edición: 2553 , Jueves, 13 septiembre 2018
Los especuladores juegan con el mercado y afectan al precio de la electricidad

Fondos y bancos anticiparon el efecto de la reforma de los derechos de emisión de carbono empujando sus precios

logo El nuevo régimen comenzará en 2019 pero los precios ya se multiplicaron por cuatro en un año

Carlos Schwartz
Fondos especializados de alto riesgo y grandes bancos con importantes departamentos de inversión en materias primas han obtenido grandes plusvalías con sus adquisiciones de derechos de emisión de carbono a bajos precios. Los beneficios se han hecho a expensas de la diferencia entre el precio de adquisición y su precio actual de mercado, varios meses antes de que el nuevo régimen de los derechos comience a operar. Estos especialistas, que no se retiraron del mercado de derechos de emisión de carbono de la Unión Europea (UE) durante el periodo en el que bajaron de forma precipitada, tras la crisis financiera internacional y la fuerte caída en la demanda de energía en Europa, se han dedicado a acaparar esos activos. Las compras se hicieron en el periodo en el cual este elemento de regulación del mercado estaba a precios de saldo. 
Leer más...
LA OREJA DE LARRAZ

Mapfre anuncia una OPA sobre Funespaña

ICNR
La oferta es sobre el 4% del capital que aún no posee de Funespaña y su intención de excluirla de cotización. La junta general de accionistas de Funespaña ha aprobado la formulación de la OPA. En la información publicada a través de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Mapfre recuerda que ya posee el 96,003%, es decir, 17.661.628 acciones de la compañía. El capital social de Funespaña asciende a "5.519.069,40 euros, representado por 18.396.898 acciones de 0,30 euros de valor nominal cada una".
Leer más...
En tono de alarma y prevención del Supervisor bancario 

Europa pone en marcha un movimiento desesperado para salvar a la banca alemana

logo Prisas por crear el Fondo de Garantía Europea de Depósitos y por aplicar Basilea III al mismo tiempo. Todo para cerrar la fusión urgente de la banca alemana cuando llegan vientos de crisis

Juan José González
"Se necesitan campeones europeos". Parece un bando con objetivos deportivos pero no, es una comunicación de Danièle Nouy, presidenta del Mecanismo Único de Supervisión de la Unión Europea dirigida al sector financiero y a los Gobiernos que corresponda. Llamada de urgencia en el fondo que pretende llamar la atención del sector bancario, seguramente alarmada por las cifras de los dos grandes bancos alemanes como también por el reconocimiento de no haber hecho los deberes a tiempo. En el guion de la etapa posterior a la crisis de 2008, figuraban, entre otros, la necesidad de grandes fusiones, la puesta en marcha de un Fondo de Garantía Europeo de Depósitos y la implantación homogénea de Basilea III. Y resulta que el paso del tiempo muestra que los tres están por hacer. Nada nuevo en la corriente de opinión procedente de las autoridades supervisoras europeas respecto a su deseo, ya conocido, de impulsar la formación de los "jugadores globales", los "campeones europeos" para el sector financiero con el objetivo de crear grandes grupos bancarios globales y trasnacionales.
Leer más...

Toque de Tentenublo

¿Es el enemigo? Que se ponga...

Gila regresa a la gran pantalla con un diálogo propio de su mordaz talento bélico. Parece querer encarnarlo Margarita Robles, quien solicita al enemigo una tregua, un parón, un tiempo muerto mientras se estudia todas las comandas de la clientela, esos contratos destinados a la industria militar. No se da cuenta que cuando se está en la guerra no se puede esperar ni mucho menos pedir tregua; nadie se fumaría un cigarro entre bala y bala. Pero Margarita no opina lo mismo.

Escudos, cascos, coderas, rodilleras y chichoneras, a ser posible todo en plástico biodegradable o madera. Así es el nuevo catálogo de productos de guerra (defensiva) con el que sueña la ministra de Defensa y que puede llegar a la mesa del Consejo de Ministros en nada. Se acabó fabricar munición ¿qué es eso de granadas de mortero, bombas, cartuchos y torpedos? Nada de artículos artilleros porque conllevan peligro de explosión y riesgo para el enemigo.

Antes de pedir tregua, de revisar un contrato, de aceptar nuevos encargos, hay que decidir qué hacer con la industria militar, esa que da empleo a 22.000 personas, esa que exporta 4.350 millones de euros un buen año. Son 250 empresas que facturan 10.700 millones de euros al año. Entre ellas figuran Navantia, también Airbus Military (antes CASA), General Dynamics (antes Santa Bárbara) e Indra. Es una industria que vive un buen momento, es el 1,12% del PIB nacional.

Convencidos de que siempre será mejor producir y exportar tomates, pepinos y naranjas, lo cual da empleo a más de 22.000 personas, producir balas y ametralladoras, la verdad, es menos deseable. En este sentimiento coinciden la mayoría de los Gobiernos europeos que como el de España, mantienen tropas en medio mundo, como buenos colaboradores de la OTAN. Pero al margen de argumentos a favor o en contra de la industria militar armamentista hay que dejar a un lado la demagogia y la hipocresía ideológica y responder a la pregunta sobre si se desea o no mantener la industria militar. Coherencia y seriedad.

Leer más...
Observatorios

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...