edición: 3054 , Viernes, 25 septiembre 2020
30/01/2020
Algo más que ”motivos personales”

Un expediente sancionador a REE implicaría a la ministra de Transición Energética

La CNMV, lenta de reflejos, entra a valorar las explicaciones y motivos de la dimisión de Jordi Sevilla y la posible aplicación de una sanción por infracción grave
Juan José González
Un ministro del Gobierno telefonea al presidente de una compañía con el fin de influenciar en una decisión. El ministro (en este caso, ministra) es responsable del sector energético y, por lo tanto, el encargado de ejecutar las políticas necesarias para el buen funcionamiento del sistema. La compañía es la encargada de gestionar la distribución de la energía del sistema eléctrico español, cotizada y donde el Estado es un socio o accionista minoritario con el 20% del capital. La irregularidad en la acción del ministro es tan manifiesta y elocuente que en cualquier país moderno con un sistema de instituciones correcto, democrático y abierto, obligaría, de facto, a intervenir inmediatamente, bien suspendiendo la cotización de forma cautelar, o bien, con el mercado cerrado, solicitar explicaciones. Se sabe que en el caso de la ministra y Red Eléctrica de España, no hubo intervención institucional alguna hasta ayer, tres días después de conocerse la dimisión del presidente de REE, en principio "por motivos personales" aunque posteriormente surgieron otras causas "externas". Lo cierto es que el acontecimiento ha desencadenado al menos dos acciones: la política y la del supervisor de los mercados, la CNMV. Esta parece apresurarse ahora a esclarecer los hechos, a partir del envío de REE al supervisor de un "Hecho Relevante". Era necesario explicar la salida.
El presidente dimisionario había reunido al Consejo de Administración para exponer las razones que le motivaron para tomar la decisión: poner su cargo a disposición de este. En la misma reunión se trataron las intervenciones, al parecer, numerosas y reiterativas, que provocaron una situación incómoda e insoportable, y que fueron determinantes en la formación de las discrepancias surgidas entre la ministra y el presidente de la compañía. Puntos de vista divergentes a propósito del marco Regulatorio del sector, opiniones y criterios que afectarían al presente y al futuro de la compañía, a sus planes estratégicos, en esos momentos en revisión.

Juega en esta trifulca gubernamental y empresarial un papel cuando menos curioso la SEPI, la sociedad que mantiene y gestiona las participaciones de las empresas públicas, en este caso, el 20% la de REE. Pero además, en este episodio de injerencia en los asuntos de gobierno de la empresa cotizada, ha llegado a implicarse incluso en el contenido de la carta del Hecho Relevante, hasta el extremo de haber modificado algunos términos de la misma, en concreto, el relativo a al existencia misma de discrepancias entre la presidencia de la empresa y la ministra de Transición Ecológica.

Llegados a ese punto, en el que la intervención de la SEPI en la trifulca llega a intentar influir en el tono y términos, en el fondo y en la forma del Hecho Relevante, es razonable pensar que un supervisor perspicaz y avispado en sus funciones reaccionase. El juego de intereses en liza, con el posible perjuicio de terceros -accionistas- forzaron la intervención de la CNMV que en el ejercicio de sus funciones supervisoras solicitó explicaciones sobre la decisión del dimisionario. Obviamente, el cambio del máximo responsable de una compañía con miles de accionistas y con un claro interés estratégico, no se puede saldar con un simple "dimito por motivos personales".

Disconforme con los motivos que justificaron la dimisión del presidente de REE, el supervisor quiere y debe investigar solicitando cuanta información considere relevante para sacar conclusiones y esclarecer los verdaderos motivos de la renuncia de Sevilla al cargo. La CNMV investigará los "motivos personales" argumentados por el dimisionario, como también revisará los términos de ese rotundo "de mutuo acuerdo" que recoge la misiva de la compañía en el Hecho Relevante. Las conclusiones de esa investigación pueden determinar la apertura de un expediente sancionador a la compañía.

Porque el caso de Sevilla, no sería por otro lado, el único que conoce la CNMV por el que un miembro del consejo de administración de una cotizada decide resolver el abandono de sus funciones y de su cargo por idénticos "motivos personales", una coletilla que ya se habría consolidado como razón sólida y suficiente para justificar cualquier salida o abandono de una responsabilidad ejecutiva. Obra en el apartado de antecedentes del supervisor el protagonizado por el consejero de Telepizza Marcos de Quinto, hoy aplicado al ámbito de la política, pero que en su día, hace apenas un año, decidía presentar su dimisión por la oposición al acuerdo estratégico entre Pelepizza con Pizza Hut. Si en aquel episodio el supervisor resolvió la aplicación del artículo 282.7 de la Ley del Mercado de Valores (suministro de información relevante con datos inexactos o no veraces), lo que decidió la incoación de un expediente sancionador a la compañía, es probable que ahora se repita el resultado porque la jugada parece ser la misma o muy parecida. Con la diferencia de que en esta ocasión puede salpicar a un miembro del Gobierno.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...