edición: 2600 , Miércoles, 21 noviembre 2018
02/03/2009

Vodafone se aplica el tratamiento de choque para su ‘debilidad’ española

Traspasa a sus clientes más fieles las ‘vacunas’ de la voz
Ana Zarzuela

Respira por la herida ibérica. La segunda operadora del mercado busca zafarse del ‘arte’ de ganar clientes en telefonía móvil (152.000 en un trimestre) sin incrementar ingresos. Vittorio Colao fue el primero en reconocer que le correspondía aplicar la cirugía de urgencia para una epidemia que carcome al ‘corazón’ operativo de Vodafone en el Viejo Continente. Cada estación del vía crucis ibérico marca sus pasos: las piruetas de precios y ofertas catapultan su facturación en España, pero condenan al infinito a sus beneficios y lastran los ingresos del servicio orgánico un 5,8% respecto al trimestre anterior. Por eso escucha los vientos del mercado y ajusta sus velas. No puede evitar su tratamiento global -adelgazar sus costes en un millón de libras antes de marzo de 2011, con una reducción de plantilla incluida-, pero en España su cuádruple receta pasa por  impulsar los ingresos por cada cliente y apostar por el segmento de datos móviles, de empresa y de banda ancha, cuyos ingresos crecieron un 9% en el último trimestre Para empezar, reduce las tarifas convencionales y a teléfonos fijos; sube los precios entre operadores y sacia su sed con las aguas del consumo de los cinco millones de clientes más fieles, con el incremento del precio nominal por minuto de sus tarifas más populares. Junto con Jazztel se consuela con su delantera en la guerra de la velocidad de subida del adsl y busca sitio en la integración fijo-móvil para empresas y en la guerra de los smartphones con su HTC Magic.

La actividad española  tan sólo supone el 13% de los ingresos totales de la compañía, muy por debajo de sus principales mercados en Alemania y Reino Unido, pero la británica se ha convertido en el mercado español en pionera de la sangría de clientes, erosión de ingresos y orfandad del Iphone, justo ahora que la hora de la convergencia y el ajuste de los mercados europeos llaman a la hora de la verdad. Los burladeros de la británica rompen tablas y la dejan, cara  a cara con el toro de la recesión económica, la bajada de consumo y la erosión de sus segmentos tradicionales. Navega a contracorriente del mercado. Relativiza la voz. Se refugia en las piruetas del internet móvil, la convergencia y los datos.

Ni el mercado europeo ni las operaciones tradicionales lo acompañan para driblar la crisis. Expuesta al ‘monocultivo’ móvil, con sus mejores expectativas depositadas en la cesta de los ingresos por voz -los más debilitados en el conjunto de Europa-, al albur de los precios a la baja, por la competencia y la reducción de tarifas -erosionada por la desaceleración del crecimiento del ADSL en España y el conjunto de Europa y de la hegemonía de Telefónica -reforzada por el iPhone- en fijo, en adsl e Internet móvil, a Vodafone todo se le han vuelto ‘pulgas’ para sus flaquezas. Por eso ofrecerá los servicios online de Microsoft a través de sus redes de telefonía, navegadores y ordenadores a las medianas y pequeñas empresas; busca integrar la telefonía móvil con la fija para los clientes de empresa y autónomos mediante un servicio de voz a través de Internet (voz IP), 'Comunicador Oficina Vodafone'. Y competirá con Telefónica a partir de abril por el Android de Google con su HTC Magic en ristre.

SIN ‘VACUNAS’ PARA ESPAÑA

Es la propia operadora la que reconoce que mientras que las nuevas tarifas y promociones han aumentado el uso de la compañía por parte de los clientes, el abaratamiento que éstas conllevan en las llamadas por minuto ha reducido los gastos de los usuarios (hasta los 30,3 euros, un 11,1% menos) y por tanto los ingresos de Vodafone. Ahora que los ingresos de los operadores móviles se retraen por primera vez en la historia de España, a Vodafone se le agota el ímpetu de la telefonía celular en los servicios de voz: ya cayó un 4,3% en los últimos seis meses de 2008 y el descenso de los ingresos por servicios de voz ha tocado el suelo del 7,7% en el tercer trimestre de su año fiscal. Pero los ingresos por servicios de datos crecieron un 9%, impulsados por Internet móvil y la conectividad PC- móvil.

