edición: 2351 , Viernes, 24 noviembre 2017
13/06/2017

Una corrección de los valores tecnológicos se extiende a Europa cuestionando el nivel de las cotizaciones

Un broker japonés reduce la perspectiva de Apple y profundiza su caída con el NASDAQ a la baja
Carlos Schwartz
“Prefiero no hablar de burbuja, pero los valores de las grandes tecnológicas han sido el mayor soporte de un mercado alcista en Estados Unidos desde el año pasado. En el caso de Apple, como afirma el broker Mizuho, la posibilidad de más recorrido a expensas de nuevas presentaciones de productos está casi descartada... ya no se espera mucho de los títulos por un nuevo iPhone... y no hay productos estrella en la línea de salida de momento”, afirma un analista del sector tecnológico que asesora startups del sector de la tecnología en España. El anuncio del broker japonés, que modificó su recomendación de “comprar” por la de “neutral” en el caso de la marca de la manzana, llevó los futuros del NASDAQ, el mercado de las tecnológicas en Estados Unidos, a nuevas bajas antes de la apertura. El viernes, el índice de ese mercado cayó un 2,4% y los futuros indicaban una nueva baja del 0,84%. En las horas previas a la apertura esta semana las cotizaciones habían caído un 2,1% para Apple, un 0,9% para Facebook y Amazon, un 2,6% para Netflix, un 0,8 para Google, un 1,9 para Nvidia y un 1,4% para Microsoft.
El batacazo del viernes en Nueva York se extendió el lunes a los mercados europeos con el índice STOXX Europe 600 Technology (SX8P) cayendo un 3,61%. La presión de la caída contagió a otros valores como Samsung. “La pregunta clave es si existen fundamentos para una escapada interminable de los valores tecnológicos. En algún momento tiene que registrarse una corrección, y hasta los bancos centrales han advertido que la situación del mercado está por encima de la capacidad de consumo y las expectativas de beneficio del sector. La cuestión a determinar es si se trata de una corrección circunstancial o de un efecto más profundo en el sector”, señala una fuente de Alphabet, la propietaria de Google.

La persistente escalada de las tecnológicas en todas las esferas de la vida cotidiana desde las telecomunicaciones hasta el crédito ha generado la expectativa de un desarrollo ininterrumpido del beneficio del sector, algo que ya ha dado a los inversores disgustos en el pasado.

“La realidad es que este puñado de empresas con intereses muy concentrados y convergentes han sido el motor del alza del mercado estadounidense en lo que va del año. Las tecnológicas representan en torno al 23% del índice Standard & Poors (S&P) 500, y el sector empujó en lo que va de año un 19% al índice. En el caso del NASDAQ, la subida fue del 15%. Este dato ha mantenido a los fondos a la expectativa, no han quitado los ojos de encima al sector porque les preocupaba el efecto sobre el conjunto del mercado”, señala un operador de bolsa con base en Londres.

En Europa al comienzo de la semana en los mercados todos los valores tecnológicos habían caído. Las acciones del fabricante de semiconductores AMS, las del productor de sensores en tres dimensiones STMicroelectronics y Dialog Semiconductor de Reino Unido cayeron el 11,6 el 8,4 y el 6,6 respectivamente. En Wall Street el S&P para las tecnólogicas continuó con la sangría del viernes y perdió el 1,8% mientras el NASDAQ seguía perdiendo aire.

Por el contrario, las acciones del sector de la energía, que han sido las más castigadas en lo que va de año, se apreciaron el pasado viernes y lo siguieron haciendo al comienzo de esta semana. Los analistas dedujeron de esta situación que hay un deseo de permanecer en el mercado por parte de los inversores pero que han optado por rotar sus inversiones ante la sospecha de que el sector de las tecnologías esta sobrevalorado.

Esto no implica que el mercado se oriente necesariamente al alza. El desgaste de las promesas electorales de Donald Trump, muy notoriamente la de una reducción del tipo fiscal para las corporaciones, está también socavando el espíritu alcista de la bolsa estadounidense. Este ajuste del mercado es contradictorio con las expectativas de beneficios para el segundo trimestre de este año para el sector. Los analistas esperan que el sector de las tecnologías de la información anuncie su segundo mejor resultado trimestral en la historia estimado en un aumento del 9,3%.

El espíritu bajista ya había afectado por la mañana también a los mercados de Asia. El índice Hang Seng de Honk Kong cayó el 1,2% reflejando una baja de los titulos del coloso chino Tencent que hace pocas semanas había roto los récords de cotizaciones. El índice coreano Kospi sufrió una caída  empujado por Samsung. También el mercado de Taiwan resultó afectado, esencialmente porque en el país residen muchas empresas proveedoras de Apple. El mercado se mostraba dividido sobre el significado de la corrección, pero la mayoría de los operadores consideran que el espíritu alcista persiste en los mercados a pesar de la corrección del sector tecnológico. “Es probable que el mercado se acomode nuevamente en el corto plazo y no ocurra ninguna interrupción del ciclo a excepción hecha de valores más ajustados para el sector tecnológico”, afirmo un analista del mercado consultado.

Pero no todas las opiniones son tan mesuradas. Algunos analistas especializados en el sector tecnológico insisten en que las empresas pagarán un precio en su cotización por la escalada especulativa que ha enmascarado la situación real del mercado. “Pero la gran corrección del valor de estas acciones aun no ha llegado”, afirma el portavoz de un fondo especializado en este sector. En su afirmación existe sin embargo una advertencia a tener en cuenta. Exista la posibilidad de que haya una corrección profunda de las tecnológicas en términos similares a los de la burbuja conocida como dot.com a finales del siglo pasado y es necesario tener en cuenta que no todas las empresas del sector son grandes plataformas de Internet con un gran volumen de negocio y significativos beneficios.

Y ni siquiera entre éstas está claro que su precio de mercado esté en línea con las perspectivas de sus balances. “Las start up están en general sobrevaloradas y su precio está directamente vinculado al exceso de liquidez en los mercados, ni más ni menos”, señala un operador de un fondo de inversión quien añade: “Pero hay otras que no son empresas de reciente creación como Netflix que carecen de beneficios, tienen flujos de caja negativos, y un valor de mercado de 70.000 millones de dólares. Eso es insostenible”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...