edición: 3074 , Lunes, 26 octubre 2020
22/07/2016

Una demanda internacional contra Petrobras por el dinero de la corrupción complica más su futuro

La reclamación de daños puede sumar miles de millones y cargar aun más la deuda de la petrolera
Carlos Schwartz
El pillaje contra la petrolera brasileña bajo control del estado, Petróleos do Brasil (Petrobras), ha pegado un giro previsible tras la difusión internacional del robo de los recursos de la empresa por sucesivas oleadas de políticos en el poder. El desvío de dinero para destinos inusitados, como la compra de obra de arte o coches de lujo, ha irritado a los inversores lo suficiente como para que presenten una acción colectiva ante la justicia de Nueva York. El fondo de inversión británico Universities Superannuation Scheme encabeza la demanda presentada ante una corte de distrito de Manhattan. Al procedimiento se han unido una cohorte de fondos internacionales. En materia de corrupción la nota de color la han dado el ex tesorero del Partido Trabalhista (PT) de Luis Inacio Lula da Silva, Dilma Rousseff y el también ex senador del PT Paulo Ferreira. El político preso en Sao Paulo desde el 24 de junio, habría desviado parte del dinero destinado a financiar a su partido hacia destinos más prosaicos.
De acuerdo con el sumario de la causa en su fase 31 del caso denominado Lava Jato Ferreira habría destinado dinero a “Escuelas de Samba” de Porto Alegre y blogs. Conocido por el apodo del Rey del Carnaval el político recibía a cambio el apoyo electoral de los conjuntos que desfilan durante el carnaval en sus trajes de luces. Los cariocas, los ejecutivos de bancos y grandes empresas no son excepción, se enorgullecen de su afiliación a las escuelas de samba y no les causa ningún pudor enfundarse en los trajes, denominados Fantasía, una vez al año o aportar dinero a esas asociaciones sin fines de lucro. Otra cosa es que el aporte salga del dinero destinado a la investigación y desarrollo de los pozos en aguas ultra profundas de Petrobras, como ha sido el caso.

El fundamento jurídico del procedimiento entablado en Manhattan es de falsedad en las cuentas de la sociedad para ocultar un fraude generalizado. El bufete encargado del pleito intenta imponer medidas cautelares y acelerar el pleito con un fallo provisional mientras se desarrolla el pleito que puede durar unas ocho semanas y cuyo inicio está previsto para el 19 de septiembre. Como se verá la justicia estadounidense va rápida. La demanda señala que “Petrobras recaudó decenas de miles de millones de dólares en el periodo que comprende esta acción colectiva con el pretexto de que serían utilizados para la mejora de la compañía, en lugar de ello y a sabiendas el dinero se desvió en beneficio de  políticos e iniciados”.

La argumentación señala la existencia de evidencia apabullante sobre la violación de la legislación del mercado de valores y que el juicio no debería entrar a discutir si existió un fraude sino en la cuantía con la cual Petrobras debe compensar a los inversores damnificados. Es decir que los abogados de los inversores consideran que la evidencia acumulada les ahorraría probar la existencia del fraude y pasar directamente a las compensaciones por el daño sufrido. Entre las evidencias están las declaraciones del presidente de Petrobras, José Pedro Parente, que cifró el mes pasado las pérdidas ocasionadas por la fuga de dinero en las tramas corruptas en 2.500 millones de dólares.

Con una deuda de 126.000 millones de dólares Petrobras es la compañía petrolera más endeudada del mundo. Los vencimientos de deuda de la empresa hasta finales de 2017 son del orden de los 25.000 millones de dólares. Cualquier reparación de daños por orden judicial acabará sumándose a la deuda de la empresa. En los medios judiciales estadounidenses se especula con la posibilidad de que una condena a Petrobras por reparaciones se una a los casos con cuantías más altas en materia de pagos a damnificados de Estados Unidos, Enron y WorldCom.

La capacidad de Petrobras para pagar su deuda es un asunto controvertido. Algunas agencias de rating consideran que sin una considerable venta de activos que permita redimensionar la deuda la empresa tendrá serios problemas de pago. Lo cierto es que con la caída de los precios del crudo los ingresos de la petrolera se han visto seriamente menguados, mientras la deuda ha seguido creciendo. Una combinación difícil de digerir. Es por ello que Moody’s le ha adjudicado una calificación de bono basura a Petrobras, lo que hace suponer que sin la garantía del estado la salida al mercado se puede hacer cuesta arriba para la petrolera.

Las grandes privatizaciones acometidas por Brasil a mediados de la década de 1990 fueron un inmenso negocio para la banca internacional y los fondos de inversión. La entrada de capital privado en Petrobras aunque conservando el control del estado sobre la gestión y el núcleo accionarial, formó parte de esa edad de oro. Otra presa de la avidez inversora fue Companhia Vale do Rio Doce, hoy Vale a secas, la principal reserva de mineral de hierro del mundo. Un desguace de Petrobras para hacer frente al despropósito de su deuda excesiva acentuada por el saqueo de la corrupción que la ha asolado gobierno tras gobierno sería un verdadero atentado contra el patrimonio de la nación.

Si se repara en que el diputado Eduardo Cunha, que promovió el impeachment de Dilma Roussef , debió dimitir por estar involucrado en la misma trama corrupta, lo que se vislumbra es que apartar a Rouseff del gobierno parece una estrategia para salvar los restos del naufragio antes de que las investigaciones acaben con todos. Esta interpretación se ve reforzada por el otro caso sonado, el ministro de Planeamiento Romero Jucá -del círculo más próximo al presidente Michel Temer- debió dimitir tras filtrarse una grabación en la que afirma que va a detener la investigación sobre la trama de Petrobras. La acción colectiva contra Petrobras tendrá serias consecuencias para la empresa y para los políticos de Brasil.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...