edición: 2599 , Martes, 20 noviembre 2018
07/01/2009
BOLSERÍAS

Vientos de ‘profit warning’ animan la recogida de beneficios

El Ibex cae un 1,58% y cierra la sesión en 9.570 puntos
Juan José González

Aún no se sabe si la realidad terminará por superar a la ficción, pero mientras se despeja el enigma los inversores aseguran el dinero de la forma más elegante que conocen deshaciendo posiciones y recogiendo todos los beneficios que las inclemencias del tiempo permitan. Descenso del precio del petróleo, recorte de plantillas en grandes empresas y aviso de posibles 'profit warning', han sido las claves para entender la marcha del mercado en la jornada de hoy. Así que eso de que quien aguanta gana, ya no se lo cree (casi) nadie.
· COTIZACIONES

Para los tiempos que corren, tres días seguidos de ganancias en Bolsa son muchos días, y el buen paso de comenzar un nuevo año en positivo terminó al primer tropiezo, de forma que hoy tocaba recoger alguna plusvalía, muy útil en épocas de escasez. La toma de beneficios estuvo centrada en los más grandes del selectivo, con la banca a la cabeza, y con algunos rumores en torno al Santander. No se libraron de las pérdidas BBVA, Santander, Repsol, Telefónica e Iberdrola. Y otros como Iberdrola Renovables, Acerinox, Inditex y Telecinco se llevaron un palo en toda regla. La volatilidad se impone en un mercado al que le falta orientación y le sobran malas noticias por los cuatro costados.

El viento era frío ya a primera hora de la mañana, cuando en la apertura el índice selectivo comenzaba con un retroceso del 0,4%, presagio de mayores pérdidas a lo largo de la jornada, como se confirmó horas después. Las referencias con que contaba el mercado español no eran malas porque el día antes Wall Street había cerrado en positivo, Tokio avanzó el 1,74% y el Kospi subió el 2,84%. Sin embargo, el día era, por decreto, propicio para la toma de beneficios y así se decantó la mayoría de los inversores.

En el sector financiero las cosas no van nada bien, hecho que no sorprende por desconocido, sino porque la realidad acaba haciéndose camino y ésta muestra que más de una entidad financiera española puede tener preparado ya su comunicado de profit warning a la CNMV, algo tan común en este invierno que hasta compañías del tamaño y mercado como Time Warner o Intel, comunicaron hoy a la SEC, sin cortarse un pelo y con la naturalidad que supone reconocer que el horno no está para muchos bollos. A estas horas, lo que se reconoce como un simple rumor (un diario nacional asegura que Banco Santander no conseguirá los objetivos de 2008) puede pasar hacerse realidad en las próximas horas. Condición en la que el banco de Emilio Botín, que el pasado ejercicio se dejó en Bolsa el 46% de su valor, seguramente no se encontraría sólo. Y como es lógico, los inversores temen el recorte del dividendo del Banco, algo que se da por hecho para próximas fechas.

En la jornada se esperaban indicadores macroeconómicos de los que se sospechaba nada bueno: el paro alemán, a media mañana, con retroceso mayor del esperado, no hizo más que confirmar todos los temores. Por si no fuera necesario, los precios de producción de la zona euro, igualmente peor de lo previsto por los analistas, terminó por poner la puntilla a una jornada prefijada como de retrocesos. Y la confirmación de que las cosas pueden ir aún peor de lo que están se produjo con la publicación de la encuesta de desempleo en EE UU, casi 700.000 parados en diciembre, el peor dato desde que se elaboró por primera vez el índice en 2001.

Un paisaje que la inversión interpreta muy bien, indicadores a la baja en ausencia de noticias corporativas. Y si la macroeconomía en EE UU enseñaba su peor cara, en Europa las cuentas no eran muy diferentes, a pesar de que el recorte feroz de la inflación en la zona euro, así como en sus economías, como la española, deja el camino en las mejores condiciones técnicas para que el Banco Central Europeo baje otro medio punto el precio del dinero desde el actual 2,25% hasta el 1,75% en su próxima reunión del jueves 15 del presente mes.

Las bolsas europeas no fueron insensibles al movimiento político-energético de Rusia, país que cuando quiere subir precios, a diferencia de la OPEP reduciendo producción, corta por lo sano. Así que las empresas del sector energético (Gas Natural, Endesa, REE) pudieron recoger en buena medida la incertidumbre de una ausencia de gas a medio plazo, ya que afortunadamente, las reservas de los países europeos, afectados por la drástica medida rusa, mantienen un buen nivel de reservas de gas. En el resto de plazas europeas, las eléctricas estuvieron en situación de alerta en toda la jornada con pérdidas que, como en el caso de Eon (principal importador de gas de Rusia), fueron superiores al 3%.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...