edición: 2306 , Martes, 19 septiembre 2017
23/04/2014
LA OREJA DE LARRAZ

Un total de 86 países, incluido España, se comprometen a cumplir las nuevas directrices de la OCDE para regular el IVA

Javier Ardalán

Un total de 86 Gobiernos, incluido el español, se han dado su visto bueno al Primer Acuerdo Internacional para la aplicación de los estándares transfronterizos de la OCDE en las normativas nacionales de aplicación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), con lo que se pretenden evitar  las turbulencias que la falta de armonización normativa produce y combatir con la mayor eficacia posible el fraude.

Estos estándares normativos se centran en el establecimiento de normas destinadas a garantizar la neutralidad en el comercio transfronterizo y una fiscalidad más coherente en el comercio electrónico (B2B).

En primer lugar se trata de garantizar que el IVA grava el consumo privado y no la actividad empresarial, es decir que no afecta a la producción y no genera desajustes en el comercio transfronterizo. El segundo gran objetivo es que en el caso de transacciones de servicios entre empresas, el gravamen sólo se aplique en el país en que se recibe el servicio.

Los nuevos estándares pretenden impedir las consecuencias de la aplicación del IVA sin coordinación entre países, lo que puede conducir a una doble imposición o a privar a los Estados de una importante fuente de financiación.

El acuerdo se ha formalizado en el Pleno Global de la OCDE, celebrado en Tokio el pasado fin de semana. Se trata de un acuerdo que puede considerarse beneficioso tanto para las empresas que operan en más de un país como para las Administraciones.

Las Directrices establecen una serie de principios para el IVA, como son los referidos al tratamiento de los tipos más comunes de las transacciones internacionales, centrándose en el comercio de servicios y bienes intangibles, con el objetivo de reducir el incertidumbre y los riesgos de doble imposición y de no imposición involuntaria de que el resultado de las inconsistencias en el aplicación del IVA en un contexto transfronterizo.

No tienen por objeto prescripciones detalladas para la legislación nacional. Las jurisdicciones son soberanas en lo que respecta al diseño y la aplicación de sus leyes, sino que más bien, las directrices marcadas buscan identificar objetivos y sugieren medios para alcanzarlos. Su finalidad es la de servir como un punto de referencia. Se trata de  ayudar a los responsables políticos en sus esfuerzos para evaluar y desarrollar el marco jurídico y administrativo, teniendo en cuenta su contexto económico, jurídico, institucional, cultural y las circunstancias y las prácticas sociales.

Algunos de estos principios bogan, porque las empresas en situaciones similares, que llevan a cabo operaciones similares, estén sujetas a niveles similares en los impuestos; las normas del IVA deben enmarcarse de tal manera que ellos no sean la principal influencia en los negocios  decisiones. Con respecto al nivel de impuestos, las empresas extranjeras no deberían estar en desventaja o con ventajas  en comparación con las empresas nacionales en la jurisdicción donde el impuesto puede ser debido o pagado; y para garantizar que las empresas extranjeras no incurran en el IVA irrecuperable, las jurisdicciones pueden elegir entre un gran número de enfoques.

El concepto de neutralidad fiscal en el IVA tiene una serie de dimensiones, incluyendo la ausencia de  discriminación en un entorno fiscal que sea imparcial y que elimine las cargas fiscales indebidas  y los costes de cumplimiento desproporcionados o inapropiados para las empresas.  La neutralidad es uno de los principios  que ayuda a asegurar el cobro de la cantidad adecuada de los ingresos de los gobiernos.

Las presentes directrices se refieren a todos los aspectos de la neutralidad en el contexto internacional.  A pesar de que se basan en los principios básicos que se aplican a las transacciones internas, que no cubren aspectos internos de la neutralidad, como la influencia de la estructura tributaria (por ejemplo, tipos diferentes y exenciones) en las decisiones de los consumidores.

Cuando se considere necesario, los requisitos administrativos específicos para las empresas extranjeras, no deben suponer una carga de cumplimiento desproporcionado o inadecuado para las empresas.

Se deben aplicar las leyes de impuestos de manera justa, confiable y transparente; esbozar y comunicar a los contribuyentes de sus derechos y obligaciones, así como la denuncia a disposición procedimientos y mecanismos de reparación. Facilitar constantemente información de calidad y el tratamiento de las consultas, peticiones y apelaciones de los contribuyentes en
de manera precisa y oportuna.

Este año, el Foro también discutió el impacto sobre la equidad del IVA. Los países suelen aplicar tarifas reducidas para aliviar la carga sobre los hogares más pobres, pero los debates en el Foro llegaron a la conclusión de  que esta es una manera muy costosa de prestación de apoyo a los pobres, sobre todo si se compara con el uso de las transferencias monetarias focalizadas o, lo que es lo mismo, la entrega de recursos monetarios y no monetarios a familias en situación de pobreza o pobreza extrema que tienen hijos menores de edad, con la condición de que estas cumplan con ciertos compromisos asociados al mejoramiento de sus capacidades humanas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...