edición: 2109 , Viernes, 2 diciembre 2016
16/09/2008

Vodafone le pone una vela a Dios y varias al diablo

Reniega de la deidad de las inversiones en nuevas redes y a falta de los favores del mercado, espera que se le aparezca ‘la virgen’ en Bruselas para forzar a Telefónica a compartir sus nuevas redes, pero Francisco Román insiste en levantar altares en cualquier tribunal a su guerra a la fibra. La reestructuración de Colao ha cercenado sus pretensiones de liderazgo, así que se entretiene en el polvo de los archivos de Airtel. Confía en cazar con la acusación de posición dominante contra Telefónica lo que la CMT le niega: una pértiga de 670 millones con la que salvar la brecha de los 1.000 millones de inversión que le aventaja la red Futura. Y, a Reding rogando y con las tarifas dando, Vodafone incrementará un 20% el establecimiento en llamadas internacionales. Por si acaso. Aunque tantas velas le quemen las pestañas a Román.

Inconsciente de la gravedad de sus dolencias, la mayor operadora del mundo, empeñada en culpar de su ´profit warning´ y su desaceleración al ‘empedrado’, sigue jugando a tirar balones fuera y acelera el ventilador.  Lo hace ahora en un tribunal de primera instancia de Madrid, aún a costa de cronificar su zozobra. La británica se ha convertido en el mercado español en pionera de la sangría de clientes, erosión de ingresos y orfandad del Iphone, justo ahora que la hora de la convergencia y el ajuste de los mercados europeos llaman a la hora de la verdad. El despliegue de las redes de fibra de Telefónica será solo una palada más en el foso de las debilidades de Vodafone.

Y es que si algún grupo quiere competir en serio en banda ancha en España sin sustos a largo plazo, o compra Telefónica –algo bastante complicado– o compra Ono, o invierte. Tres opciones que rechaza Francisco Román. Atada al discurso del monopolio, Vodafone no invertirá, ni siquiera en grupo con Orange y Jazztel. Se aferra al mástil del victimismo y a las líneas de cobre que, como mucho, pueden ofrecer entre 6 y 8 megas en la mayoría de los casos, muy lejos de accesos reales de entre 30 y 100 megas. Espera que las nubes de Reding se conviertan en octubre en un maná para sus inercias. Si no, a seguir llorando. Y a esperar que las velas al Supremo den mejor resultado, al menos para llenar las arcas que la ‘gripe española’ ha dejado tiritando en el último semestre.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2016 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...