edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
27/07/2009
OBSERVATORIO DE TELECOMUNICACIONES

Yoigo suda la fiebre low cost de espaldas al escaparate de Telia Sonera

Se abraza al ‘arte’ de ganar clientes sin salir de números rojos, mira a 2014 y expande su cobertura
Ana Zarzuela

Mira al frente y se cobija en el paraguas aún protector de TeliaSonera. La matriz sueca no deja de barajar opciones para su 76,6% en Yoigo, pero ahora evita sacarle brillo al cristal en el que exponen a la cuarta operadora de telefonía móvil española. Por primera vez, al unísono con Johan Andsjö, Lars Nyberg espanta a los ‘mirones’; sobre todo, a los que quieren hacerse con todas las riendas de Yoigo. El brazo español de Telia asegura que tiene el respaldo de todos sus accionistas, la luz verde -y la letra pequeña de los números negros- desde tierras nórdicas para los dos próximos ejercicios. Johan Andsjö y la dirección de la teleco sólo tienen ojos para los 100.000 nuevos clientes, para el 44% de los usuarios de nueva incorporación y la facturación triplicada desde abril. Pero lo de la rentabilidad es otra historia. A la vista del incremento en sus ‘números rojos’ del 22% en el segundo trimestre, le duele su perfil low cost, la agresiva campaña para arañar clientes, el coste de la gestión de usuarios postpago y la subvención de los móviles, tanto como la expansión de la red. La mira está puesta en 2014, el interés en las ofertas exteriores. En latitudes españolas encara la crisis del sector y el descenso del consumo pisando el acelerador de las tiendas -500 nuevas franquiciadas- y de las antenas -800 más- para obtener una cobertura con red propia del 56%. Yoigo saca brillo a sus costuras: unas, le permitirán intentar anticipar en dos años los compromisos contraídos con el Gobierno y buscar ‘papeletas’ en el 'refarming' de la banda de 900 mhz, que Industria prometía cerrar este año y que Bruselas le acelerará. Las otras, adornan el escaparate al que el fondo Dougthy Hanson lleva asomado más de tres meses.

Se abraza al ‘arte’ de ganar clientes sin salir de números rojos. Lo han recordado sus resultados y los informes de la CMT: es una de las pocas operadoras móviles que cierra el semestre con alzas en todos los meses y  la única con  red propia que sale beneficiada de las portabilidades móviles, ganándole a su competencia desde abril 26.654 nuevos clientes -el 55% del total junto con las OMV-. Ha sido la tercera operadora -tras Orange y Vodafone- en captación de nuevos clientes, un 17,39% en el último trimestre. Incorporó 100.000 nuevas altas a su base de clientes en el semestre, a pesar de que la compañía tuvo que acometer una "limpieza" de 70.000 inactivos, hasta un total de 1,2 millones de abonados.

La operadora de bandera sueca ha podido nadar a contracorriente del mercado y las aguas revueltas de las grandes operadoras europeas, lo suficiente como para aumentar su beneficio un 6% en 2008, e incrementar sus ventas un 13%, el mejor horizonte en su trayectoria en el primer año en la historia de la telefonía móvil con caída de ingresos, aumento del desempleo y la incertidumbre económica se han hecho notar en los ingresos de un sector que habían crecido a un ritmo medio del 23% en los últimos 10 años y siempre se habían situado por encima del 10%, pero en los dos últimos semestres sólo subieron un 1%. Armada en la guerra de tarifas y una distribución comercial agresiva, Yoigo ha arañado un 2,08% del mercado móvil -casi tanto como todas las demás OMV juntas- hasta demostrar que hay vida para las low cost españolas. También, que eso no es todo: Yoigo sigue siendo el hijo más caro de Telia: a pesar de cuadruplicar sus ventas en el último trimestre, pasea por los números rojos, sólo ha podido reducir pérdidas a la mitad en el último año, en parte por su empeño en estirar las costuras de su cobertura.

Ni el incremento en su facturación  un 155% en el primer semestre hasta los 7 millones de euros, ni su liderazgo en portabilidad, ni el refuerzo en su posición de mercado han podido amortiguar su Ebitda negativo -más aún en el último trimestre, por 30,8 millones de euros-, poco más han aliviado que la reducción de sus pérdidas brutas en un 12% en los seis primeros meses, pero no opacan su pérdida bruta de explotación de 63 millones de euros entre enero y junio. El peso de sus galones en cuota de mercado lastran la rentabilidad de una operadora muy ligada a la ‘dieta low cost’: las altas de clientes con contrato que llegan a Yoigo al calor del canto de sirenas de sus promociones ayudan a teñir un 22% más de rojo sus balances en el segundo trimestre. Tanto como el descenso de los ingresos en voz, o sus dificultades para hacerse sitio en la  banda ancha móvil. Debe pagar a Movistar y Vodafone, carga con la subvención de los terminales, la expansión de la red y la agresiva campaña para arañar clientes.

