edición: 3021 , Jueves, 30 julio 2020
Excesivo –y sospechoso- intervencionismo del BCE

Los proveedores de capital se plantean un cambio continental de bancos para asegurar dividendos

logo Los accionistas temen que el control legislativo puntual de los dividendos se convierta en crónico, pues todo indica, además, que la batalla de fondo es más amplia, como lo demuestra que se cuestionan también las retribuciones variables o bonus

Juan José González
El Banco Central Europeo le ha cogido el gusto al "decreto", a la orden supervisora, a la prohibición, en este caso, de distribuir el beneficio que obtienen las entidades bancarias de la Eurozona. Distribución que afecta directamente al pago de dividendos bancarios, una primera incomprensión si se tiene en cuenta, como ya apuntara José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) que la banca "no puede ser la única industria que no pueda pagar dividendo", medida "asimétrica" en boca del consejero delegado de Santander, Antonio Álvarez, una solución un tanto radical "limitación a cero" como la califica Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank. Sea como fuere, lo que está claro es que es una medida polémica, legalmente discutible y hasta recurrible por cuando suponga la limitación, mediante intervención administrativa, de un derecho establecido como es la percepción de una remuneración por un capital. Pero quizá sea el argumento del agravio comparativo ( en este caso competitivo) el que viene considerando y preocupando más a los gestores bancarios en la medida en que supone una salida, la huida, el cambio o la baja de los proveedores de capital que, obviamente, buscarían otros caladeros más seguros para su capital, caladeros que les garantizasen un retorno, un dividendo. Porque la prohibición es un elemento grave de discriminación, de agravio comparativo con otras entidades competidoras que no estén reguladas por la normativa europea.
Leer más...

La industria aeronáutica y sus auxiliares sufren de lleno el golpe del cese de los viajes por la pandemia

logo Los colosos Boeing y Airbus padecen las consecuencias de la suspensión de órdenes de las compañías

Carlos Schwartz
La cancelación de órdenes de compra de las principales líneas aéreas del mundo por aviones de los dos grandes fabricantes mundiales, la europea Airbus y la estadounidense Boeing, ha provocado severas pérdidas a las empresas aun cuando conservan tesorería para hacer frente a los momentos más críticos. Airbus comenzó el año admitiendo que el A380, el avión capaz de trasladar 600 pasajeros y que venía a sustituir al 747 de Boeing que quedará fuera de servicios este año en la mayor parte del mundo, había fracasado ante la tendencia global a utilizar aviones más pequeños y de menor consumo. La decisión, y la caída de ingresos de la empresa fruto de la crisis a la que han sucumbido las grandes líneas aéreas tras la interrupción del movimiento mundial de pasajeros por la Covid-19, ha provocado un plan de emergencia con 17.000 despidos a escala internacional de los cuales 1.600 se concentran en las diversas plantas de España. Mientras tanto su competidor Boeing anunció que reducía su producción de aeronaves y aumentaba los despidos tras anunciar que había perdido 2.400 millones de dólares en el segundo trimestre de este año reflejando el impacto de la pandemia sobre la demanda de aviones y la inmovilización de los 737 MAX tras dos accidentes fatales el año pasado. En el segundo trimestre de 2019 la empresa registró pérdidas de 2.900 millones de euros y la pérdida por acción el año pasado fue de 5,03 dólares comparado con 4,20 este año. Los ingresos totales de la empresa cayeron un 25% hasta los 11.800 millones de dólares.
Leer más...

Toque de Tentenublo

Endesa, expolio presto y allegro

Los ministros han cogido el filón de aplaudir efusivamente logros y éxitos. Si ayer se volcaban sobre el presidente Pedro `Marshall´, al siguiente lo hacen sobre Teresa Ribera, ministra de la Energía que observa complaciente la marcha triunfal de la italiana Enel en su filial en España, Endesa, de la que repatria anualmente un buen puñado de beneficios, el 70,01%, en modo dividendos. Hay literatura suficiente para demostrar que lo de Endesa es una burla nacional por lo que supone un expolio continuado y permanente de los beneficios de la compañía.

Las autoridades aplauden una vez más la salida de algo más de 1.100 millones de euros anuales con destino a la tesorería de Enel en Italia. Un negocio redondo, sin duda, que ya debe haber cubierto con creces la inversión inicial de compra allá por 2007, siempre aplicando la disciplina del pay out más favorable a la recogida del fruto de la huerta y que según algunos cálculos seguirá cosechando al mismo ritmo hasta 2022, año en el que, si antes no vende a un buen inversor, los italianos se habrán cobrado desde 2019 hasta ese año, 6.000 millones de euros. Sólo en estos cuatro últimos años.

Teresa Ribera parece así estar contenta con la marcha del sector eléctrico, si bien no se atreven en su departamento a generalizar, pues como empresas que son, piensan hacer algún ajuste laboral a la sombra, al albur o a rebufo de la crisis de la pandemia, argumento de moda a la medida de cualquiera de las necesidades más razonables o peregrinas que se puedan imaginar.

Y en esas anda la Endesa de los dividendos, la exportadora-expoliadora de riqueza al mercado italiano mientras decrecen las prestaciones para los colectivos más vulnerables en suelo patrio. Endesa ya le ha comunicado a Teresa Ribera que le sobra personal por todas partes y le solicita la aprobación de un plan de bajas voluntarias que le presentará en breve un italiano desplazado al efecto -Paolo Bondi-. Endesa sólo quiere dividendos, 1.200 millones al año, y para conseguirlos tiene que `ejecutar´ a 800 trabajadores “que sobran”, según dice la eléctrica italiana y que "no respeta la descarbonización". La ministra debería proteger el interés social ante un paro galopante y prohibir los ajustes en una empresa tan beneficiosa para sus accionistas.

Leer más...
Observatorios

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...