edición: 2363 , Miércoles, 13 diciembre 2017
31/01/2013

Varane se cuela en la noche de Messi y Ronaldo

Antonio Cubero
El Real Madrid y el Barcelona disputaron un gran partido de toma y daca digno de una semifinal de Copa del Rey entre dos equipos que pueden presumir de ser los mejores del mundo. Fueron fieles a su estilo. Recuperación y verticalidad en busca de la portería rival con rápidas contras por parte madridista y  tratar de imponer su ritmo pausado del toque desde la posesión de la pelota por el bando barcelonista. Un cóctel de identidades diferente de juego que quedó plasmado en un duelo trepidante, de ida y vuelta en algunas fases, con muchas ocasiones de gol y el colofón de un empate a un tanto que deja abierta la eliminatoria para la vuelta del 27 de febrero en el Camp Nou.

Fue un partido intenso y vibrante que mereció más goles. Fue el Madrid el que arrancó con más ambición en busca de un golpe de gracia que dejara noqueado a su oponente sin haber tomado su sitio en el campo. Fue el primero en tomar la iniciativa. Se fue a buscar al Barça arriba y cada robo fue una contra incendiaria. En la primera recuperación, Cristiano Ronaldo forzó a Piqué una falta al borde del área. Su potente lanzamiento por alto lo desvió Pinto en una estirada acrobática.

Tras el susto, Xavi Hernández y Andrés Iniesta tomaron el mando de su equipo para poner a prueba al debutante Diego López, que finalmente fue el elegido por Mourinho para ocupar la portería. Una mala entrega de Carvalho al meta que cazó Cesc Fábregas la desaprovechó Xavi, cuyo remate sacó Rafael Varane bajo los palos. . Luego llegaría el turno a Karim Benzema que, en otra contra fulgurante, remató por encima de Pinto.

Tras el descanso, el Barça salió dispuesto a sentenciar la eliminatoria con más intención de dominar el juego con sus conocidos rondos para llegar al área madridista con pases entre líneas donde unas veces Cesc y otras Pedro desaprovecharon varias ocasiones para haber sentenciado el choque. El gol del Barça llegó después de un mal despeje de Callejón que Messi cedió a Cesc para que con un tiro cruzado batiera a Diego López.

Con el resultado favorable  perdonó el Barça y lo pagó caro porque el Madrid sacó la casta y, apoyado por el Bernabéu, se volcó a corazón abierto en busca de la igualada. El premio llegó en un centro de Özil que el dios fútbol quiso que fuera Rafael Varane quien de un certero cabezazo picara la pelota al fondo de la portería azulgrana. Y es que en una noche en la que no brillaron Leo Messi y Cristiano Ronaldo, fue el joven defensa francés el que se proclamó como el `MVP´ entre la constelación de estrella que reunió el cartel del Clásico.

La eliminatoria está en el aire, aunque el Madrid tomará el Puente Aéreo con la desventaja del gol encajado en la ida que le obliga a ganar o empatar por dos o más goles. De todas formas, por el peso de las ocasiones habidas anoche, el Madrid puede sentirse satisfecho con las tablas- El Barça, por el contrario, puede pensar que ha desaprovechado la mejor ocasión para volver a casa con más de medio billete para la final en el equipaje.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...