edición: 2977 , Viernes, 29 mayo 2020
20/09/2017

Vodafone invierte 2.000 millones en su red de fibra en Alemania para los sectores residencial y empresarial

La decisión puede empujar a la competencia a coinversiones y reanimar las negociaciones con Liberty
Carlos Schwartz
Vodafone Alemania anunció la inversión de 2.000 millones de euros en el desarrollo de su red de fibra óptica destinada a la clientela residencial y empresarial. La empresa de telecomunicaciones tiene como objetivo la conexión por fibra óptica de un conjunto de polígonos empresariales que no cuentan con infraestructuras de conexión a Internet que admitan alta velocidad. La iniciativa de la empresa es para la implantación de la banda ancha a muy alta velocidad en su oferta de 1 Giga. Vodafone tiene una penetración en el sector empresarial del 15% y ve en la introducción de la banda ancha a muy alta velocidad una oportunidad de generar nuevos clientes. De acuerdo con el consejero delegado de Vodafone Alemania, Hannes Ametsreiter, la oportunidad de acometer el plan de inversión es la existencia de una demanda clara de cable de alta velocidad y la realidad de que hay en el sector de los polígonos empresariales infraestructuras de acceso a Internet que no permiten la alta velocidad.
De acuerdo con el director financiero del Grupo Vodafone, Nick Read, la inversión llevará fibra para velocidades de un Giga al 30% de las viviendas en Alemania y a unas 100.000 empresas para 2021. La inversión se desarrollará en cuatro ejercicios comenzando este año. Vodafone tiene una importante implantación residencial con 12,6 millones de clientes y de acuerdo con Ametsreiter los acuerdos con Deutsche Telekom (DT) para la comercialización de redes de tecnología de nueva generación (NGN) pueden implicar otros 14 millones de clientes llevando los contratos totales a unos 26 millones de viviendas igualando la penetración en el mercado del ex monopolio estatal DT. En el sector de empresas el objetivo es tener acceso por red de cable de fibra óptica de alta velocidad a 2.000 polígonos empresariales previamente determinados por su proximidad a las centrales de Vodafone.

De acuerdo con analistas que siguen la actividad de Vodafone a escala global los datos aportados por la empresa implican un esfuerzo inversor que va a dejar planteadas varias incógnitas a sus competidores. En primer lugar la empresa de televisión por cable, entretenimiento y telefonía Liberty que ha mantenido contactos con Vodafone con el objetivo de buscar una forma de concentración o acuerdos de fondo se puede ver empujada a reabrir conversaciones con la empresa de telecomunicaciones. Liberty tiene una importante red en Alemania y Vodafone de acuerdo con las fuentes consultadas, ha evitado solapar sus planes de expansión con las infraestructuras existentes de Liberty lo que lleva a replantearse la posibilidad de sinergias que no han sido explotadas por falta de acuerdo entre ambas empresas.

El esfuerzo financiero puede además alentar en los competidores el afán de hacer coinversiones para reducir costes solitarios aprovechando el modelo de expansión que Vodafone ha desarrollado, entre esos potenciales colaboradores está la propia DT. De acuerdo con datos de Vodafone la penetración en el sector empresarial de las líneas de móviles es de un 40% mientras que tienen una participación del 15% en líneas fijas de empresas con una tasa de convergencia en el caso de las empresas clientes -entre fijo y móvil- de sólo el 25%. De aquí que la proyección sea de crecimiento significativo con la introducción de infraestructuras de NGN en polígonos empresariales.

Vodafone ha desarrollado tres modelos de asociación para el desarrollo de las infraestructuras que se propone poner en marcha. El primer modelo se refiere a su socio industrial en parte del proyecto alemán, Deutsche Glasfaser (DG). Este construye la infraestructura pasiva de red de fibra óptica de alta velocidad y la conecta a la red troncal de Vodafone. Esta a su turno incorpora el equipo activo, firma los contratos con los clientes y opera la red. DG recibe un adelanto que representa un tercio de todos los costes de instalación de la red y Vodafone amortiza en una serie de años la infraestructura pasiva que queda transitoriamente en propiedad de DG. El segundo modelo es la asociación con los ayuntamientos para el desarrollo de infraestructuras de red en zonas en donde la velocidad media es de sólo 50 Megas y que abarca a un 25% de las residencias alemanas con ubicación fundamentalmente rural.

El Gobierno federal de Alemania ha anunciado una inversión de 3.000 millones de euros por año a partir de 2018, que de acuerdo con algunas fuentes puede ser en total de hasta 25.000 millones de euros, para el desarrollo de infraestructuras de red de  fibra óptica de alta velocidad en las zonas con peor acceso a Internet. Estas viviendas coinciden con las zonas rurales de Alemania donde el coste de brindar conexión es más alto que en las ciudades. Vodafone aspira a desarrollar fehacientemente esos subsidios en colaboración con los municipios.

El esquema es que el ayuntamiento concursa por sus subsidios, los obtiene, y decide establecer una colaboración con Vodafone. La empresa de telecomunicaciones comercializará los contratos con los clientes con la expectativa de un 33% de éxito. El municipio construirá la red de fibra óptica desde la vivienda hasta la central y Vodafone hará el enlace con su red troncal, aportará los equipos activos y brindará la conexión a las viviendas. El municipio recibirá un pago mensual por el uso de la red por cada cliente conectado. El tercer modelo es la migración de los clientes ya existentes a la tecnología DOCSIS 3.1 que sobre cable puede llegar hasta los 10 Gigas. El tiempo de implantación de esta tecnología para los clientes residenciales se ha reducido a dos años de los cuatro previstos inicialmente.

El desarrollo de las infraestructuras fijas con red de fibra óptica de alta velocidad se ha convertido en uno de los nudos de la competencia en el sector de las telecomunicaciones porque las empresas hacen frente al modelo desarrollado por los ex monopolios estatales que tienen las infraestructuras de red en todos los países europeos y que comercializan telefonía fija, televisión y telefonía móvil en un paquete. Para superar ese obstáculo en España Vodafone adquirió a la empresa ONO que contaba con una red propia de fibra óptica.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...