edición: 2998 , Lunes, 29 junio 2020
Nuevos criterios para eliminar barreras

El supervisor bancario da el primer paso para flexibilizar la normativa de fusiones

logo Los planes del BCE rebajan el papel principal de la ratio del capital en las entidades bancarias de cara a un proceso de integración

Juan José González
El supervisor bancario europeo ha tomado una iniciativa, quizá la única reseñable en los últimos meses, para pulsar el grado de inquietud entre las entidades bancarias europeas de cara a evaluar su disposición a emprender operaciones de concentración. Parece tratarse de un intento de encontrar algún punto de acuerdo con el sector bancario con la vista puesta en el futuro. La iniciativa consiste en una consulta general a los bancos de la Eurozona con la quiere mostrar la necesidad de un cambio ante las nuevas realidades de la economía, una nueva situación que será más patente en la medida en que avance la post pandemia, un nuevo escenario al que ya están aplicando empresas de otros sectores como las telecomunicaciones o la hostelería. Si en estos dos casos la necesidad de adaptación a la nueva realidad (normalidad según la clase política) se debe a las dificultades propias de la falta de liquidez y un horizonte cercano de pérdidas insoportables, en el sector bancario la preocupación inmediata es el agravamiento de la falta de rentabilidad. Ante esta situación es probable que el supervisor único bancario haya creído necesario poner en marcha algo parecido a un plan, a una consulta general en el sector que permita conocer los planes de los bancos para la nueva etapa económica. Sospecha con razón el supervisor bancario que las entidades valoran desde hace tiempo la posibilidad de emprender fusiones.
Leer más...

El gasto en pensiones sube un 0,1% en junio, hasta 9.862 millones

ICNR
Las altas de pensión bajan un 23,4% interanual en mayo por la mortandad y el cierre de oficinas, según los datos ofrecidos por la Seguridad Social en el presente mes. La Seguridad Social destinó en junio 9.862,3 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, un 2,2%, más que en el mismo mes de 2019 pero sólo un 0,1% más que en mayo.
Leer más...

Las secuelas de la quiebra de Wirecard comienzan a hacerse visibles con una querella contra E&Y

logo Mientras los fondos mantienen sus posiciones cortas el Gobierno alemán considera cambios contables

Carlos Schwartz
Una asociación de accionistas presentó una querella contra el auditor Ernst & Young (EY) por sus auditorías limpias de las cuentas de la fintech alemana Wirecard que la semana pasada se presentó ante los juzgados de Munich para solicitar un concurso de acreedores. La crisis de la empresa, producto de sus artilugios contables para inflar los ingresos, se precipitó tras un prolongado acoso de las investigaciones periodísticas negadas sistemáticamente por la empresa. La empresa contó durante los últimos años de su actividad con la protección del regulador financiero BaFin que consideró que los ataques eran operaciones interesadas desarrolladas en colusión con los fondos de inversión que mantenían posiciones de ventas en corto sobre las acciones de la empresa y pretendían una caída artificial del precio de las acciones para hacer un beneficio espurio. Con independencia de la actividad de los fondos especuladores, la información filtrada por fuentes provistas de documentación interna de la empresa, supuestamente ex empleados víctimas de represalias por haber levantado las sospechas sobre operaciones ilegales en Singapur, era cierta tal como lo han demostrado los hechos. De acuerdo con la plataforma de análisis de datos de bolsa Ortex, sólo un 12,5% de las posiciones cortas mantenidas por los fondos de inversión en acciones de la empresa fue liquidado. Entre los que mantienen su posiciones están Slate Path Capital, Samlyn Capital, Coatue Management, Maverick Capital, y Coltrane Asset Management.
Leer más...

Toque de Tentenublo

Japonización como mal menor

La máquina de hacer dinero quiere recuperar el protagonismo de otras épocas de vacas flacas. La decisión de accionar la manivela que permite que los rodillos den vueltas e impriman sábanas de billetes de colores ha sido tomada por un banco central con suficiente peso en el sistema de las economías libres como para que el resto de bancos centrales del mundo emulen la práctica. En Norteamérica ya se han adelantado y la máquina de hacer dinero funciona a buen ritmo: el Gobierno central reparte dinero (un cheque de 1.000 dólares) a cada familia, lo cual sirve para poco pero creen que poco es algo. Al menos.

En Europa el banquero central piensa hacer lo mismo: repartir dinero, pero de otra manera. Planea empezar a comprar más papel de empresas y de Gobiernos con mayores deudas, una práctica que no es nueva porque ya viene funcionando desde hace años; los célebres estímulos monetarios. Es el remedio más a mano, más sencillo: comprar deuda emitida para que el sistema no sea un gran cementerio lleno de empresas sin liquidez, quebradas y en ruina. Ahora se va a dar el paso siguiente, como los norteamericanos: comprar las emisiones nuevas, el equivalente a dinero nuevo, a más dinero.

Pero en esta ocasión, la crisis es distinta, singular, monumental, y la previsión de pérdidas globales puede rondar a final de año los 15 o 17 billones de dólares, según las autoridades del Fondo Monetario Internacional, lo cual obliga a los banqueros nacionales a tomar otras medidas más severas, a ponerse al mismo nivel de las deudas previstas. En principio, el problema parecería estar resuelto: los Gobiernos hacen más dinero a cuenta del Banco Central, que es quien compra el papel con el que se pagan las deudas.

El sistema es el que recogen los manuales para casos de apuros mayores, catástrofes financieras y económicas en las que el pagador es una entidad superior, por encima de Gobiernos y bancos. Funciona desde hace décadas y consigue resultados a largo plazo, demasiado largo quizá para las urgencias de ahora. Tapa rotos y descosidos evitando quiebras (no todas, sino las más gruesas) facilitan que las empresas financien pérdidas. En Japón conocen bien la práctica: el nuevo dinero financia deudas y sólo deudas; no permite generar nuevos recursos, nada de nuevas inversiones, apenas crecimiento, ridículos. Eso sí, parece probado que se sale de la crisis, que no hay recesiones en varios años y que el remedio es mejor, o más leve, que la enfermedad. Es, en todo caso, el mal menor.

Leer más...
Observatorios

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...