edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
17/07/2018

Vivir de la ilusión

Acostumbrados por nuestros gobernantes (lo que se dice, bien educados y obedientes) a solemnizar lo obvio, el análisis de la economía española quiere ahora mutar hacia un estadio nuevo en el que todo sigue bien o no está todo tan mal. Es decir, el relato oficial de la situación económica troca hacia el optimismo primario, esa ilusión o tendencia a ver y a juzgar las cosas desde el lado bueno y complaciente. Viene esto a cuento de que los econometristas del falible y siempre inexacto FMI avanzan malas noticias para el Mundo a excepción de una isla llamada España.

Claro, una sensación de euforia incontenida embarga a los más intelectuales de las cifras para subrayar que tiene razón el `fondo´, que valora que aquí ya no hay crisis. Presentan como prueba que aquí los pensionistas han sufrido menos que otros habitantes asalariados, que cobrarán lo de siempre al ritmo de la inflación vigente. Así coligen que el sentimiento pesimista es inventado, pues todo sigue al alza; al alza el crecimiento, al alza el empleo y pocas cosas más que debieran ir al alza pero que siguen ahí, ahí.

Ahí sigue a la baja la productividad, a la baja la igualdad y bajos se mantienen también los salarios. El turismo arreglará la temporada pero algo menos que la pasada. La temporalidad alcanza cotas casi de Guinness y el paro se resiste. No hay forma de ahorrar y la distorsión entre la población adquiere tal tamaño que avisa y adelanta una crisis social de profundidad incalculable. Los contratos por horas se ponen de moda y la precarización se hace hermana de la inseguridad laboral. El panorama de infelicidad se extiende por el orbe e inunda los oídos de la población.

Son días malos, horas complejas que terminan por machacar a los más optimistas que claman al gobernante de turno para que ayude a las empresas competitivas a generar empleo estable, con contratos permanentes que expulsen de una vez los contratos fraudulentos (los falsos autónomos...) y obliguen la conversión de los contratos por horas en jornadas completas. Mientras tanto, seguiremos hablando de que todo va bien aunque no sea cierto, y de que las malas noticias son, según el FMI, para el resto del Mundo excepto para España. Aunque tampoco sea cierto. Pura ilusión.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...