labor de traer a casa 50 billones de yen de beneficios retenidos en el exterior para aprovechar el tipo de cambio favorable además de posiciones cortas de inversores japoneses por valor de otros 20 billones de yen. Estas cifras pueden presionar al alza al yen.

La evidencia histórica demuestra además que durante sus intervenciones en el mercado de divisas Japón gastó bastante más de 10 billones de yen en 2003-2004 y en 2010-2011 sin obtener resultados. Si el yen llega a 100 por dólar y pierde toda la depreciación ganada con la política económica de Abe, denominada “Abenomics”, es probable que el volumen de intervención esta vez sea alto, y que por añadidura el Banco de Japón abra el grifo aun más a la espera de que la moneda caiga todo lo necesario. Japón es anfitrión de la cumbre del G7 a fin de este mes y el ministro de Finanzas no tiene ningún interés en irritar a sus invitados.

Pero mientras que el yen puede soportar una apreciación, políticamente Abe y el Gobernador Kurota no pueden soportar el regreso a la paridad de 2014. Lo que ocurre mientras en el mercado es que los operadores se muestran nerviosos porque creen que el cruce del dólar y el yen puede generar volatilidad en otras monedas y hacerles tropezar en algún frente inesperado. La cotización del oro habla de este riesgo. Con este telón de fondo el DAX alemán caía 1,94%, y el Stoxx 600 para Europa caía el 1,6%. También Madrid caía con fuerza un 2,85%. Los motivos para las bolsas serán diversos y no necesariamente relacionados con el tipo de cambio del yen, pero el contexto de los mercados de acciones contribuye a mantener la tensión entre los operadores de divisas. Nadie espera un ajuste ahora, pero todos lo temen.

En este mercado enrarecido las empresas que captan inversores en las denominadas operaciones de Forex siguen con una intensa campaña de publicidad a la espera de enrolar incautos en un mercado en el que nadie tiene en este momento certidumbre alguna. Precisamente la volatilidad permite augurar que los que entren en ese mercado de la mano de los operadores que carecen de las debidas autorizaciones corren el riesgo de pegarse un golpe tan grande como el dinero que inviertan.

A pesar de que esa advertencia menudea, en particular de la mano de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y de la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO, por sus siglas en inglés) hay más incautos de lo que uno podría suponer. Solo en el mes de abril IOSCO incrementó su lista de alertas sobre empresas sin licencia que ofrecen servicios de inversión en un centenar. Desde luego no todas son de Forex, pero estas abundan. La lista de no autorizadas de la CNMV en lo que va de año ha incorporado 15 nuevas empresas.

Mientras, el otro elemento que puede alterar la cotización yen/dólar es que la Reserva Federal reanude la política de aumentar sus tipos de interés. En noviembre los operadores apostaban a que esa sería la tendencia dominante, pero en un gesto de continencia el proceso se detuvo en diciembre. Si esa conducta de esperar y ver se modifica entonces no hará falta que el Banco de Japón intervenga en el mercado, porque una apreciación del dólar devolverá al yen a donde lo quiere el Gobierno Abe.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...