edición: 2613 , Martes, 11 diciembre 2018
05/12/2018
OBSERVATORIO DE TALENTO RELACIONAL

Variantes de la Estupidez

Julián Gutiérrez Conde
Existen Estúpidos de Fondo; o sea, el cretino clásico. En mi pueblo y en otros tiempos solían decir que era un poco “falto” por el desorden mental y el número de sandeces que con el mayor desparpajo decía. No se le impedía decirlas, pero una vez dichas pasaban desapercibidas, la gente miraba hacia otro lado y a nadie se le ocurría hacerle caso salvo a algún insensato o gandul aún más “falto” que el anterior ponente. 
Ya se sabe lo recios que son en los pueblos y lo justos que andan de medios así que eso de andar desperdiciando el tiempo en sandeces no tenía predicamento alguno más que para alguna que otra sorna o carcajada.

El Estúpido de Forma tiene muy diversos formatos. Existe por ejemplo el “estirao”, que al considerarse por encima de los demás, camina con la nariz apuntando al cielo y mirando por encima del hombro al resto y desatendiendo al camino que le pone perdido de barro al pisar todos los charcos. A este altanero en mi pueblo se le hacen mofas e imitaciones que le ridiculizan. No se considera peligroso este formato de idiotez. Hasta, a veces, tiene su gracia. Y como nos decían los maestros: ”la ignorancia es atrevida”

En el otro extremo está el Estúpido Burdo. Es una amplia categoría en la que se encuadran desde el “Dejao”, que se abandona a sí mismo, hasta el “Puerco Relacional” que no sólo desprecia a todos sino que avasalla el especio de los demás, so pretexto, de que es una manifestación de “su derecho a la libertaZ” que los demás deben respetar. En mi pueblo, que vuelvo a decir son muy recios, al “dejao” se le advierte para que se corrija y se le deja que, lógicamente, cargue con las consecuencias y responsabilidades de los actos y decisiones de “su mala cabeza”.

Lo del “Puerco Relacional” ya es otro cantar.  Tanto empeño puso en predicar y adoctrinar a los demás en su derecho a hacer su santa voluntad a costa de cercenar la de los demás que un día consiguió convencer a otro de que ejerciera su idéntico derecho. Mira que las gentes de la montaña saben ser pacientes, porque han aprendido que con la montaña no se pueden hacer tonterías, pero aun que su paciencia sea larga no es inagotable y un día decidió “resituar su espacio personal” hasta donde le corresponde, recuperándolo con un “sonoro sopapo” de tal calibre que recolocó y cuadra en su sitio las aspiraciones de quien venía usurpando descaradamente el territorio ajeno. Y desde entonces, todos pueden hacer uso de la libertad que habían visto encogida.

Claro que esas eran formas de “aquellos rudos montañeses” de entonces, pero ¡qué eficaces resultan ante los invasores del espacio personal!

Existen también los Estúpidos de Fondo y Forma. Son los que llamaríamos “Estúpidos Globales” porque lo abarcan todo. Ni saben lo que dicen ni saben comportarse. 

El problema de una organización no está en el número de estúpidos sino a los “faltos de fondo y forma” se les deja ostentar el mando.

¡Cuántas variedades y formatos tiene la Estupidez humana!  Es apasionante.

Pero hay una que es la más peligrosa de todas. Su dañino y malévolo poder reside en que nos pasa desapercibida. Y esa es la Estupidez Propia. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...