edición: 2764 , Viernes, 19 julio 2019
20/05/2011

Votar por intuición

Alfonso Pajuelo
Mañana es jornada de reflexión pero hay poco sobre lo que reflexionar. Este es el momento y hora en que vamos a depositar un voto militante, creyente, intuitivo o de castigo, nada que ver con una decisión informada. Porque los dos grandes partidos han puesto sumo interés en no contar a los españoles qué van a hacer, qué no van a hacer, qué gastos van a recortar, cómo van a gestionar los ingresos, qué impuestos van a subir y cuánto, y, sobre todo, qué sacrificios nos van a pedir a los españoles. Todo ello claro está referido a Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales. Votamos a ciegas.

El fondo de la acampada-protesta del movimiento 15M es el descrédito de los político, la falta de confianza en el sistema, porque en eso está derivando a pesar de que el hecho de que tengamos una clase política tan mediocre (disculpen la generalización pero es que las excepciones no son muchas y realmente pintan poco) nada tiene que ver con el sistema y sí con sus administradores y auditores.  Así parece que lo entendió Rajoy cuando hace tres días salió inesperadamente a defender a la clase política. Esa clase que ha pasado de la desconfianza al descrédito, un sentimiento que veremos qué consecuencias tiene en las urnas pero que sin duda ha calado hondo en la sociedad.

Estamos en un contexto muy peligroso porque el horizonte no está bien iluminado. Pueden empezar a aparecer salvapatrias y oportunistas del más diverso pelaje aprovechando lo que se nos viene encima. Alcaldes y gobiernos autonómicos tendrán que tomar medidas drásticas, difíciles de digerir y muy desagradables porque las cuentas no cuadran y hay mucho que reformar pero sin dinero para ello. La apelación al bolsillo del ciudadano también es limitada porque recordemos que estamos en crisis, hay casi cinco millones de parados y aunque parece que la destrucción de tejido productivo se ha parado, eso dista mucho de apuntar una recuperación. Y todo ello a escala local.

Pero si consideramos que el Gobierno central (ya desprestigiado y a la espera de los resultados electorales para ver si se vuelve inviable) también va a tener que ser duro en sus decisiones y tomar medidas que enfurecerán a la ciudadanía. El panorama es un tanto desolador, incluida la posibilidad de que haya elecciones generales anticipadas, porque el conflicto se va a hace permanente, al menos durante seis meses.

Lo de la Puerta del Sol está muy bien en la medida que refleja el descontento ciudadano pero eso ya ha quedado claro y no hay que insistir más en ello. Lamentablemente tanto el PSOE como el PP han interpretado los signos en clave electoral, un síntoma más de su mediocridad y de la inclemente lucha por el poder.  En otras circunstancias no pasaría nada, sería casi normal, pero ahora hay otros factores a considerar.

La falta de explicaciones sobre sus planes a los ciudadanos en las elecciones locales y autonómicas no hace sino aumentar la desconfianza ciudadana y puede que volvamos a ver acampadas de muy difícil control. PP y PSOE no pueden seguir ocultando a los españoles sus planes reales, los unos porque todavía gobiernan y los otros porque todo indica que van a gobernar. ¡Un poco de grandeza, señores!

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...