LA EXCEPCIÓN ESPAÑOLA

Johan Andsjö se aferra a la “excepción española” -un mercado en el que aún los precios son más caros que en Europa, que con 112,1 líneas por cada cien habitantes, está saturado pero aún no es maduro- para extender las grietas de su horizonte: Yoigo ha tocado con las manos el cielo del millón de clientes en menos de dos años y quiere un 10% del mercado móvil en cinco años, y fuera de números rojos, por más que las proyecciones de mercado recién publicadas por la CMT -con su plan de rebaja de los precios mayoristas de terminación-  colocan su horizonte, en el mejor de los casos, por encima de la línea roja del 4,5% del mercado en 2012.

Ni siquiera la previsión de la Comisión que será justamente Yoigo el que recoja la mayor parte de la cuota que pierdan Telefónica y Orange y sumará dos puntos y medio más lo acercan -según el calendario del regulador- a la bitácora con la que desembarcó en el mercado español en diciembre de 2006: llegar a la décima parte de la cuota del mercado, como tarde en 2015. Tendrá, además, que digerir la rebaja de los precios de terminación de llamada entre operadores móviles,  que afecta a Yoigo –hasta beneficiado de la ‘asimetría’ de precios impuesta por el regulador más que a Orange, Vodafone y Movistar. Con el nuevo ‘glide path’ propuesto la cuarta operadora móvil con red española tendrá que recortar sus precios en un 52% y contará sólo con un diferencial del 24% con respecto a los precios medios máximos del resto de sus competidores, frente al 48% actual.

Mientras Ono, Vodafone, Euskaltel y R Cable redujeron sus inversiones en más del 20% y Orange un 15,3%, el cuarto operador de telefonía móvil en España se la juega al todo o nada de la cobertura, ahora que los ingresos por voz caen en la telefonía móvil y que el sector descuenta que el horizonte de precios del mercado se abaratará en un 50% en tres años y dejará en la cuneta de la rentabilidad hasta a un 75% de las OMV y low cost. En banda ancha móvil Yoigo cree que habrá 9 millones de usuarios en 2014, pero no será hasta esa fecha cuando empiecen a aparecer las ofertas basadas en redes de cuarta generación con 100 megabits de velocidad y la TV en el móvil y los juegos online como arietes de la explosión de la próxima generación.

A falta de una decisión definitiva sobre el 'refarming' -España tendrá que hacerlo antes de final de año, Bruselas se lo exige- Yoigo ya está preparado para operar en la frecuencia de 900Mhz, una banda que permite una mejor cobertura indoor en ciudades, especialmente para datos móviles con alta velocidad, además de precisar de un menor número de torres en zonas rurales para crear cobertura de servicios UMTS y menos impacto medioambiental. Una gran parte de los teléfonos 3G del portfolio de Yoigo ya soportan UMTS 900 Mhz. Pero Yoigo respira aún por las heridas del ‘internet para llevar’  aunque el número de líneas activas de transmisión de datos móviles a alta velocidad creció un 82,1% hasta 1,19 millones de conexiones, Yoigo sólo ha conseguido arañar un 0,6%, menos de la cuarta parte de todas las OMV, muy lejos del 46,1% de Vodafone, el 35,1% de Telefónica, o el 15,6% de  Orange.

El futuro está bajo el microscopio del replanteamiento para Yoigo, pero lejos de los focos público. Es Telia Sonera la primera en recordar que, a la vista de que el beneficio potencial de Yoigo es menor que el de otros países, la sueca prefiere priorizar sus inversiones en los países, para empezar Euroasia, una zona donde logrará una mayor rentabilidad y más años para disfrutar con márgenes más altos. Y la primera, también, en contarle desde marzo a todo el que se acerque al escaparate de las telecos europeas que está más que dispuesta a escuchar ofertas por su 76,6% de Yoigo. Ganas no le faltan. Pero no es Telia Sonera la única que vuelve la mirada para otro lado. Por más que haya adornado el humo del baile a dos, a France Telecom ni las condiciones de las licencias UMTS ni el ‘Decreto Rato’ le dejan fácil poco más que la intención sobre Yoigo. Los llamados a la fiesta de los pretendientes de Yoigo se han ido cayendo de la lista. Deutsche Telekom está ocupada en digerir sus adquisiciones en Grecia y Serbia y Hutchinson, desaparecida.

A los posibles ´novios´ los disuade por igual el concierto desafinado de los demás accionistas (ACS, FCC y Telvent) que representan la cuarta parte del capital, que la herencia obligada de la vinculación de Yoigo a las redes de 2G y 3G con Vodafone y Telefónica, que no vencen hasta 2010 y 2012 respectivamente. Ni Carlos Slim ni los demás rebotados de la carrera por Digital+ (France Telecom, Murdoch y Liberty) están para mucho más que mirar si acaso a ONO que, al fin y al cabo, tiene la única red alternativa a la de Telefónica capaz de servir los 100 megas. Durante meses fueron los nórdicos los que se hicieron los suecos con la venta. Ahora, si nadie se asoma al escaparate, tendrán que comenzar con otro tratamiento de choque.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...