edición: 3073 , Viernes, 23 octubre 2020
21/09/2020

Una asociación industrial europea advierte contra los efectos por el retraso en el despliegue 5G

Más de la mitad de los estados miembros no ha desarrollado aún infraestructuras de esta tecnología
Carlos Schwartz
La Mesa Redonda Europea para la Industria (RTE, por sus siglas en inglés), que representa los intereses de una parte de la infraestructura industrial europea, 55 corporaciones que facturan más de dos billones anuales, ha hecho una evaluación del desarrollo de la tecnología 5G en Europa en la que denuncia un retraso considerable respecto de otras naciones. El informe señala que la brecha se hace visible en el hecho que más de la mitad de los países del continente no han lanzado servicios comerciales de la nueva tecnología, mientras que Estados Unidos y Corea del Sur ya lo han hecho de forma plena hace un año. Por otra parte la cuota de mercado de las suscripciones a la tecnología 4G en Europa en 2019 era del 70% del total mientras que en Estados Unidos,  China y Corea del Sur alcanzaba al 90%. Los 27 países de la Unión Europea (UE) han instalado 10 estaciones base de tecnología 5G por millón de habitantes mientras que Corea del Sur había instalado 1.500 estaciones por millón de habitantes a finales del año pasado. Los 27 de la UE han reconvertido el 1% de las estaciones base 4G en estaciones para la nueva tecnología, mientras que Corea del Sur había adecuado el 90% de esas estaciones a finales de 2019. El informe destaca costes altos e inconsistentes, como el caso de Italia en donde el precio por MHz por habitante para el espectro de banda media (entre 3 y 5 GHz) es de 43 céntimos de euro, más de 10 veces el de Finlandia.
Mientras tanto, hay una carencia llamativa de espectro, ya que dos tercios de los 27 de la UE no han asignado frecuencias del espectro de banda media mientras que Corea del Sur y China asignaron este espectro en junio de 2018 y 2019 respectivamente. Otro aspecto del informe que es causa de alarma es que los ingresos del sector de las telecomunicaciones entre 2017 y 2018 en Estados Unidos y Corea del Sur crecieron más rápido que la inversión, lo que sugiere la existencia de costes ocultos y profundas ineficiencias que no son seguramente ajenas a la regulación que sufre el sector y a la gestión comercial del sector de las telecomunicaciones sumido en una baja rentabilidad fruto de una competencia exacerbada. El cuadro se completa con el dato de que el retorno del capital invertido en Estados Unidos era el doble que en Europa en 2018. Europa, que definió a la tecnología 5G como una piedra de toque del desarrollo tecnológico, ha quedado relegada y parece encarar una nueva derrota como la padecida frente al desarrollo de las grandes plataformas de Internet.

El informe señala que el 5G es parte integral del futuro de la infraestructura digital de Europa y de su capacidad de resistencia. “Durante la primera mitad de este año hemos sido testigos de una transición acelerada y sin precedentes al trabajo remoto, entretenimiento y vida doméstica de forma masiva durante la crisis de la Covid-19 que ha puesto de relieve la importancia y aspectos críticos de las infraestructuras de red”, señala el documento. Para los analistas buena parte de estos cambios de hábitos y formas de trabajo van a persistir o retornar en los años próximos. La demanda de un mayor ancho de banda para las video conferencias, el 'streaming' de video y el entretenimiento en línea combinados con la cambiante geografía en el uso de la telefonía móvil y la prolongación de las horas punta, ponen de relieve la necesidad de un incremento de las inversiones en las infraestructuras de telecomunicaciones “y un marco regulador que aliente y facilite” estas decisiones apunta la ERT.

Para los analistas del sector la tecnología 5G va a jugar un papel crítico para hacer frente a un incremento de la demanda de las redes. Los aspectos clave de la tecnología de quinta generación son un periodo de latencia más bajo, mayor velocidad en la transmisión de datos, mayor fiabilidad y seguridad, y menor consumo energético. Un despliegue eficiente de esta tecnología va a permitir a los operadores de telecomunicaciones y proveedores de servicio una gestión más adecuada del tráfico en sus redes y una mejor calidad de servicio para los usuarios. Como señaló el Comisario para Mercado Interior, Thierry Breton “5G no es solo un escalamiento, es una nueva tecnología”, apuntan los analistas. Al margen de la conveniencia para los usuarios, la capacidad del nuevo protocolo para interconectar tecnologías la hace esencial para el desarrollo industrial vinculado a la digitalización.

Los coches con conducción autónoma, las viviendas inteligentes, la Internet de las cosas, dependen en buena medida de que las infraestructuras de red se adapten para incorporar de forma masiva a la 5G.  Para la industria su supervivencia está vinculada de forma creciente a su capacidad de conectarse, porque de esa capacidad van a depender de forma creciente la armonización de los procesos en los propios conglomerados industriales. Para la Comisión Europea (CE) “5G es un activo clave para que Europa compita en el mercado global”. Para el presidente de ERT, Carl-Henrik Svanberg Europa se ha aproximado a esta tecnología de forma muy fragmentada y se requiere además el apoyo a la mediana y pequeña empresa porque sin ello tampoco existirá el apoyo requerido para las grandes empresas industriales. 

Para Svanberg, presidente de la división de camiones de Volvo y ex presidente del fabricante de equipos de telecomunicaciones Ericsson, el requisito previo para que el Pacto Verde se haga realidad en Europa es que antes haya un avance digital en línea con el despliegue del 5G. El ejecutivo señaló la necesidad de que haya una coordinación europea para el despliegue de la quinta generación. Para los analistas uno de los factores que ha sembrado el desconcierto y ha jugado un papel significativo en el retraso del despliegue de la tecnología es el conflicto desatado por Washington en su guerra comercial con China que ha llevado a la exclusión en parte del mundo del principal fabricante de equipos de infraestructuras de red para la 5G, Huawei. De forma significativa ha sido Europa quien ha sufrido el retraso en esta guerra, quedando por detrás de Estados Unidos y de Asia.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...