edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
22/10/2008

Una Directiva comunitaria unificará las operaciones con paraísos fiscales

Xavier Gil Pecharromán

La regulación comunitaria del sector financiero en los próximos meses va a centrarse en impedir que las entidades financieras sigan apoyándose en los paraísos fiscales. Bruselas prepara una Directiva sobre intercambio de información, suprimiendo el secreto bancario y estableciendo medidas severas de aislamiento financiero, para los estados y entidades bancarias que no quieran colaborar. De entrada, los Gobiernos comunitarios se plantean obligar a los bancos que reciban ayudas estatales que cierren sus sedes en estos lugares sin tributación y secreto bancario. Como ejemplo, según la investigación desarrollada por el Parlamento británico, todos los bancos en proceso de rescate tenían filiales en paraísos fiscales.

Las propuestas que la presidencia de turno ha realizado en los últimos días se centran en las grandes concentraciones de ‘sociedades offshore’ que bajo el control de países como Holanda, Luxemburgo, Gran Bretaña, Estados Unidos, Andorra, Austria, Suiza y Liechtenstein existen en el mundo.

La Comisión y el Parlamento Europea se aprestan a unificar las normas de los mercados financieros a nivel global y que estas sean de aplicación en las operaciones con los territorios  de  los actuales paraísos fiscales.

El secreto bancario en el que se mueven estas sociedades opacas ha permitido a muchos especuladores mover sus ganancias sin dar cuenta de las mismas no sólo al fisco, sino a las fiscalías judiciales de sus países. Los hedge funds, sobre los que existe voluntad prohibir su distribución en Europa y a los que se acusa de haber causado la actual crisis financiera, trabajan con los bancos y sociedades instaladas en paraísos fiscales. Y allí acaba ese dinero que todo el mundo se pregunta que dónde está si los bancos no lo tienen.

De entrada, lo más urgente para los Gobiernos sin paraísos fiscales es que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) revise su 'lista negra' de paraísos fiscales de aquí a mediados de 2009 para ampliarla a aquellos Estados que cuentan con un secreto bancario excesivo.

En la actualidad la OCDE tiene una relación con 34 países, aunque sólo tres (Andorra, Mónaco y Liechtenstein)  están en la categoría de ‘lista negra’, ya que los demás se han comprometido a cooperar contra la evasión fiscal. La ONU, por su parte, tiene censados hasta 74 paraísos fiscales, y el ordenamiento jurídico español recoge 48.

En España los Inspectores de Hacienda han venido solicitando en los últimos tiempos al Gobierno, que prohíba a las entidades bancarias españolas que tengan filiales o sucursales en paraísos fiscales, a no ser que suministren a la Administración Tributaria la misma información que ofrecen sobre las operaciones realizadas en el territorio nacional.

Los inspectores han propuesto al Gobierno un gravamen especial sobre movimientos de fondos con paraísos fiscales y el establecimiento de penas agravadas cuando el fraude fiscal se comete a través de paraísos fiscales, así como el "no reconocimiento" de personalidad jurídica a las sociedades constituidas en paraísos fiscales para intervenir en el tráfico mercantil español.

Sin embargo, algunos asesores fiscales han comenzado a abanderar una corriente de opinión para que se amnistíe el dinero negro en billetes de 500 euros, que se ha convertido en uno de los objetivos de Hacienda y que supone aproximadamente una cantidad cercana a 54.000 millones de euros. La medida supondría una inyección de liquidez al sistema financiero español a corto plazo, pero a nadie se le escapa que este dinero volvería a ocultarse a medio y largo plazo, porque tal es su naturaleza y porque la economía sumergida representa el 23% del PIB español, sólo superado por Grecia, según los últimos datos de la Comisión Europea.

Sólo con el dinero no declarado por los contribuyentes, que ascendió a 88.617 millones de euros en 2005, el último año del que se disponen datos oficiales de la Agencia Tributaria, se podría cubrir el déficit de gasto social en todas las comunidades autónomas: de unos 85.000 millones.

En línea para acabar con estas situaciones, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado un borrador de circular que propone que las nuevas empresas de asesoramiento financiero en materia de inversión (EAFI) deberán tomar las medidas necesarias para impedir y prevenir operaciones relacionadas con el blanqueo de capitales.

La circular, que estará a consulta hasta el próximo 3 de noviembre, exige la acreditación de su "honorabilidad" para poder prestar sus servicios, por lo que deberán informar acerca de la trayectoria y actividad profesional de sus titulares.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...