edición: 2758 , Jueves, 11 julio 2019

La inversión global en renovables cae en el primer semestre por la reducción de subsidios en China

logo La inestabilidad política española deja en el aire la Ley de Cambio Climático y Transición Energética

Carlos Schwartz
La inversión global en energías limpias cayó al nivel más bajo de los últimos cinco años en el primer semestre de este año por una reducción drástica en los proyectos chinos de energía renovable con una caída del 14% hasta los 117.600 millones de dólares, comparado con el mismo periodo el año anterior. La limitación de los subsidios a la energía solar y eólica acordada por Pekín el año pasado han tenido un efecto de freno en el desarrollo de proyectos en el país, cuyo cambio de política energética en favor de la generación limpia aceleró la inversión global en este tipo de energías. Sin embargo, a pesar de la adopción de criterios de generación limpia por parte de China, en 2017 y 2018, de acuerdo con datos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las inversiones en renovables cayeron, mientras subían las inversiones en la extracción de combustibles fósiles. Las inversiones en renovables el año pasado cayeron el 1% con un total global de 304.000 millones de dólares, el nivel más bajo desde 2014, según la Agencia. Las inversión en la minería del carbón aumentó un 2,6% respecto de 2017, alcanzando los 80.000 millones, mientras que la inversión de capital en la extracción de gas y petróleo aumentó un 3,7% hasta los 477.000 millones de dólares, lo que indica una balance muy favorable a los combustibles fósiles. Estos datos indican con claridad que el impulso dado por la Conferencia de París por el Cambio Climático está en franca desaceleración, afectada esencialmente por los crecientes problemas económicos internacionales.
Leer más...
Para el BCE es más grave la falta de liquidez que la liquidación

La crisis de Deutsche Bank, como la del Popular, evidencia las carencias del supervisor

logo Si se liquidó un banco solvente como el Popular por qué no se liquida ahora el Deutsche. En realidad, los dos pasaron por el mismo problema -falta de liquidez- siendo esta la causa de la liquidación

Juan José González
Unas opiniones de Joaquín Almunia, ex vicepresidente de la Comisión Europea sobre el rescate bancario de 2012 ("se nos escapó el Popular") se han querido unir, seguramente sin intención, pero sí en conexión, con el ajuste con tintes revolucionarios del Deutsche Bank, entidad que en los últimos siete años llevará consumidos la colosal y friolera cantidad de 175.000 millones de euros (la suma de los 125.000 millones para limpiar basura en 2012 y los 50.000 millones que ahora acuñan a toda velocidad para que estén listos un día de estos). En ambos casos, los supervisores europeos, se supone que responsables en algún grado del resultado final -crisis, quiebra o intervención- del banco germano y del español, no parecen dispuestos a aceptar una parte importante de la culpa de los dos eventos como tampoco a reconocer las carencias de la supervisión del BCE que parece tener en el juego reiterativo de los test de estrés la mejor o peor coartada para justificar algunas de sus actuaciones. Llaman la atención las manifestaciones de Almunia siete años después de la crisis bancaria española -que se dijo de las cajas- a toro pasado, lo que se dice con perspectiva suficiente como para pensar que el tiempo lo cura o lo borra todo. Como en aquel mismo año (2012) la crisis de Deutsche Bank, entidad sobrada de conocidos problemas, logró pasar inadvertida para las opiniones de los supervisores europeos.
Leer más...

Bruselas eleva al 2,3% el crecimiento de España en 2019 tras la ”sorpresa” del primer trimestre

ICNR
La Comisión Europea ha revisado dos décimas al alza su previsión de crecimiento para España en 2019, cuando confía en que la economía se expandirá a un ritmo del 2,3%, prácticamente el doble que el crecimiento del 1,2% proyectado para la zona euro, mientras que ha mantenido sin cambios su pronóstico de crecimiento del 1,9% en 2020, medio punto por encima de la media prevista para la eurozona.
Leer más...

Toque de Tentenublo

Carlos Torres irá a Moncloa

BBVA será sin duda la estrella de la próxima legislatura, cuando arranque, claro. Tiene asegurado el podio, el trono en el candelero mediático. No habrá agencia ni asesor, tampoco estrategia ni estudio capaz de apear al banco del popular sillón. En el banco saben que se vivirán días de gloria, jornadas de duelo para una reputación maltrecha, líos, rectificaciones y desmentidos, notas aclaratorias, caras y gestos malhumorados. En el banco no se celebrarán efemérides porque no está el patio para festejos.

Estrella será el banco también en más de una y de dos conversaciones en Moncloa. Es el segundo banco del sistema financiero español y el Gobierno debe ser (y en este caso lo es) sensible a los problemas del BBVA. No se trata de números, de un trimestre regular por los líos de Turquía o México, no. Es un asunto de consejo de administración porque están en juego cosas que afectan al gobierno de la entidad, esto es; a su presidente y a su expresidente. Y además el Gobierno debe estar muy atento porque la dimensión de la entidad bancaria interesa, supervisa y controla en Europa.

Caprichos del tiempo han querido que el lodazal en el que vive el BBVA se cruce con la crisis de Gobierno en funciones, siendo así que mientras los políticos estén distraídos en pactos y acuerdos, los problemas del banco pasarán inadvertidos. Pero, eso sí, superados los obstáculos que impiden la formación de un nuevo Gobierno, en el banco se temen lo peor. No es la primera vez, ni la segunda, que en Moncloa se `preocupan´ por las cosas de la banca. Y la banca, antes o después, deberá pasarse por presidencia para saludar y ahí que irá Torres.

No parece el presidente del Gobierno, seguramente el mismo que hoy trabaja en funciones, una persona desinteresada por la marcha de los centros de poder, se diría que nada le da igual si puede darle. Y en el caso de la crisis del BBVA (por el caso Villarejo) se da por seguro que intervendrá. No le queda más remedio: es un banco sistémico, no se puede permitir una crisis duradera en la cúpula, tampoco de reputación. El supervisor local tiene la intención de trasladarle sus preocupaciones y el BCE es probable que ya le haya formulado alguna pregunta sobre si piensa que el banco puede tener algún sustituto de confianza, capaz de sacar al banco del agujero, de recuperarlo. Porque Torres ya no es de confianza para el regulador ni para el supervisor. Así que Carlos Torres deberá estar atento al BOE para conocer a los nuevos gobernantes, los que le pueden llamar a Moncloa a consultas.

Leer más...
Observatorios

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...