edición: 2762 , Miércoles, 17 julio 2019
09/05/2013
OBSERVATORIO DE ECONOMÍA

Valoracion de las empresas familiares en el impuesto sobre el patrimonio

Juan Rincón Alonso* (KPMG)

Ahora que ha comenzado el plazo para la declaración del Impuesto sobre el Patrimonio del ejercicio 2012 resulta necesario acudir a las reglas de valoración de cada uno de los bienes que deban ser declarados. El impuesto grava el patrimonio neto (bienes y derechos menos deudas) que tienen las personas físicas a 31 de diciembre de cada año.

Si bien el impuesto ha sido cedido a las Comunidades Autónomas, y en uso de dichas facultades algunas Comunidades han establecido una bonificación del 100% en la cuota a pagar (i.e. Madrid), sin embargo en el resto de España todos los contribuyentes estarán obligados a liquidar el impuesto y pagar la cuota correspondiente.

Llegados a este punto, y con relación a las participaciones en empresas familiares, las cuales podrían estar exentas en el Impuesto sobre el Patrimonio siempre y cuando se cumplieran los requisitos establecidos en la Ley, hay que tener muy en cuenta el importe por el que se deben valorar con objeto de no incurrir en contingencias fiscales futuras.

Pues bien, para las participaciones en empresas familiares (no cotizadas) se tendrá que considerar el valor teórico resultante del último balance aprobado, siempre que este haya sido sometido a revisión y el informe de auditoria resulte favorable. Si la empresa familiar no hubiera sido auditada o el informe hubiera sido desfavorable entonces la valoración sería la mayor del valor nominal, el valor teórico resultante del último balance aprobado o el resultado de capitalizar al tipo del 20% el promedio de los beneficios de los tres últimos ejercicios. 

El criterio que se seguía hasta ahora para determinar el ejercicio al que se refería el ultimo balance aprobado obligaba a que existiera un decalaje, de tal forma que para la declaración del Impuesto sobre el Patrimonio del ejercicio 2012 el ultimo balance aprobado a 31 de diciembre del 2012 era el correspondiente al ejercicio 2011.

No obstante lo anterior, el Tribunal Supremo en recientes Sentencias de fechas 12 y 14 de febrero de 2013, ha intentado que la valoración de las participaciones en empresas familiares se adecue todo lo posible a la realidad económica de dicha sociedad. Así pues, según criterio del Supremo el ultimo balance aprobado debe ser (siguiendo el ejemplo anterior) no el correspondiente a 31 de diciembre del 2012 sino el que se hubiera aprobado dentro del plazo legal para presentar la declaración del Impuesto sobre el Patrimonio, es decir, el aprobado antes del 1 de julio del 2013.

Evidentemente, este nuevo criterio reflejará con mayor precisión el patrimonio del que es titular el contribuyente a la fecha de devengo del Impuesto sobre el Patrimonio. Ahora bien, nunca llueve a gusto de todos, de tal forma que habrá contribuyentes que usando este nuevo criterio verán que la cuota a pagar por el impuesto se reduzca considerablemente mientras que por el contrario otros tengan que pagar una cantidad mayor.  Una vez más, todos aquellos con participaciones en empresas familiares deberán reflexionar detenidamente antes de presentar su declaración de patrimonio del ejercicio 2012.

*Senior manager del Área de People Services de KPMG Abogados

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...