edición: 2413 , Viernes, 23 febrero 2018
04/02/2011

Yoigo se afianza en el 'redil' de Telia con su primer Ebitda positivo

ICNr

Traspasa, por primera vez, dos de las líneas rojas que le prometió a su matriz: aunque la cuarta operadora móvil española cerró el ejercicio de 2010 aún con pérdidas de 441 millones de coronas (50 millones de euros), lo hacía con sus primeros 'números negros' en sus cuatro años de vida: un ebidta positivo de 78 millones de coronas (8,8 millones de euros), que le permitía, de paso, aliviar un 55% las pérdidas anuales respecto a las de 2009, de 995 millones de coronas (112 millones de euros).

Con 2,28 millones de usuarios y una cuota de mercado del 4%, el mercado español es el el quinto más importante para TeliaSonera, con 5.979 millones de coronas suecas de facturación y Yoigo, en el objeto de sus elogios en esta presentación de resultados. Por si las dudas, la operadora sueca hace saber que no hay sitio para su 76% de Yoigo en ningún escaparate de ventas en Europa. Ya sólo la ecuación del reparto de frecuencias móviles en los tableros de Industria la inquietan.Telia se compromete invertir en la licitación que el Gobierno anunció para en el segundo trimestre del año.

Después de 2008 y parte de 2009 en la mesa de ofertas, la operadora sueca, Telia Sonera, la mantuvo desde 2010 salvaguardada de ‘pretendientes’ ajenos, pero la cuarta operadora movil española sabe que ese ‘tempo’ y con él parte de sus garantías de futuro pasan por los 310 Mhz de frecuencias que Industria repartirá. Y con ellas, por el ‘ahora o nunca’ para el trasplante de su cuarta generación móvil LTE y para el acceso a antenas y dispositivos más baratos. Ya sabe que no tiene garantizados los 5 Mhz en 900 Mhz, los tendrá que disputar con Orange y quizá con el cártel de las cableras y asumir los costes -aún desconocidos- de la puja por 1.800 Mhz, si se liberan. Yoigo comienza a calentar ‘tambores de guerra’: si no hay cambios -advierte- el concurso-subasta acabará en Bruselas. Hace ondear, entre tanto,los compromisos de licencia y, con ellos ‘méritos’ para ir calentando sus aspiraciones a las nuevas frecuencias. El acuerdo con el Gobierno exigía una cobertura de la población del 50% en y 2.700 estaciones base en 2011 y alcanzar el 90% de población en 2020, pero a finales de 2009 ya tenías una cobertura del 60% de la población, más de 3.300 estaciones base) y más de 700 tiendas exclusivas.

Yoigo busca reafirmar su perfil, ponerse cómodo en la piel de la más pequeña de las operadoras con red propia en España, de la mayor de las autoproclamadas ‘low cost'.
Johan Andsjö se aferra a la “excepción española” -un mercado en el que aún los precios son más caros que en Europa, saturado pero aún no es maduro- para extender las grietas de su horizonte: "En 2006 llegamos a un mercado saturado y apostamos por un modelo de negocio basado en la externalización y los precios low-cost y el mercado ha respondido perfectamente", celebraba el consejero delegado, que se acaba de comprometer a ograr cash flow positivo a finales de 2011 (lo que le exigirá seguir incrementando la captación de clientes), maximizar el valor para el accionista y alcanzar una cuota de mercado del 10% en 2015.

Los ingresos del grupo en el cuarto trimestre aumentaron un 35%, hasta los 1.613 millones de coronas suecas (181,67 millones de euros), mientras que la facturación para el conjunto del año se incrementó un 46%, hasta los 5.979 millones de coronas suecas (673 millones de euros).Aunque el peso de la filial española en el conjunto del grupo es del 6% en ingresos, casi un 50% del crecimiento de los ingresos del grupo se debieron a Yoigo. Ha registrado un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 78 millones de coronas suecas (8,78 millones de euros) en el cuarto trimestre de 2010, frente a las pérdidas operativas de 119 millones de coronas suecas (13,4 millones de euros) del mismo periodo del año anterior.

Hasta ahora, armado en la guerra de tarifas y una distribución comercial agresiva, la cuarta operadora móvil española ha podido pescar en todas las aristas del mercado español y de sus propias contradicciones: a pesar de sus ‘rojos', el 'brazo' español de Telia Sonera se anotaba los efectos de un año en el que junto a Orange lideraron la portabilidad móvil, con un saldo positivo de 472.583 y 238.648 nuevas líneas, respectivamente, seguidos de los operadores móviles virtuales (OMV), con 83.070 nuevos números, según los datos mensuales de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT). La operadora alcanzó al final del año los 2,28 millones de clientes, lo que supone  haber sumado 777.000 a lo largo del ejercicio, un 55% de todo el crecimiento de  clientes móviles (1,42 millones) de TeliaSonera en el mundo, la filial del grupo que más usuarios de telefonía móvil ha aportado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...