Vodafone España registró un descenso del ingreso medio por cliente desde los 34,1 euros del mismo periodo el anterior ejercicio, hasta los de 30,3 euros. Necesita liberarse de su dependencia y afinar los anzuelos de la portabilidad y la banda ancha: los ingresos por servicios de datos, crecieron un 9%, impulsados por Internet en el móvil y la conectividad PC móvil. Vodafone España registró ingresos por servicios de banda ancha fija de 80 millones de euros, gracias al incremento en la base de clientes desde los 44.000 hasta los 393.800 usuarios. Pero el despliegue de las redes de fibra FTTH de Telefónica será sólo una palada más en el foso de las debilidades de Vodafone en la península. Aunque lo eluda, si quiere remedar la convergencia de Telefónica, todos los caminos de Vodafone conducen a la inversión en fibra. O a la compra de operadores fijos. En el reino de Colao hoy ya nada se descarta.

Oveja negra de las zozobras de las telecos europeas, la operadora necesita liberarse de su dependencia del mercado de la telefonía celular en España y Gran Bretaña. Por eso Colao apura los tratamientos. Prometió dejar de tirar la lanza en los mercados tradicionales y las operaciones clásicas. Esta vez, las recetas pasarán por “darle a los usuarios lo que quieren”, pero por el atajo del recorte de personal y de costes -1.000 millones de libras hasta 2010-  la apuesta por el internet para llevar, la moderación con el dividendo y el impulso a los segmentos de mercado profesionales, en los que ya tiene dos millones de líneas empresariales. Los analistas le marcan las fronteras: pagó caro el menosprecio al descenso del consumo móvil entre los inmigrantes en España y puede reeditar esas facturas si el mercado de la telefonía empresarial, de espaldas a la portabilidad, ha tocado ya su techo.

IMPULSO DEL ADSL

La banda ancha sigue creciendo en España -con un ritmo del 15% interanual-, pero consolida los galones de la operadora que preside César Alierta, con un 57,2% del total de líneas y la fibra y la llave de la convergencia a mano. En la lotería de la FTTH española, Vodafone ya no sacará mucho más que la pedrea, no podrá desplegar una red antes que Telefónica, ni arrugarle el estreno del Plan Futura a la incumbente. La palabra inversión no asusta en Vodafone. Los de Vittorio Colao recuerdan que es el que más ha invertido en España durante los últimos años. Pero no será en un nuevo despliegue de fibra óptica. No, al menos en solitario. La operadora compró Tele2 para lanzar sus ofertas de banda ancha fija pero,  a la vista de los costes de la inversión y de la cuota de mercado, de momento no se plantea el despliegue de otra nueva red.

Lo recordaba Colao en una entrevista con El Economista: "no es rentable una segunda red de fibra". En España sólo comenzará las pruebas de 100 megas velocidad en ‘hilos’ prestados.  Vodafone mira a Berlín- donde compartirá el despliegue de la red de nueva generación con Deutsche Telekom-, le tiende la mano a César Alierta para compartir inversiones  -o al menos su uso- y ensaya atajos a la fibra: ha comenzado en Madrid parte de las pruebas mundiales para superar con una red piloto los 60 megas con un ancho de banda de 10 MHz. Junto con Jazztel se consuela con su delantera en la guerra de la velocidad de subida del adsl. Vodafone lanzará en verano ofertas de banda ancha móvil tecnología HSPA+MIMO con 21 megabits de bajada y 5 megabits de subida (sobre el papel).

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...