edición: 2885 , Viernes, 17 enero 2020
18/02/2009

Zapatero quiere “enredar” con las pensiones

Pretende modificar el sistema pero sin que el Estado pierda control
Juan José González

No sale de una y ya está tramando otra. Esta vez, se trata de uno de esos asuntos que le apasiona por su alto contenido social. Es, además, una de las cuestiones que consagran en la historia a todo aquel que lo intenta. Como al actual presidente no hay vara que se le resista, así que allá que va: objetivo, modificar el sistema español de pensiones. Ya era este uno de los puntos que se trató de introducir en el último programa electoral, pero sin éxito, por múltiples problemas políticos.

El sistema actual, denominado de reparto, es uno de esos en forma de pirámide que tanto temor suscitan a propósito de algunos episodios recientes en el mundo financiero, sobre la base de un pacto intergeneracional consistente en que las pensiones a los jubilados de hoy son ‘pagadas’ con los impuestos sobre las nóminas de quienes trabajan en el momento actual. Un sistema que, en principio puede ir sobre ruedas si los segundos son capaces de mantener a los primeros, pero que puede hacer agua si el número de jubilados es mayor al de los trabajadores contribuyentes. Y como todo indica que los tiros van por ahí, el presidente del Gobierno quiere poner manos a la obra a sus ideólogos de La Moncloa para resolver el entuerto.

Ideólogos convencidos de que para abrir el melón del cambio de sistema de pensiones es necesario abrir previamente un debate para fijar las posiciones de los partidos políticos y demás grupos de presión, pero sin hacer demasiado ruido, algo casi imposible de alcanzar. Se trata, de nuevo, de una idea lanzada desde la ‘factoría Caldera’, think tank del que se dice que en sus propuestas va siempre a remolque y nunca por delante. Por lo que se supone que el asunto de las pensiones sea más bien un encargo que no una iniciativa.

El asunto debe encontrarse en un punto tal de ebullición que recientemente, con motivo de la visita a Madrid de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se mantuvo una conversación entre técnicos de ambas administraciones a propósito de los sistemas de pensiones y otro asunto menor acerca de las transferencias de divisas internacionales. Es conocida la aversión argentina al Banco Mundial (una de esas relaciones amor-odio entre acreedor y deudor), principal impulsor de un sistema de reparto mixto, formado por tres pilares: uno, el presupuesto general del Estado; otro, aportación obligatoria del trabajador, y el tercero voluntario por el que los trabajadores guardarían sus ahorros, a voluntad, en depósitos sin tributación, es decir, exentos del impuesto de la renta (IRPF).

Pero el sistema propuesto por el Banco Mundial no gusta en todos sus términos. En medios oficiales se considera que el control –ahora total- que tiene el Estado en el sistema actual es “garantía de pensión mínima universal”, pero respecto a los dos pilares restantes, el Gobierno no las tiene todas consigo. Sobre todo en lo que atañe a la pérdida de “soberanía” del Estado en el sistema económico y por romper la dependencia hacia el mismo dejando al pensionista en manos de la suerte –sólo en parte- del sector privado. El único obstáculo, o reparo, que tiene el sistema mixto es que deja “demasiado expuesto al sector privado el asunto de las pensiones” y esto suena a privatización, algo de lo que no se quiere oír hablar en el Ejecutivo.

Por su parte, desde el ministerio de Economía se tienen en cuenta otros criterios con menor carga política. A Economía le interesa, en mayor medida, que la tasa de ahorro nacional sea superior a la actual. De esta forma ayudaría a resolver los desequilibrios puntales (como en la actualidad) de un déficit por cuenta corriente.

El asunto de la reforma del sistema de pensiones se encuentra ahora en una fase superior a la de estudio. En ésta se han analizado en profundidad los distintos sistemas, en qué países funcionan -guardando las distancias y peculiaridades nacionales-, sus resultados y, sobre todo, cómo ha funcionado la prestación de la pensión en sociedades con muchos jubilados, menos trabajadores y alta tasa de desempleo. Y los resultados no parecen avalar los deseos ni de Economía ni de Presidencia.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...