edición: 3066 , Miércoles, 14 octubre 2020
La austeridad da paso al gasto público sin techo

El giro de la política monetaria para crear inflación confirma las alarmas de los supervisores

logo A distintas velocidades pero Europa y Estados Unidos han coincidido en relegar austeridad y restricciones de gasto inclinándose hacia programas de gasto, estímulos, ayudas y subvenciones no exentos de efectos secundarios

Juan José González
Con los matices singulares pero en sintonía y hasta casi estudiada coincidencia, los bancos centrales de ambos lados del Atlántico se encuentran calculadamente en posición de maniobra. Movimiento estratégico el que planean estos días de alto riesgo los supervisores financieros de la Reserva Federal (Jerome Powell) y del Banco Central Europeo (Christine Lagarde). Ambos comparten el riesgo evidente que están mostrando tanto la economía norteamericana como la europea de colapso. Y no es para menos si se tiene en cuenta el resultado de la primera parte (ola) de la pandemia, con un catastrófico dato sobre los PIB de cada país tras el confinamiento. Ambos bancos centrales son conscientes de que la situación de hoy es el reflejo del confinamiento de la mitad de la población del planeta y que las medidas adoptadas con posterioridad no han hecho más que confirmar y agravar la situación. Las restricciones de movilidad han sido la guillotina de la economía y su resultado la recesión, los crecimientos negativos de hoy. Pero ahora el gran temor de las autoridades monetarias se centra en la etapa o fase que suele seguir a la recesión: la depresión. Gobiernos y bancos centrales están en ello, en la fase de adopción de medidas para detener la sangría de las economías; la europea ya con planes sobre la mesa y algunas decisiones en marcha, y la norteamericana, desde hace unas fechas volvados en programas de ayuda a la población y a las empresas, y con cierta urgencia, dado que el otoño es intensamente electoral.
Leer más...

La AIE augura el fin del incremento global de la demanda de petróleo en la próxima década

logo Señala que sólo se reducirá el uso intensivo de combustibles fósiles si hay un esfuerzo de los gobiernos

Carlos Schwartz
La Agencia Internacional de la Energía (AIE) señala en su Panorama Mundial de la Energía para 2020 que la crisis que acompañó a la Covid-19 ha causado más estragos que cualquier otro acontecimiento en la historia reciente en el sistema global de la energía, dejando cicatrices que durarán en los años por venir. “Pero que esta conmoción ayude en última instancia o impulse los esfuerzos para acelerar la transición hacia energías limpias y se alcancen los objetivos internacionales de clima y combustibles, dependerá de cómo los gobiernos respondan a los retos de hoy”, señala el informe. Éste analiza y hace un pronóstico para la próxima década explorando distintas vías de salida a la crisis actual. El documento incorpora los últimos análisis de la AIE sobre el impacto de la pandemia: la demanda global de energía caerá un 5% en 2020, las emisiones de CO2 relacionadas con la energía caerán un 7% y las inversiones en el sector se van a contraer un 18%. La Agencia encara su informe sobre la base de cuatro posibles escenarios para establecer cómo puede evolucionar el sector. En los que se refiere al Escenario de Política Energética Declarada, es decir el que refleja las intenciones y objetivos declarados en esta materia por los Gobiernos la demanda global de energía rebota hasta sus niveles previos a la crisis a comienzos de 2023.
Leer más...

Toque de Tentenublo

Dudas razonables

El enemigo nunca abandona el puesto, no deja de trabajar, acosar y presionar, siempre está activo, al acecho. Viene hoy al recuerdo el film (The Public Enemy) que narraba la historia de dos pandilleros durante la ley seca, allá por 1931, y sus fechorías en un mundo dominado por pandillas. Es cierto que el enemigo de algo, de lo que sea, siempre está en activo. Pero hoy los gánsteres se mueven en las redes sociales inspirados, probablemente, por grupos afines a Gobiernos e instituciones públicas.

Llaman la atención al respecto algunos medios como The New York Times, The Telegraph o Neue Zürcher Zeitung, todos críticos con las fechorías (políticas) de nuestros gobernantes a propósito de la gestión de la pandemia. Su preocupación es interesada, en particular la de los dos medios europeos que, obviamente, no pueden pasar por alto que sus respectivos Gobiernos recibirán menos, muchas menos, ayudas del Plan de Recuperación europea.

En otras palabras, medios alemanes y británicos (estos con intereses en Europa continental) trabajan, acosan y presionan para destacar el caos gestor que están exhibiendo los políticos españoles en la pandemia, que sitúan al país en el primer o segundo puesto de los países más afectados por el virus. La maniobra es clara y directa: pretende resaltar la imagen, la mala imagen, de un país desconcertado y enfrentado (en parte) como consecuencia de una mala gestión política y medidas contradictorias.

La mala imagen que proyectan los medios en el exterior, la que cala entre los inversores y empresarios que están pendientes del mercado español, no puede ser peor; es pésima y dañina. Y en ese terreno de juego se sustancia la competencia por hacerse con inversiones futuras, como también se quiere dejar en evidencia que el país del caos va a recibir 140.000 millones de euros en ayudas de una Europa también necesitada de recursos e igualmente recelosa sobre la gestión que puedan llevar a cabo esos mismos políticos del caos. Dudas, por cierto, muy razonables.

Leer más...
Observatorios

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...