edición: 2325 , Miércoles, 18 octubre 2017
07/03/2013
Fracasadas las subastas, se impone la solución rápida

Vía libre para agregar CX y NG a Bankia

Un banco `público y temporal´ de nueve entidades para abrir el mercado del crédito
Juan José González

El Gobierno quiere una solución rápida que dé salida al impasse de la reestructuración del sector, una vez comprobada la falta de interés por las entidades que esperan un comprador. Idea que puede plasmarse en un banco público de carácter transitorio, con el objetivo añadido de activar el mercado del crédito -en particular a las pymes- hasta que comiencen a llegar los primeros síntomas de recuperación. Parece ser la idea sobre la mesa que ni Economía ni Banco de España terminan de rematar. Una salida que para unos es la mejor definición de disparate, y que para otros no es tan descabellada. Banco público sería el integrado por Bankia y la suma agregada de Catalunyacaixa (CX) y Novagalicia (NG), nueve entidades que en los últimos meses habrían llegado a sumar, en inyecciones de capital procedentes del Estado, 42.000 millones de euros. Cantidad que significa el quebranto de las nueve cajas juntas, un grupo de entidades que representa la parte del sistema financiero en quiebra, la crisis del sector, el 23,7% del mercado español.

El grupo de nueve entidades, Bankia más CX y NG, representan también para Bruselas la crisis, el agujero, el destino de las ayudas: la factura del rescate financiero solicitado meses atrás por las autoridades españolas. Bruselas ve con más claridad la situación de quiebra de esas nueve entidades, hoy separadas, con distintos planes y también compartiendo la misma situación de futuro: la incertidumbre de su destino.

La postura de las autoridades españolas es, naturalmente, más subjetiva. Cree y confía en los gestores (por el momento, sólo en Bankia) en la recuperación del mercado y, por supuesto, en el buen gobierno de la política económica propia para resolver la compleja situación de las entidades. Por el contrario, la postura de Bruselas es objetiva respecto a la estrategia a seguir en la crisis bancaria española, puesto que su interés se centra más en los aspectos económicos, del préstamo para dotar de liquidez a las cajas, que en los aspectos de política interna.

Y así, mientras el Gobierno español tiene un problema llamado Bankia, otro llamado CX y otro NG, Bruselas tiene uno llamado crisis bancaria española. Es la diferencia entre contemplar por un lado las partes y por otro el todo.

Pero son los aspectos políticos los que parecen actuar de freno, barrera y lastre para adoptar una decisión a favor o en contra de la idea de `banco público´ temporal o transitorio, una entidad, suma (agregada) de nueve entidades financieras que representarían en torno al 23,7% del mercado financiero español, y que a juicio de algunos expertos del sector bastaría para poner en marcha el mercado de préstamos a las pymes.

Aspectos que en este caso pasan por la negociación política entre el Gobierno central y las dos Comunidades autónomas, también con responsabilidad en las entidades financieras. Así que, tanto el Gobierno de la Generalitat en el caso de CX, como la Xunta en el de NG, tendrían algo que decir y opinar llegado el caso de una suma de ambas entidades al grupo público de Bankia.

Sin embargo, ni catalanes ni gallegos, parecen estar en situación de poner obstáculos a cualquier solución razonable, en el entendido de que bastante tienen con sus déficits como para ponerse exquisitos ante posibles propuestas. Precisamente son los problemas presupuestarios los que impiden en la actualidad una mayor beligerancia autonómica a una solución para las citadas entidades.

La idea de transitoriedad a una entidad suma de las nueve cajas nacionalizadas, por mucho que parezca un proyecto difuso, con problemas de personalidad, gestión, gobierno y gobiernos, y con todos los inconvenientes de la diversificación de productos y ofertas, equipos y plataformas tecnológicas, como también de competencia en clientes, zonas y demás, no sería un cóctel cómodo de gestionar, pero sí un reto para gestores valientes. Una idea de unificación agregada para reactivar el mercado de préstamos, y al que seguramente, se sumarían con el tiempo el resto de competidores.

Ahora falta por ver si, además de la voluntad política, la práctica es capaz de demostrar que donde comen siete pueden comer ocho, o nueve.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...