edición: 2657 , Viernes, 15 febrero 2019
24/07/2017

Una ola de adquisiciones pone el foco sobre las fintech europeas que canalizan transacciones on line

Entidades financieras y fondos luchan entre si para tomar posiciones en la gestión digital de pagos
Carlos Schwartz
Sobre el fin de semana un consorcio formado por los fondos de inversión en capital privado Blackstone y CVC Capital Partners hizo una oferta de 3.000 millones de libras para la adquisición de Paysafe, una fintech británica cotizada en bolsa. La tecnológica es especialista en la gestión de pagos en línea a través de páginas web, tiendas on line y servicios digitales. Este es el último anuncio en este mercado por el cual se ha generado una disputa entre inversores. Los fondos en particular que han estado recogiendo recursos ajenos para inversiones se ven espoleados para volcar una parte de sus recursos para justificar ante sus inversores una actividad rentable. Los resultados de Blackstone para el segundo trimestre de este año dan como saldo disponible para la inversión la cifra récord de 371.000 millones de dólares, mientras que por su parte CVC cerró recientemente una recogida de capital por 16.000 millones de dólares. Los analistas del sector digital consideran que existe un potencial considerable de crecimiento en el mercado de la canalización de los pagos digitales donde aun está por desarrollarse la supremacía dentro de un grupo de plataformas dedicadas a gestionar los pagos on line y las transacciones digitales en medio de una retirada del efectivo en las operaciones minoristas y una declinación de las tarjetas de crédito y su creciente sustitución por los pagos a través de la telefonía móvil mediante teléfonos inteligentes con la creciente incorporación de sistemas de pagos móviles.
La oferta conjunta según anunció la empresa es de 590 peniques por acción lo que supone una prima del 14% sobre los ingresos totales antes del pago de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones.

Paysafe, que tiene su sede en la Isla de Man, se ha centrado en las transacciones de pagos y cobros en el juego on line que representa un 45% de su negocio.

De acuerdo con los analistas del sector del juego on line la creciente adopción de legislación favorable a la actividad permitirá un nuevo crecimiento de los pagos en ese mercado. De acuerdo con la información de fuentes próximas a la operación los dos fondos hicieron una primer oferta por Paysafe en mayo pero fue rechazada por considerarla muy baja. El principal accionista de Paysafe, Old Mutual Global Investors, ha recomendado aceptar la oferta que representa una prima del 13% sobre la cotización histórica máxima de la empresa en bolsa que el viernes subió un 8,1%. La aceptación por parte del principal accionista es un indicio de que la oferta cuenta con “serias posibilidades”, señaló una fuente próxima a la operación. No obstante fuentes del mercado indicaron que existe cierta expectativa por la posibilidad de que se presenten ofertas competidoras. La oferta “resulta positiva para todos los accionistas por su prima sobre la cotización”
señaló una fuente con intereses en la compañía de transacciones on line.

La oferta fue anunciada solo horas después de confirmarse la venta de un 10% de Klarna  una fintech sueca especializada en la intermediación de pagos al fondo Permira. Éste especializado en inversiones en capital privado es la primer vez que incursiona en el sector financiero. La fintech domina en el mercado de pagos on line en los países nórdicos y Alemania y está presente en 18 naciones, y aspira a extenderse al resto del continente. La Autoridad Sueca de Supervisión Financiera anunció en junio la concesión de una licencia bancaria solicitada hace 20 meses por este niño mimado del sector de las tecnológicas financieras.

Un día antes la francesa especializada en pagos digitales Ingenico anunció que había adquirido a Bambora, un competidor de Klarna en Suecia por 1.500 millones de euros. La maratón de adquisiciones fue desatada por la adquisición de Worldpay por la empresa estadounidense emisora de tarjetas Vantiv. Worldpay es el mayor procesador de pagos on line y mediante tarjeta en tiendas físicas del Reino Unido.

Los ingresos de la empresa crecieron el año pasado un 14% con 4.500 millones de libras mientras que el número de transacciones alcanzó a los 14.000 millones en todo 2016 con un incremento del 16%. En una operación separada Worldline, otra empresa de pagos electrónicos francesa, adquirió a Digital River World Payments, una rival de Klarna en Suecia. Esta es sin dudas una avalancha de adquisiciones en el sector de las plataformas de pagos a través de Internet y de pagos mediante sistemas móviles.

Suecia es el laboratorio de las empresas de pagos electrónicos basados en tarjeta y móviles inteligentes a pesar de su escasa población. El efectivo en manos del público ha caído de forma sostenida en los últimos años hasta constituir una quinta parte del total de las adquisiciones.

La tendencia tiene un decidido apoyo de la administración pública porque reduce los costes del banco emisor, facilita la recaudación fiscal sobre las operaciones minoristas y la población lo agradece porque prefiere no manipular efectivo, especialmente durante sus viajes. Las nuevas empresas de la denominada economía colaborativa como Uber o AirBnb fomentan esta tendencia. Las posibilidades de desarrollo de las empresas que gestionan pagos on line son resaltadas por la existencia de  otros países, especialmente en economías emergentes, en los que el efectivo sigue dominando la escena incluso en las adquisiciones de inmuebles.

La decisión de la India de reducir de forma drástica la existencia de efectivo para moderar el uso del metálico en la vida cotidiana es un ejemplo de las preferencias administrativas. “La caída en desuso del efectivo es una tendencia que se irá acelerando y las luchas por controlar empresas que canalizan esos pagos y los gestionan forman parte de la toma de posiciones en un mercado en el cual tarde o temprano se va a destacar la necesidad de capitalización” señala una fuente que se dedica al análisis de las fintech. Hay a estas alturas una pregunta difícil de responder: cuánto del negocio de pagos quedará fuera del alcance de los bancos tradicionales.

Los reguladores presionan en varios países a la banca para que modere el coste que aplican a la gestión de pagos y los servicios que prestan a las transacciones. Tanto las empresas de transferencia de fondos como las de gestión de pagos no bancarias complican el panorama a las entidades tradicionales porque, entre otras cosas, son mucho más baratas para los clientes desde un punto de vista operativo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...