edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
06/07/2017

Worldpay acepta la propuesta de Vantiv y sus acciones caen un 10% al disiparse la puja con JPMorgan

La operación valorada en 10.000 millones de dólares crea un conglomerado de procesos de pagos
Carlos Schwartz
Worldpay decidió aceptar una oferta de adquisición valorada en 10.000 millones de dólares pagados mayormente con acciones efectuada por la empresa de proceso de pagos y tarjetas de crédito estadounidense Vantiv. El anunció provocó una caída del precio de las acciones de Worldpay del 10% al quebrar las expectativas de los inversores de que se registrara una puja con JPMorgan Chase, uno de los bancos líderes a nivel mundial y que tiene significativos intereses en el proceso de pagos incluida una filial europea con sede en Irlanda. De acuerdo con las leyes de ofertas públicas de Reino Unido el plazo para responder a una oferta es de una hora. Vencido el mismo la empresa que desiste no puede volver a la carga hasta pasados seis meses. Worldpay surgió como una creación independiente del empresario Nick Ogden en 1989 y maduró tras su venta dentro del grupo Royal Bank of Scotland (RBS) quien la integró en su back-office. RBS se vio obligado a vender activos como condición para su rescate en 2010 y la sociedad fue adquirida por fondos de capital riesgo, quienes en 2015 la sacaron a bolsa. En la actualidad el accionista de referencia de Worldpay es el fondo de inversión Blackrock.
JPMorgan se limitó a decir que había sido invitado a hacer la oferta lo que ha despertado rumores sobre la posibilidad de que la invitación fuese un ardid para forzar la decisión de Vantiv. El resultado de todas formas es que Worldpay queda fuera del círculo de la banca que pretende estrechar el lazo en torno a las empresas de tecnología financiera para evitar su desintermediación en sectores del mercado financiero.

De acuerdo con analistas independientes Worldpay es la empresa de procesamiento de pagos más importante de Europa que tiene además acuerdos con 400.000 comercios en 146 países operando en 126 monedas y una implantación especialmente fuerte en el comercio electrónico que genera un tercio de sus ingresos. Worldpay ha acometido una inversión significativa para independizarse de la plataforma de RBC y la migración a su nueva infraestructura independiente aun no ha finalizado. La empresa afirma procesar 31 millones de pagos al día.

Vantiv, con sede en Cincinnati, ha reforzado su crecimiento en mercados en los que no tiene fuerza mediante adquisiciones pero carece de proyección internacional. Los analistas señalan que Worldpay es una empresa líder en Europa en la oferta de canales de pago on line para el comercio electrónico y para las adquisiciones físicas mediante pagos con teléfonos inteligentes y tarjetas de crédito. Los dos fondos que tuvieron el control sobre el capital de la empresa, Bain y Advent, mantuvieron el ritmo de crecimiento de la empresa y el desarrollo de sus infraestructuras y gasto en personal. La empresa emplea en la actualidad
4.500 trabajadores. De acuerdo con los términos de la oferta los accionistas de Worldpay tendrán el 41% de la sociedad conjunta tras el canje de acciones. La oferta tiene una prima del 19% sobre la cotización de Worldpay antes de que se conociera la existencia del interés de Vantiv y JPMorgan.

Los accionistas de la empresa recibirán 55 peniques en metálico y el resto en acciones de Vantiv en la proporción de 0,0672 por cada una que canjeen además de cinco peniques en dividendo lo que representa 385 peniques por acción. Worldpay tiene una deuda neta del orden de los 1.400 millones de libras lo que de hecho reduce el efecto real de la oferta, destacan algunos analistas que esperaban ver una batalla entre el banco JPMorgan y Vantiv y suponían que los accionistas incluso podrían sacar una mejor tajada de sus acciones.

El mercado está decepcionado pero de acuerdo con la lógica empresarial la adquisición es un movimiento estratégico solvente. Desde el punto de vista de la gestión la empresa tendrá un consejo de administración con cuatro consejeros en representación de Worldpay y siete en representación de Vantiv. Por otro lado habrá dos consejeros delegados, el actual de Vantiv, Charles Drucker y Philip Jansen de Worldpay. Ambos dirigirán la empresa durante un periodo de transición conjuntamente y en el futuro Jansen se hará cargo de toda la gestión. Drucker será designado presidente del consejo de administración. Las sedes serán en Cincinnati y Londres, las que cada empresa tiene en la actualidad. Los presidentes actuales de Vantiv y Worldpay, Jeffrey Stiefler y Michael Rake respectivamente tendrán cargos no ejecutivos en el consejo de administración de la empresa.

El fuerte crecimiento de los mecanismos de pagos digitales, el creciente volumen de operaciones que transcurren por esos canales, ha determinado una lucha por incrementar la presencia de los bancos y emisores de tarjetas de crédito en ese mercado. Las plataformas que canalizan pagos sin mediación de la banca están en pleno desarrollo y tienen una cuota creciente del mercado. El movimiento en el sector es visible a través de las operaciones corporativas que se sumaron en los últimos dos años.

El pasado fin de semana el competidor de Worldpay en Escandinavia, Nets Holding A/B, anunció que había recibido una oferta aunque no dijo de quién. La empresa con sede en Dinamarca tiene una capitalización de mercado de 4.500 millones de dólares. En abril, la emisora de tarjetas Mastercard recibió autorización de los reguladores para comprar la empresa de tecnología de pagos VocaLink Payments en 920 millones de dólares.

En 2015, JPMorgan reformó las infraestructuras del medio de pago Chase Pay para poder competir en mejores términos con las tecnológicas, en particular con Paypal. La batalla de fondo en el sector es entre la banca y las tecnológicas por impedir que estas últimas copen totalmente algunos segmentos que antes eran privativos de la banca y en los cuales las entidades de crédito tienen crecientes problemas para competir. El primer intento por parte de JPMorgan de regresar a las grandes adquisiciones en un sector en el que espera crecimiento se ha frustrado. El estrechamiento de los márgenes en el negocio del proceso de pagos por presión de los reguladores y la entrada de la competencia de las tecnológicas son factores que van a impulsar a un proceso de concentración en este mercado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...