edición: 2783 , Viernes, 16 agosto 2019
01/10/2014
Desgaste político

Un tolerante Parlamento Europeo salvará al candidato Cañete

Las prisas de la Comisión y el rechazo a las refriegas se alían en favor del español
Juan José González

El Gobierno de Rajoy espera recibir hoy miércoles la buena noticia: Miguel Arias Cañete aprueba el examen a la comisaría de Energía y Medioambiente. El veredicto, de compleja elaboración, será emitido por dos comisiones parlamentarias que se encargan de examinar la idoneidad del candidato y de comprobar la documentación enviada por su aval, el Gobierno español. Todo parece indicar que los aliados, los votos y los `elementos´ se unen para la ocasión y para que el español Arias Cañete supere las reticencias de los enemigos (un tercio de los escaños de la Eurocámara) y no encuentre veto alguno por el camino. Por contra, la forzada candidatura del español consigue erosionar las posibilidades futuras de la del ministro de Economía Luis de Guindos en su carrera por ocupar el puesto más relevante hasta el momento para un español: la presidencia del Eurogrupo, el organismo coordinador de los ministros de finanzas europeos. Cuando se afirma que la Comisión es generosa y tolerante en estos asuntos, se tiene en cuenta que Bruselas tiene prisa por terminar con una renovación que ya va para seis meses, y que en caso de dudas sobre un nuevo responsable, confía en que el tiempo ponga en su sitio al nuevo Comisario.

A la espera de la deseada noticia sobre el candidato Cañete, el Gobierno sigue pensando que en esta batalla se ha gastado demasiada pólvora, y que seguramente, necesitará más para la próxima: la del candidato Luis de Guindos a la presidencia del Eurogrupo. El Ejecutivo español comienza a preguntarse si no habrá metido la pata al proponer un controvertido y polémico candidato para ocupar un puesto de relevancia como es una Comisaría en la Unión Europea. Cunde la sensación en Madrid, que el exministro de Agricultura tiene un punto débil muy débil, como es el asunto de las participaciones que mantenía hasta mediados del mes pasado en varias empresas de bunkering, y que el candidato se vio forzado a vender como medida de precaución.

Sin embargo, el movimiento de Cañete no parece haber sido suficiente como para desarmar de argumentos a sus enemigos, por cierto numerosos, ya que suponen un tercio de los votos de la Eurocámara, y que no cejarán en su intento de desestabilizar al candidato cuando deba presentarse hoy miércoles en público. Enemigos que ya conocen algunos antecedentes personales, como el célebre debate con Elena Valenciano y la superioridad de género reivindicada por Cañete. Seguramente, el candidato no caerá en la trampa y se aplicará en no cometer errores que le descarten de la elección. Sería el final de su carrera política y dejaría a su Gobierno en evidencia, en evidente ridículo. Por la vía de las participaciones e intereses económicos en el sector energético, los miembros del Parlamento suelen ser más tolerantes, como lo demuestra la historia en numerosos precedentes, y porque la Cámara es un terreno de juego político donde funcionan las alianzas, los pactos, los intercambios, etcétera.

Arias Cañete será desde hoy, si nada lo remedia, el nuevo Comisario de Energía y Medioambiente de la Unión. Queda descartada la remota posibilidad de un veto, algo que jugaría en contra de la Comisión, pues retrasaría el proceso de renovación, y de Bruselas, empeñada en borrar los fantasmas de las conspiraciones y largas esperas en la toma de decisiones. Por tanto, las prisas por comenzar la andadura de la actual Comisión es uno de esos `elementos´ que ayudan al aprobado de Cañete. Como también `elemento´ se puede llamar a las escasas ganas de enfrentamiento que tienen los distintos grupos ideológicos del Parlamento, en el entendido de que a ninguno de los grandes grupos beneficia una guerra de comisarios.

En las últimas semanas el Gobierno español no ha ocultado su temor por el desgaste sufrido para lograr el aprobado del candidato. Es una labor de lobby, meticulosa, discreta y delicada la que llevan a cabo diputados electos y responsables políticos en busca de apoyos, avales y votos. La investidura de un candidato necesita la mayoría de votos nominales en el pleno a celebrar el próximo día 22. Por tanto, el trabajo para reunir la mayoría conlleva pactos e intercambios de intereses que, seguramente, deberá poner en marcha el próximo año para ampliar el apoyo al candidato De Guindos a la presidencia del Eurogrupo. 

Es probable que el Gobierno español se haya dejado en la batalla por Cañete buena parte de la munición política que contaba, y que esté necesitado de un rearme para no quedar expuesto en la próxima batalla, de ahí que en adelante se vea obligado a hacer concesiones a posibles aliados. Con la misma firmeza que afronta la candidatura de De Guindos, se deberá emplear también en proteger a Cañete, considerado por la mayoría de los grupos políticos (incluidos sus aliados) como el eslabón más frágil de la cadena de la Comisión Europea. Jean-Claude Juncker, su presidente, no permitirá, ni perdonará, el más leve fallo de Cañete.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...