edición: 2284 , Viernes, 18 agosto 2017
18/06/2012

Una sociedad de mera tenencia de bienes no puede acogerse al tipo reducido del régimen especial para empresas

Xavier Gil Pecharromán
No se ajusta a la legislación tributaria aplicar el tipo reducido establecido en el régimen especial para las empresas de reducida dimensión a entidades de mera tenencia de bienes, que no realizan actividades económicas, según establece el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) en una resolución, de 30 de mayo que unifica la doctrina de este centro.

La Sala considera que los incentivos fiscales para la empresa de reducida dimensión no son un régimen por razón de la naturaleza de los sujetos afectados, sino en razón al volumen de operaciones de las sociedades.

El Director General de Tributos había solicitado que se unificase criterio en el sentido de declarar que “no procede la aplicación del tipo reducido establecido en el artículo 127 bis de la LIS para las empresas de reducida dimensión, al ser la entidad recurrente una entidad de mera tenencia de bienes, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 75.1.a) de la LIS, que no realiza actividad económica alguna”. Tal y como se ha hecho.

El TEAC resolvió el 29 de enero de 2009 un recurso en unificación de criterio, en que el Tribunal entendía que en el caso de una sociedad transparente, no distinguiendo la ley entre tipos de sociedades, no cabe efectuarla y, por otra parte, el concepto de sociedad de mera tenencia, formulado por el artículo 75 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades no excluye la realización de actividad empresarial o profesional, puesto que lo que exige es que más de la mitad del activo no esté afecto a la actividad que, en su caso, ejerza.

Sin embargo, en la actual resolución se determina que el beneficio fiscal previsto en el artículo 127 bis de la Ley 43/1995 es un incentivo fiscal que únicamente pueden aplicar las empresas cuyo importe neto de la cifra de negocios no supere una determinada cantidad. Desde el punto de vista del Impuesto sobre Sociedades, el término “empresa” se encuentra íntimamente ligado al término “cifra de negocios”. De hecho el propio régimen especial de denomina: “incentivos fiscales para las empresas de reducida dimensión.”

Para dirimir esta cuestión, el TEAC ha analizado el concepto de “importe neto de la cifra de negocios”, indicando que, desde el punto de vista del Impuesto sobre Sociedades, el término “empresa” se encuentra íntimamente ligado al de “cifra de negocios”. Y en el caso que entonces se analizó, se trataba de una entidad que no había sido una “empresa”, a los efectos pretendidos, esto es, entendida como la organización de un conjunto de medios materiales y personales para la realización de una auténtica actividad económica para intervenir de forma efectiva en la distribución de bienes o servicios en el mercado, sino que se trataba de una entidad que únicamente había obtenido ingresos derivados de la mera titularidad o tenencia de elementos patrimoniales aislados, no afectos ni relacionados con una auténtica actividad económica de carácter empresarial.
 
Esta situación se aprecia igualmente en el caso objeto de la presente unificación de criterio, pues la sociedad regularizada obtiene únicamente sus ingresos del arrendamiento de bienes inmuebles y no declara persona empleada alguna con contrato laboral y a jornada completa, de manera que, de acuerdo con el artículo 27 LIRPF, en ella no concurren las circunstancias para que tal arrendamiento de inmuebles se considere actividad económica.
 
El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define empresa como: “Unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos.”
 
En el caso planteado aquí, de todo lo expuesto con anterioridad se desprende que la entidad no ha sido “una empresa”, entendida ésta conforme a la interpretación usual, como la organización de un conjunto de medios materiales y personales para la realización de una auténtica actividad económica para intervenir de forma efectiva en la distribución de bienes o servicios en el mercado.
 
La entidad únicamente ha obtenido ingresos derivados de la mera titularidad o tenencia de elementos patrimoniales aislados, no afectos ni relacionados a una auténtica actividad económica, de carácter empresarial.
 
A la misma conclusión se llega si se tiene en cuenta que la finalidad de la norma es estimular fiscalmente la realización de actividades empresariales por empresas de reducida dimensión que fomenten el ciclo económico productivo de las empresas y el desarrollo económico.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...