edición: 2703 , Miércoles, 24 abril 2019
11/01/2010

Zapatero quiere que Europa controle el ‘apalancamiento’ de los fondos de inversión alternativos

Javier Ardalán
Zapatero ha anunciado que uno de los grandes objetivos de la Presidencia española de la Unión Europea para este semestre es la ‘Directiva sobre los fondos de gestión alternativos e incremento de la calidad de la regulación de capital de las entidades de crédito y de empresas de servicio de inversión’.

Hablamos de alrededor de 2.000 millones de dólares en activos, que son administrados actualmente por los gestores de este tipo de activos. El sector incluye los fondos de cobertura y de capital privado y fondos inmobiliarios, fondos de materias primas, los fondos de infraestructura y otros fondos institucionales.

La propuesta de Zapatero llega en pleno debate comunitario de ¿hasta qué punto se deben regular los fondos de inversión alternativa? Los diputados de izquierda en el Parlamento Europeo piden una legislación más dura, mientras que los de derecha temen que dicho endurecimiento acabe ahogando la industria o provoque su fuga a países fuera de la Unión.

Algunos de los principales ‘hedge founds’ británicos ya han advertido al Tesoro de que podrían verse obligados a abandonar al país hacia Suiza o Estados Unidos a menos que se introduzcan cambios drásticos en el proyecto de la directiva europea.

Por eso, el Parlamento Europeo busca un consenso sobre las obligaciones de los administradores; un enfoque coordinado para supervisar los procedimientos de gestión de riesgos, gestión interna y la transparencia, y dispositivos claro para ayudar a los supervisores en la gestión de estos riesgos, tanto dentro de un marco nacional que a través de la cooperación efectiva de los supervisores, y el intercambio de información a nivel europeo. Las prisas, por tanto, pueden ser alas consejeras.

Zapatero busca que la Comisión Europea esté facultada para fijar límites de apalancamiento (relación entre capital propio y crédito invertido en una operación financiera) cuando así lo exija la estabilidad y la integridad del sistema financiero. La directiva confiere adicionalmente a las autoridades nacionales atribuciones para restringir, en situaciones de urgencia, el recurso al apalancamiento respecto de gestores concretos y en circunstancias excepcionales.

Se busca, además, un sistema de licencias para los gestores, supervisado por los reguladores nacionales y europeos, que garantice el control de los riesgos que puedan poner en peligro el sistema financiero, porque la crisis financiera ha puesto de relieve hasta qué punto los fondos de inversión alternativa son vulnerables a una amplia serie de riesgos, que afectan de manera directa a los inversores, pero suponen también una amenaza para los acreedores, las contrapartes de las operaciones y la estabilidad e integridad de los mercados financieros europeos.

El cumplimiento de los requisitos de la Directiva propuesta bastará para que los gestores puedan comercializar fondos alternativos entre inversores profesionales en los mercados de otros Estados miembros. La comercialización transfronteriza estará sujeta únicamente a la presentación de la oportuna información a la autoridad competente del país de acogida.

En la actualidad, numerosos gestores establecidos en la UE gestionan fondos domiciliados en terceros países y los comercializan en Europa. La Directiva establece nuevas condiciones tendentes a abordar los riesgos suplementarios que de las referidas operaciones puedan derivarse para los mercados y los inversores europeos. Asimismo, garantiza que las autoridades fiscales nacionales puedan obtener de sus homólogas del tercer país considerado toda la información necesaria para someter a impuestos a los inversores profesionales nacionales que inviertan en fondos extracomunitarios.

Los gestores deberán informar periódicamente a las autoridades competentes sobre los principales mercados e instrumentos en los que negocien, así como sobre sus principales exposiciones, resultados y concentraciones de riesgo.

La propuesta forma parte de un ambicioso programa de la Comisión Europea orientado a garantizar que todos los agentes y las actividades que se hallan expuestos a riesgos significativos estén sujetos a una regulación y un control adecuados1. La legislación propuesta impondrá obligaciones armonizadas a todas las entidades que desarrollen la actividad de gestión y administración de fondos de inversión alternativos.

Tanto el Parlamento Europeo como el Grupo de Alto Nivel sobre la Supervisión Financiera, presidido por Jacques de Larosière, han reiterado la necesidad de una mayor regulación en este sector. Tal necesidad es objeto de debate en los trabajos del G20, la IOSCO y el Foro de Estabilidad Financiera.

Los gestores de fondos alternativos se rigen actualmente por una combinación de disposiciones nacionales en materia financiera y de Derecho de sociedades y disposiciones generales de Derecho comunitario, que se completan, en algunos ámbitos, con normas elaboradas por el propio sector. Sin embargo, existe un amplio consenso de que esta normativa resulta insuficiente, fundamentalmente por  la perspectiva eminentemente nacional que tienen, que como en muchos otros mercados comunitarios ignora la naturaleza transfronteriza de los riesgos.

El actual proyecto se plantea que las condiciones de autorización inicial y organización de todos los fondos alternativos se rijan  por un conjunto de disposiciones básicas comunes, que estarán adaptadas a las distintas clases de activos, de modo que las políticas de inversión no queden sujetas a requisitos inadecuados o irrelevantes y, por tanto, carentes de sentido.

Además de las disposiciones comunes, la propuesta prevé una serie de disposiciones específicas, aplicables exclusivamente a aquellos gestores de fondos que empleen determinadas técnicas y estrategias en la gestión, como el recurso sistemático a un elevado nivel de apalancamiento o la adquisición del control de sociedades, y destinadas a garantizar un alto grado de transparencia con respecto a tales técnicas.

La directiva se plantea una exención para los gestores de fondos alternativos con menos de 100 millones de euros, lo que supondrá un 10% del total del mercado, pero con un volumen de operaciones muy poco relevante.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...