edición: 2598 , Lunes, 19 noviembre 2018
28/05/2018

Un fondo sin fondo

Un diputado que no tenía claro el sistema elegido por el Estado con el que pretendía resolver el saneamiento bancario le preguntó al responsable del Frob en qué consistía, dónde estaba el truco para que el contribuyente no perdiera un euro. La contestación fue sencilla: "se trata de un juego de suma cero que compensará las pérdidas con las ganancias". Contestación que complació al diputado al que, sin embargo, le faltó preguntar por el plazo, el tiempo, el cuándo se produciría el equilibrio de la tal suma cero.

Porque el Frob persiste en el desequilibrio ocho años después de su nacimiento, perdiendo dinero o, lo que es lo mismo, sin recuperarlo en cantidad suficiente como para que ese juego de suma cero se pueda atisbar en el horizonte. Pierde el mecanismo societario ideado por el Estado mes a mes, se diluye su patrimonio inicial, nada menos que 43.000 millones de euros del contribuyente en forma de aportación pública y de los que ya se ha consumido el 99%. Ocho años de voraz despilfarro para pagar las malas cuentas a cuenta de otros.

Y de nuevo se cumple la sentencia de que todo lo que comienza en el Estado como empresario, o va a la ruina o es, como es el caso, un pozo sin fondo (un fondo sin fondo). La cosa no se queda ahí, en el consumo de masa patrimonial, a los 43.000 millones de todos hay que sumar una deuda cuantiosa y en cantidad industrial que, según expone en la memoria social del desfondado Frob se sitúa en los 10.470 millones de euros.

Pero lo peor de todo este `negocio´ (por cuenta de terceros, los contribuyentes) es que a las pérdidas propias del Frob se le deben añadir las de su 45% de participación en el capital de la Sareb, otra que tal baila, lo que lleva a pensar que las dos juntas se irán a la ruina en breve, al menos, ya tienen el certificado de descalabro patrimonial que atestiguan sus resultados. Mal negocio y peor gestor el Estado, metido a empresario y en este caso a liquidador. Quién se va a creer que la función, el objetivo y la meta del Frob (y de la Sareb) no es otro más que el `saneamiento´ bancario. Pues sí.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...