edición: 2612 , Lunes, 10 diciembre 2018
04/07/2014

Una solución a la crisis del petróleo en Libia reduce el precio del crudo en el mercado internacional

Los analistas esperan una mejoría en los ingresos de las petroleras con inversiones en ese país del Mahgreb
Carlos Schwartz

El precio del crudo en el mercado internacional cayó un 1% en dos días hasta los 110,75 dólares el barril de crudo para entrega en agosto de acuerdo con la cotización de Inter Continental Exchange (ICE) tras anunciar el Gobierno provisional de Libia que se había alcanzado un acuerdo firme con los rebeldes que ocupan desde hace un año dos terminales petroleras en el país. De acuerdo con los analistas consultados por ICNreport “el anuncio supone no sólo un alivio para los mercados sino un aumento de ingresos para las petroleras con inversiones en el país”. La agudización de los conflictos en Libia afecta directamente a la cuenta de resultados de la petrolera española Repsol, con lo cual si la salida a la crisis resulta estable los ingresos de la petrolera española se verán reforzados para lo que resta de este ejercicio.

El primer ministro en funciones Abdulah Al Thinni confirmó los rumores del acuerdo reforzando el deslizamiento de los precios a pesar de las grandes incertidumbres en Irak. Los precios ya habían comenzado a declinar la víspera cuando los rebeldes anunciaron que devolverían las instalaciones.

De acuerdo con el Gobierno la administración provisional recibió de manos de los rebeldes los puertos petroleros de Ras Lanuf y Es Sider de manera pacífica tras alcanzar el acuerdo. Las milicias que actúan de forma descontrolada en el país habían ocupado las terminales petroleras de ambos puertos para presionar a las autoridades del país con el objetivo de obtener una mayor autonomía. De acuerdo con fuentes del sector de la intermediación de crudo “el acuerdo supone condiciones económicas, pero eso es siempre preferible a la caída de los ingresos por la falta de exportaciones que están asfixiando la balanza de pagos”.

Muchas petroleras que operan en Libia habían reducido su ritmo de producción ante la inutilidad de almacenar stocks que no tienen salida por el bloqueo de los puertos. Estas circunstancias han afectado de manera irregular durante los últimos 12 meses a Repsol que vio alterado el ritmo de exportaciones de crudo de acuerdo con dichas fuentes. En cuanto al mercado internacional, en la medida que el país tienen un amplio margen de incremento de la producción tras la caída sufrida durante la guerra civil que se extendió más allá del derrocamiento de Muamar Gadafi.

La industria del petróleo en el país extraía 1,4 millones de barriles de crudo diarios antes de la última crisis acompañada del bloqueo de los puertos, huelgas de trabajadores, y enfrentamientos armados con las milicias, que redujeron la producción hasta tocar un mínimo 150.000 barriles diarios. En la actualidad la capacidad de exportación diaria está en los 315.000 barriles diarios y los analistas esperan que pueda subir fácilmente hasta los 500.000 barriles diarios. Pero las cifras dejan en claro que el regreso a los niveles de producción previos a la crisis está aun muy lejano. “Hay que tener en cuenta que se deben poner en marcha diversos oleoductos, reparar daños en las terminales, reactivar pozos que están paralizados desde hace meses, y que además de tiempo todo ello requiere que los acuerdos sean firmes”, señaló un operador del mercado. En abril pasado los rebeldes ya habían alcanzado un acuerdo para la entrega de otras facilidades portuarias, las de Zueitina y Marsa Al Hariga, pero otros intentos de liberar terminales habían fracasado en los meses subsiguientes. Mientras, la situación enrarecida de Irak, no es sin embargo reflejo de una caída en sus exportaciones.

De acuerdo con fuentes del sector de trading de crudo “en realidad la producción en el norte de Irak está paralizada desde marzo, cuando los rebeldes bombardearon el oleoducto entre Kirkuk y Ceyjan en Turquía.

Desde entonces la exportación está sostenida por la producción en el sur del país. Por lo cual la ofensiva del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) no afecta de forma directa las exportaciones de crudo ya que los combates se libran en el norte mientras la región productora más importante está en el sur del país”. Irak es el segundo productor en importancia de la OPEP y tras la guerra contra el régimen de Bagdad la producción cayó de forma significativa. La recuperación de la producción ha llevado la cifra de exportación diaria hasta lo 3,3 millones de barriles. De acuerdo con las cifras oficiales el registro de exportación promedio para el mes de junio está en torno a los 2,5 millones de barriles diarios lo cual ha reducido el nivel de preocupación entre los operadores del mercado de crudo. Irak tiene potencial para mejorar el nivel de producción a corto plazo si logra estabilidad política, algo que las operaciones militares occidentales contra los regímenes laicos de la región no ha logrado de ninguna manera en Libia o Irak.

Uno de los elementos de complejidad en el escenario iraquí es la creciente presión de la región Kurda por obtener un mayor margen de independencia. El presidente del Kurdistán iraquí dijo al parlamento autonómico que se prepare para organizar un referéndum de independencia “a la brevedad posible”. El ejecutivo kurdo ha manifestado impaciencia respecto de Bagdad por los retrasos en consolidar los reclamos autonómicos de esa región, mientras el Gobierno en la capital intenta con poco éxito detener la ofensiva del EIIL. Las fuerzas kurdas por su parte son aliadas de Bagdad en contra de la fuerza islamista, pero tiene sus propias aspiraciones políticas. Sin embargo “las aspiraciones de independencia del Kurdistán no inquietan demasiado al mercado, en todo caso están en línea con las expectativas de algunos operadores” señaló una fuente del sector que afirmó que: “es una región rica en petróleo que tiene una milicia armada eficaz, que controla su territorio en el que no hay amenaza islámica, y que tiene una salida directa para exportar a través de Turquía, lo que ya ha hecho recientemente de forma experimental. Una independencia del Kurdistán no va a afectar a los precios del mercado. Los puede afectar indirectamente ya que Bagdad esperaba contar con el respaldo militar de sus milicias para combatir al EIIL”.

Estas líneas de tensión hacen aun más relevante la posibilidad de un acuerdo sólido en Libia ya que la recuperación de la producción y las exportaciones en ese país podría reforzar la oferta de crudo de la OPEP a corto y medio plazo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...