edición: 2110 , Lunes, 5 diciembre 2016
12/09/2008

¿Y a nosotros nos llamaban ‘PIGS’?

Germán M. Crespo

No hay duda. La crisis no ha terminado. Si desde la Comisión Europea se advierte que muchos de los países de la Unión van a entrar en recesión –incluido nuestro país-, la gestión bancaria de los países del G-8 deja mucho que desear, a la vista de los últimos acontecimientos. Si desde los países más liberales –EEUU y Reino Unido-, se nacionalizaban bancos sin vergüenza ninguna, ahora surgen nuevos movimientos proteccionistas en idéntico sentido. Desde el otro lado del Atlántico vemos a las autoridades económicas estadounidense buscar un ‘caballero blanco’ para salvar los muebles del mítico Lehman Brothers y se rumorea que sea Bank of America quien se quede con el pastel. En nuestra ‘liberalizada’ Europa, las autoridades económicas alemanas fomentan la compra del Postbank por parte del Deutsche Bank, desplazando así al Santander y evitando la entrada de ‘extranjeros’ en la banca germana.

La actual crisis mundial, nacida en EEUU con sus famosas hipotecas basura, parece que no termina y las consecuencias de la imaginativa gestión de la banca norteamericana sin duda seguirán afectando a la evolución de la economía mundial. Ahora nos tenemos que enfrentar al salvamento de Lehman Brothers, forzado a celebrar intensas conversaciones para una posible venta, en coordinación con el Gobierno estadounidense en un intento desesperado por salvar el atribulado banco de inversión.

Las dificultades del cuarto mayor banco de inversión de Estados Unidos se tradujo en una caída en el precio de las acciones del 40%. Con las ayudas del Gobierno estadounidense y la Reserva Federal, intentan evitar una nueva intervención y buscan un aliado que afronte la compra. El nombre que más suena es Bank of America. Las autoridades quieren evitar a toda costa su intervención y tampoco se descarta trocear la entidad. Un ejemplo más de cómo la banca estadounidense ha decido experimentar en lugar de gestionar, algo que en ‘nuestra casa’ hemos sabido gestionar.

Alemania, la locomotora económica por antonomasia en la Unión Europea, ha decidido que su sector bancario no se toca y ha influido todo lo posible para que Deutsche Bank comprase Postbank e impidiera, de paso, la entrada del Grupo Santander en la banca alemana. Pese a que el banco dirigido por Emilio Botín reconocía ayer la presentación de una oferta indicativa para la posible compra del 100% del Postbank, las autoridades han preferido que Deutsche Bank adquiera la entidad por partes, Es decir, que primero comprará el 29,75% del capital del Postbank, por la que pagaría unos 2.500 millones, y más adelante se haría con una participación completa, ya tendría un derecho preferente de compra para alcanzar el 50,01% de la entidad. En definitiva, maquillar con ‘fusiones’ el proteccionismo que existe en al banca alemana.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2016 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...