edición: 2840 , Miércoles, 6 noviembre 2019
Riesgos políticos y también económicos

La inversión empresarial bloqueada, pendiente de las medidas del nuevo Gobierno

logo Se muestran escépticos sobre el resultado del próximo domingo y no creen que el Ejecutivo traiga la estabilidad necesaria para desbloquear la inversión

Juan José González
Los pronósticos parecen apuntar hacia una repetición de los resultados de las pasadas elecciones, situación condicionada por la fuerte dispersión de los votos, común denominador de las últimas consultas electorales. Luego, la sensación que percibe el mundo empresarial y financiero difícilmente podrá ser diferente a la que transmiten en la actualidad. Apatía y desconfianza, una mezcla que envuelve el sentimiento empresarial, el mismo que mantiene la inversión con el freno echado desde hace varios meses, quizá desde finales del pasado ejercicio, cuando se conocieron las cifras del parón inversor al tiempo que comenzaron a llegar los primeros síntomas de una desaceleración que se ha confirmado hace apenas tres meses. No parece que las fuerzas políticas en liza ofrezcan muchas garantías para lograr la estabilidad necesaria, la que ayude al crecimiento de la inversión y a la creación de empleo, obstáculos que se hacen patentes para el futuro en la medida en la que no se atisban soluciones en los programas electorales como tampoco se desprende de las declaraciones de unos y promesas de otros para el caso en que llegaran al poder. Como reflejaba una encuesta de una consultora internacional, que analizaba el optimismo de los empresarios españoles tras el verano, sólo se muestran optimistas aquellos que se encuentran inmersos en inversiones en negocios tecnológicos. El resto ha echado el freno de la inversión y no pone fecha para recuperarla.
Leer más...
Los ingresos siguen cayendo

Las petroleras independientes estadounidenses protagonistas del auge del ’shale’, al filo del abismo

logo La pionera Chesapeake Energy advierte de que puede quebrar si los precios del crudo y el gas no suben

Carlos Schwartz
Cheasapeake Energy, una petrolera que fue pionera en la  explotación del gas y el petróleo no convencional, anunció que dejará de ser viable si el precio de las materias primas se mantiene deprimido o baja más en el 2020. El anuncio derribó el precio de las acciones y los bonos de la empresa y afectó a la cotización de todo el sector. La empresa, fuertemente endeudada, fue durante algún tiempo el segundo productor de gas de Estados Unidos detrás de ExxonMobil. Chesapeake se apalancó en el crédito bancario, y de los ahorradores que invirtieron en sus bonos, para sostener una producción que tras la caída de los precios del crudo en el verano de 2014 provocó fuertes pérdidas a estas empresas que sólo eran rentables con altos precios del crudo por sus fuertes costes operativos.
Leer más...

Toque de Tentenublo

Giro estratégico en Santander

De la noche a la mañana, de un día para otro o del domingo para el lunes, Santander ha modificado su patrón de actuación, desde un modelo más clásico de banca pura y dura en los últimos años -desde la muerte de Emilio Botín- hasta un modelo de banca de inversión, financiera, al más puro estilo JPMorgan. Es una clara evolución del negocio bancario, para unos aguas abajo, para otros aguas arriba. Y la compra de Forso Nordic muestra el cambio, la novedad en la estrategia de Santander.

Claro que más que de un cambio se podría hablar de una eventualidad temporal, una licencia de la diversidad que se puede permitir un gigante financiero, como es el caso. Y además parece muy razonable el cambio en la medida en que el negocio bancario no permite hoy -tampoco ayer y menos mañana- un juego distinto como hacia el que ahora parece enfocarse la entidad bancaria. Son las reglas de la política monetaria común europea las que están obligando al sector bancario a dedicarse a otras cosas, a probar, experimentar y apostar por nuevos negocios.

La compra de Forso Nordic es una buena oportunidad de mercado por razones estratégicas, justificadas por tratarse de una zona geográfica deseada por Santander y al mismo tiempo porque refuerza uno de los músculos más potentes y eficaces del grupo bancario como es la filial Santander Consumer Finance, que, como se sabe, financia con créditos la adquisición de automóviles, filial que ahora gana en presencia y en poder en el grupo financiero, proporcional a su aportación a las cuentas del banco.

Todo parece indicar que la nueva apuesta inversora del banco es uno de esos giros estratégicos que marcan la pauta a la competencia. Más si cabe en esta singular situación económica donde las entidades financieras están obligadas a bailar al ritmo de la política monetaria que convierte el negocio típico bancario de los depósitos de la clientela en algo tan aburrido como difícil es sacarle partido a un dinero sin precio. Aunque el banco no debe olvidar que el crédito para comprar coches o lo que sea, tiene tanto riesgo (o más) que los depósitos. Sólo hay que echar un vistazo a las necrológicas empresariales.

Leer más...
Observatorios

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...