edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
07/04/2014

Vivendi acepta la oferta de Altice por SFR y cambia el mapa de las telecomunicaciones en Francia

La fusión SFR Numericable hunde la oferta preferida del Gobierno y complica el futuro al grupo Bouygues
Carlos Schwartz

El grupo de ocio, entretenimiento y telecomunicaciones Vivendi ha aceptado la oferta de Altice propiedad del magnate Patrick Drahi para fusionar Société Française de Radiotéléphone (SFR) el segundo operador de móviles de Francia con la empresa de telefonía, Internet y servicios de valor añadido por cable Numericable. La operación supone un valor de mercado de 17.000 millones de los cuales 14.250 millones de euros son en efectivo y el resto en una participación del 20% de la sociedad resultante. Vivendi ha informado que a su debido tiempo venderá esa participación. La decisión del grupo supone el rechazo de la oferta competidora de Bouygues Telecomunicaciones, incrementada en tres oportunidades en un intento de hacerse con la presa que Vivendi lleva un año intentando vender.

El ex ministro de Industria, actualmente a cargo de un superministerio de Economía e Industria, Arnaud de Montebourg, había manifestado de forma pública su preferencia por la oferta de Bouygues. Su preocupación central era poner ciertos límites a la competencia desaforada en las tarifas de la telefonía introducidas por Free, un operador virtual que ha entrado al mercado de la mano del Gobierno de Nicolás Sarkozy.

Free, propiedad del grupo Illiad perteneciente al magnate Xavier Niel, entró al mercado derribando las tarifas y creciendo de forma imprevista usando las redes ajenas aunque con un compromiso de inversión en redes propias que según el regulador viene cumpliendo. Sin embargo, la presión de este competidor obligó a los tres grandes operadores, Orange, SFR y Bouygues a bajar precios lo que ha comido sus márgenes hasta el hueso.

Numericable ha vencido el pulso lo que ocasionará más sufrimiento a Bouygues, y supone un reto para los otros operadores. Fundamentalmente porque la empresa captura una base de 21 millones de clientes de móvil a los que puede ofrecer telefonía residencial por cable, televisión y servicios de Internet de alta velocidad. Algo de lo que carece Bouygues.

El movimiento de Altice es replica al de Vodafone en España donde un operador de móvil adquiere a un operador de línea fija residencial con los mismos servicios de valor añadido. Movimiento que Vodafone ya había hecho además en Alemania, el mercado más grande de Europa. Es decir, Numericable se ha plegado a la política estratégica que más expectativas de crecimiento ofrece actualmente a las empresas de telecomunicaciones.

A tal extremo esto es así que Orange en España ha analizado las posibilidades de adquirir un operador local de telefonía fija residencial y servicios de valor añadido, como Jazztel, para no quedar fuera de juego en ese sector del mercado. Telefónica ha demostrado que la oferta de paquetes que engloben todos los servicios es una baza importante de los operadores mayoritarios que disponen de redes fijas y móviles para hacer frente a la competencia de los operadores virtuales y sus otros grandes adversarios. Francia no es un caso distinto. La compra de SFR por Numericable refleja además la voluntad de la primera de sortear potenciales problemas con los reguladores, tanto el francés como la Comisaría de la Competencia de la CE.

Al no reducir la cantidad de operadores en el sector de móviles los conflictos disminuyen ya que la principal preocupación de las autoridades nacionales y europeas de la competencia es la reducción de operadores de cuatro que es el número preferido, al umbral de tres que es el que buscan las empresas del sector. Es esta reducción de operadores lo que tiene en vilo al sector en el caso de la venta de O2 de Irlanda al operador chino Hutchinson Whampoa, y la compra de la filial de KPN en Alemania, e-Plus, por Telefónica Deutschland, ambas sometidas a escrutinio por Competencia.

“Vivendi ha hecho la mejor elección con un equilibrio entre el efectivo recibido en forma inmediata y la participación en acciones que dan a la empresa la posibilidad de obtener las mayor valoración posible”, afirmó la empresa en un comunicado  que ha estimado el valor total en 17.000 millones de euros. Es una realidad que si la oferta de Bouygues hubiera prosperado la fusión del segundo y tercer operador del mercado en Francia hubiera generado una empresa con una base de clientes total de 32 millones, lo que supondría un 42% del mercado, comparado con los 27 millones que tiene actualmente Orange el ex monopolio de telefonía llamado France Telecom. La ventaja de fondo para los grandes operadores habría sido una posible disminución de la guerra de precios, algo que ahora parece más distante.

A diferencia de otros ministros en Europa Montebourg ha mostrado una clara preocupación por el futuro del sector. Su temor es que la persistente guerra de precios sumada a los necesarios gastos de infraestructura acaben debilitando a las empresas del sector y esto repercuta sobre el nivel de empleo y la solvencia de los operadores.

Esta visión se opone a los intereses del regulador europeo, la Comisaría de la Competencia, quien sin embargo deberá buscar alguna forma de contemporizar con los objetivos de las operadoras que han iniciado un proceso de consolidación en el que les va la rentabilidad y por ende la supervivencia. El sector en Europa lucha contra su atomización, la caída de ingresos que se prolonga de conjunto y en promedio ya más de tres años consecutivos y la merma de recursos para inversiones en infraestructuras. Las tecnologías de telefonía de última generación insumen recursos y exigen esfuerzos de inversión como el desarrollo del protocolo 4G en el que Europa lleva retraso frente a Estados Unidos y Asia.

El encadenamiento de procesos de consolidación en diversos mercados desde 2012 se ha enfrentado a las reticencias de Competencia y de la Agenda Digital cuyo objetivo central es abaratar precios. Su estrategia para ello ha sido forzar la apertura de los mercados a los operadores virtuales que operan sobre las redes de los grandes operadores. Pero esa política comienza a hacer agua, entre otras cosas porque hay un exceso de operadores virtuales en los principales mercados europeos y es inevitable que los que sobran salgan del mercado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...