edición: 2363 , Miércoles, 13 diciembre 2017
26/09/2014

Washington desata un conflicto con la UE al negarse a igualar a las ECC europeas con las estadounidenses

La CFTC argumenta que la ley Dodd-Frank impide el mismo trato porque requiere otros procedimientos
Carlos Schwartz

La decisión del G 20 posterior a la crisis financiera internacional de dotar al sistema global de entidades centrales de contrapartida capaces de mitigar el riesgo en ciertos sectores como los derivados contratados fuera de los mercados regulados de forma bilateral, conocidos como “over the counter” (OTC), se ha empantanado por la negativa de la Comisión del Mercado de Futuros de Materias Primas (CFTC, por sus siglas en inglés), que regula esos mercados y el de swaps, a homologar a las entidades centrales de contrapartida de Europa con las estadounidenses.

El nuevo presidente de la CFTC que tomó las riendas de la entidad con sede en Washington en junio, Timothy Massad, argumenta que la Ley Dodd-Frank que ha implantado una nueva normativa financiera en el país y que entre otras cosas regula a las ECC exige que para homologar a entidades extranjeras estas deben registrarse ante la CFTC y forma parte del sistema de garantías que se ha impuesto a las entidades estadounidenses. Massad que mantiene una relación directa con el todavía Comisario de Mercado Interior de la Unión Europea (UE) Michel Barnier ha declarado en público que la homologación no es posible.

Mientras, la Comisaría de Mercado Interior se niega a aceptar diversas reglas que gobiernan la actividad de las ECC estadounidenses. De acuerdo con fuentes de medios financieros uno de los obstáculos es la diferencia de criterio para valorar las garantías sobre las inversiones. Los funcionarios de la UE afirman que la CFTC debe adoptar un criterio transparente para la homologación de las ECC extranjeras. El enfrentamiento no tiene un desbloqueo sencillo porque en el fondo de las diferencias están los intereses encontrados de las industrias financieras de Europa y Estados Unidos. Un problema añadido es que el plazo para que las entidades financieras europeas que operan con swaps hagan los contratos a través de ECC que estén homologadas vence en diciembre. De tal suerte que si no se llega a un acuerdo en torno a esta disputa, o se prorroga el plazo, los contratos de swaps hechos a través de las ECC estadounidenses deben deshacerse o los bancos que han entrado en esos contratos deberán consumir mucho más capital para cubrir esos riesgos. Las entidades financieras europeas entran en contratos de swaps en dólares para cubrir posiciones de su balance a través de ECC en territorio estadounidense por costes y disponibilidad de divisa. Las fuentes financieras consultadas estiman como más probable que haya una extensión del plazo por parte de la UE.

Por su parte los funcionarios de la CFTC acusan a la UE de negarse a declarar equivalentes las reglas que gobiernan a las ECC estadounidenses. Es decir, argumentan que la CFTC no puede aceptar a las europeas si no se registran en su territorio bajo su jurisdicción pero pretenden que Europa homologue a las estadounidenses. De acuerdo con fuentes de medios financieros la Comisaría de Mercado Interior ha endurecido posiciones en esta batalla porque a comienzos de año la CFTC declaró no ajustadas a sus requisitos a algunas plataformas europeas de contratación electrónica de derivados lo que las ha excluido de operar con corporaciones y bancos estadounidenses. Los swaps se han convertido en un mecanismo de cobertura de riesgos, como los de tipo de cambio y los de tipos de interés, no solo para los bancos sino también para las grandes corporaciones no financieras. De momento la batalla de quien reconoce a quien sigue sin progresar aunque hay indicios de que el consejo de la CFTC puede reconsiderar algunas de sus decisiones algo que va a alentar el espíritu de resistencia del comisario Barnier que será sustituido en octubre cuando se forma la nueva Comisión Europea.

Una fuente bancaria en España dijo no estar al tanto del detalle de estos enfrentamientos pero si reconoció que tras el plazo de diciembre quienes decidan mantener el “clearing” de contratos de swaps de divisas en ECC estadounidenses “deberán consumior mucho más capital para cubrir el riesgo de quebranto que pueda derivarse de operar a través de entidades no reconocidas por la UE”. Mientras, las ECC deberán entrar en funcionamiento en Europa en octubre de 2015 de forma coordinada mientras el sistema de pagos en tiempo real con dinero de los bancos centrales denominado Target 2 Securities debe estar en marcha en junio de 2015. El mercado de swaps y derivados ha sido un área opaca de la vida de las instituciones financieras. Controlado por grandes bancos internacionales y grandes inversores institucionales quedó bajo la mirada de los bancos centrales y los gobiernos a raíz de la crisis financiera internacional.

El G20 acordó el registro de los contratos y su ejecución a través de las entidades centrales de contrapartida para mitigar el riesgo de un mercado de más de 700 billones de dólares hace ya cinco años. La diferencia cronológica en la aplicación de normas entre Estados Unidos y Europa generó una fragmentación de liquidez por el retraso de la entrada en operaciones para swaps y derivados de las ECC europeas por las dificultades de la CE para llegar a un acuerdo sobre la directiva de infraestructuras de los mercados en instrumentos financieros (MIFID) a causa de las diferencias entre Reino Unido de un lado y Francia del otro. Con el argumento de evitar la fragmentación el regulador estadounidense adoptó en su momento una mayor flexibilidad en materia del cumplimiento de sus normas en Europa como forma de adaptación al ritmo europeo, pero con la expectativa de que las normas estadounidenses fueran reconocidas en Europa sin que las europeas tuvieran trato recíproco por parte de Washington.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...