edición: 2493 , Jueves, 21 junio 2018
11/06/2012

Un `nueve mentiroso´ rescata un punto para España

Antonio Cubero
Vicente del Bosque sorprendió en su alineación sin un nueve puro después de varios días de jugar al despiste con Álvaro Negredo y Fernando Torres y optó por volver a sacarse de la chistera un `nueve mentiroso´ con Cesc Fábregas, que fue precisamente el autor del gol del empate (1-1) ante una valiente Italia que a punto estuvo de sorprender a la actual campeona de Europa y del mundo. Un sufrido y justo empate que satisface más a una selección italianos que comparecía en la Eurocopa cargada de problemas internos que a La Roja que partía en todos los pronósticos como favorita y ahora tendrá que jugarse el pase a la siguiente ronda de cuartos de final como primera ganando, a poder ser con los más goles posibles, a Croacia, que ya suma tres puntos y encabeza el grupo, y República de Irlanda para evitar sobresaltos desagradables con cábalas que lo mismo le pueden clasificar que mandarle a casa.

España tardó todo un tiempo en despegar en el Arena de Gdansk después de una primera parte en la que Iker Cassillas tuvo más protagonismo que Gianluigi Buffon. El recuerdo de la derrota ante Suiza en la cita mundialista de Sudáfrica de hace dos años volvió a aparecer en el horizonte español tras el gol de Di Natale, a quien Cesare Prandelli había dado la responsabilidad de hacer el trabajo que hasta entonces habían ejecutado con poco acierto Balotelli y Casano. Pero el gol, lejos de achicar a los nuestros, fue un revulsivo para que los `jugones´ dirigidos por Andrés Iniesta, declarado mejor jugador del partido, sacaran su mejor versión para rescatar un punto.

Entonces España ya había cambiado su plan inicial. Del Bosque abrió una de las bandas con la entrada de Jesús Navas e inyectó de más velocidad y trepidación al ataque con Fernando Torres. La transformación surtió un efecto positivo que pudo quedar reflejado en el marcador si El Niño del Chelsea hubiera estado acertado en las dos claras ocasiones de gol que tuvo en sus botas: en una Buffon le adivinó la jugada y le abortó su autopase, mientras que en la otra su vaselina se le fue por encima del travesaño italiano. El esperado Torres, eso sí, no escatimó su esfuerzo durante los minutos que estuvo sobre el césped, pero un delantero sin gol pierde muchos enteros y obliga a que más de uno vuelva a acordarse de la capacidad realizadora de David Villa y a pensar que Del Bosque no ha tenido tiempo suficiente para poder ensayar mejor la `tarea del nueve´ al no poder contar hasta última hora con los veintitrés elegidos.

Fue un partido de altura digno del escaparate del mejor fútbol continental que es la Eurocopa entre una selección española envidiada, imitada y temida por su estilo de juego y otra histórica y grande como la italiana que luce en su pecho cuatro estrellas de campeona del mundo, y que ayer sorprendió por su nuevo `look´futbolístico impuesto por Prandelli como un equipo que quiere la posesión de la pelota para disfrutarla con la calidad de los Pirlo, De Rossi, Balotelli y Casano, arte que hace olvidar el horroroso pecado anti futbolístico del `catenaccio´. Una Italia que no rehuyó el ataque, inteligente y que ahora sirve para dar más valor al empate de España. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...