edición: 2347 , Lunes, 20 noviembre 2017
16/12/2010
RSE y Europa

Una Responsabilidad Social armonizada y multidisciplinar, el objetivo de Bruselas

Las conclusiones del Foro Europeo Multistakeholder en RSE 2010 ha puesto el acento en la necesidad de disponer de una nueva Comunicación Europea sobre RSE
Beatriz Lorenzo

Para la Unión Europea la  Responsabilidad Social se perfila ya como una de las principales prioridades, como el empujón necesario para que las compañías que han sobrevivido la crisis económica puedan competir en una economía globalizada y sostenible. La protección medioambiental, la defensa de los derechos humanos, la información fluida y veraz  y la transparencia corporativa han pasado de ser simples ingredientes de un refrito que en ocasiones no dejaba de ser un simple barniz empresarial a convertirse en valores intangibles imprescindibles para crecer y sostenerse a largo plazo. En este sentido, las conclusiones del Foro Europeo Multistakeholder en RSE 2010 ha puesto el acento en la necesidad de disponer de una nueva Comunicación Europea sobre RSE- algo que no ocurre desde el año 2006- con un enfoque multidisciplinar que afecte no sólo a las compañías sino a todo tipo de organizaciones.

Se prevé que la Comunicación incluya un plan de acción con criterios concretos en materia medioambiental, social y de buen gobierno. De este modo, quiere darse soporte a nivel institucional a un concepto que cada día se hace más indispensable para reconstruir la confianza perdida en el panorama económico europeo. Todo apunta a que el nuevo plan de acción de la Comisión Europea  en materia de RSC se centrará en la transparencia sobre todo aquello que tiene que ver con criterios ambientales, sociales y de buen gobierno, con el objetivo de llegar a un nivel mínimo de información de todas las empresas en los distintos países miembro.  Asimismo, quiere incidirse en la urgencia de que Europa respalde los mecanismos ya existentes en materia de RSC, así como la necesaria conexión entre RSC y competitividad empresarial, muy necesaria para desligar al concepto de su concepción tradicional de herramienta incapaz de generar beneficios.

AGENDA RESPONSABLE

Entre los hitos del programa previsto por Bruselas para la Unión Europea en materia de RS, las compras responsables ocupan un lugar destacado. Así, lala Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo ha propuesto a través de un informe de responsabilidad social que se incluyan cláusulas de RSE en los acuerdos comerciales que se realicen en la UE. Con ello proponen que se incentive a las empresas que contraigan compromisos en materia de RSE con los stakeholders relacionados con la materia: sindicatos, consumidores y comunidades locales. En relación al controvertido tema del reporting, el Parlamento ha propuesto también la obligatoriedad de elaborar el balance en materia de RSE mediante un documento de alcance público así como la creación de un comité parlamentario de seguimiento para cada tratado de libre comercio como punto de información y diálogo entre los diputados de la UE y los parlamentarios de los estados miembro, con el objetivo de velar por la aplicación de dicha cláusula.

Los requerimientos comunitarios en materia de integración de la responsabilidad social llevan ya tiempo manifestándose. Destaca el informe “Hacia una mayor responsabilidad corporativa” que revisa proyectos en la materia financiados por el Sexto Programa Marco de la Comisión Europea para la Investigación y el Desarrollo Tecnológico. De ese modo se toman en consideración temas punteros de la agenda europea en torno a la Responsabilidad Social Corporativa. La formación en RSC y el fomento de una conciencia social han pasado ha ser elementos importantes también, sobre todo después de que el dato de que los líderes empresariales que llevaron al escándalo a compañías como Enron o Merrill Lynch se habían formado en las más reputadas escuelas de negocios a nivel mundial.

LA DIMENSIÓN EXTERNA

A su vez, en materia social, la Unión Europea ha manifestado recientemente su intención de armonizar la RSE a nivel europeo. A través de la Comunicación de la Comisión del Consejo, del Comité Económico y Social y del Comité de las Regiones  del Parlamento Europeo, llamada “Hacia una única Ley del Mercado en la Zona, Para una economía social de mercado altamente competitiva. 50 propuestas para mejorar nuestro empleo, nuestros negocios y nuestro comercio”, se dan a conocer una serie de recomendaciones entre las que destaca la de realizar un Libro Verde sobre transparencia de la información Ambiental, Social y de Derechos Humanos, lo que, según el texto, “podría dar lugar a iniciativas legislativas”.Esta iniciativa comunitaria cobra mayor sentido- y fortaleza- teniendo en cuenta que recientemente vio también la luz la propuesta, de la mano de la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo de que se incluyan cláusulas de RSE en los acuerdos comerciales que se realicen en la UE. Con ello proponen que se incentive a las empresas que contraigan compromisos en materia de RSE con los stakeholders relacionados con la materia: sindicatos, consumidores y comunidades locales. En relación al controvertido tema del reporting, el Parlamento ha propuesto también la obligatoriedad de elaborar el balance en materia de RSE mediante un documento de alcance público así como la creación de un comité parlamentario de seguimiento para cada tratado de libre comercio como punto de información y diálogo entre los diputados de la UE y los parlamentarios de los estados miembro, con el objetivo de velar por la aplicación de dicha cláusula.

A su vez, la Unión Europea  ahonda en la idea de modificar su política económica que hasta ahora ha impactado desafortunadamente en la mayor parte de las comunidades locales a lo largo y ancho del planeta. Las políticas sobre comercio, agricultura, pesca, industrias de extracción, medioambiente e inmigración, entre otras, han obstaculizado las oportunidades de estas comunidades para alcanzar un desarrollo sostenible.

Además, tomando como precedentes lo establecido en la Estrategia en favor del desarrollo sostenible adoptada por la Unión Europea en la cumbre de Gotemburgo de 2001 y en la Carta de los Derechos Fundamentales proclamada en Niza en 2000, la UE se ha comprometido a integrar plenamente en sus políticas y acciones consideraciones de tipo económico, social y medioambiental. crisis económica los consumidores estarían dispuestos a pagar un sobreprecio por bienes y servicios socialmente responsable, lo que patentiza su auge creciente.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...