edición: 2600 , Miércoles, 21 noviembre 2018
12/09/2018
banca 

Una buena boda para Bankia

Sueña la ministra Calviño con recuperar las ayudas públicas de la crisis financiera, un imposible metafísico, que diría un ilustrado experto económico. Un pastón al que seguramente no se le verá jamás el pelo por el Tesoro público de todos, un sueño de cualquier ministro económico que se precie y al que el guion políticamente correcto le obliga a eso, a creerse lo que no se cree. Pero la ministra es bisoña en las respuestas a preguntas facilonas y,se enreda en las contestaciones.

Si te preguntan que para cuándo se privatizará Bankia, tan sólo debería recordar la respuesta de su consejero delegado, José Sevilla, irónico y jovial con aquello de que "lo importante es ser claros, esto es como dejar de fumar, hay que hacerlo en algún momento". Instante que coincidirá con la oportunidad que permitan las cosas. Qué cosas, pues la primera, la única, la más importante, la que resta para cerrar el círculo del plan es, simplemente, que el precio del dinero pierda ese signo a la izquierda que delata su valor negativo. Así de sencillo.

Pero no, Calviño se animó y se puso a marear la perdiz con los precios de mercado, como si el banco público fuera víctima de una temporada de rebajas de blusas, faldas o pantalones. Ya sabía el público que el dueño tiene el objetivo de privatizarlo, devolverlo al mercado, como Dios lo trajo al mundo, limpio y aseado, solvente y con beneficios. Bruselas presionó para que cumpliera un primer plazo, pero luego levantó el pie y aflojó: hagan ustedes lo que quieran cuando puedan. Y así será en los próximos años, sine die, sin prisas.

Dejar de fumar no es tarea sencilla, se tienen que dar las condiciones objetivas y la voluntad subjetiva. En Bankia sólo hay que esperar a que suban los tipos. Por eso Calviño se enreda cuando asegura que "más que correr, lo importante es recuperar ayudas públicas". Pero alma cándida, para ese idílico escenario, irreal, de ensueño, la acción debería ponerse por las nubes, que no será el caso, o transcurrir 24 años para vía dividendos recuperar las ayudas. Y ¿por qué no una buena boda con un buen novio dispuesto a pagar una dote (prima de emisión) para las arcas del Estado? Pues eso.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...